Como ya sabréis, la semana pasada el mayor mercado de derivados del mundo, el Chicago Mercantile Exchange, anunció una auténtica bomba que sin duda marcará un antes y un después en la historia de las criptodivisas: el lanzamiento de futuros sobre Bitcoin antes de finales de este año.

Y es que parece ser que en el CME han aceptado que el Bitcoin es un nuevo asset class, y confían en que este nuevo derivado permitirá invertir en Bitcoin a cualquier inversor (ya no hará falta acudir a un exchange desregulado) a la par que intentará suavizar la volatilidad de esta criptodivisa.

De hecho, la situación actual con el Bitcoin no es tan distinta a lo que sucedió en los años 70 cuando se emitieron los primeros contratos de derivados sobre divisas. En aquella época solo los bancos podían acceder a los mercados de divisas y las relaciones de cambio entre monedas eran fijas. Por ello, las divisas no eran consideradas un instrumento financiero válido, pero con el apoyo de Milton Friedman (que unos años después recibiría el premio Nobel) el CME decidió lanzar futuros sobre libra, dólar canadiense, marco alemán, franco francés, yen, peso mexicano y corona sueca en 1972.

Justo 45 años después, el CME repite la jugada y, muy posiblemente saque buena tajada, por cuanto los analistas estiman que el potencial de beneficios de los derivados se sitúa en los 1.600 millones de dólares, motivo por el cual el Chicago Board of Trade (CBOE), competidor del CME, también está valorando lanzar derivados sobre Bitcoin.

A todo esto debemos sumarle la creciente demanda por parte de la industria financiera, siendo sus principales abanderados los hermanos Winklevoss, los cuales solicitaron ante la Securities and Exchange Commission (SEC) lanzar un ETF sobre Bitcoin que finalmente fue rechazado en marzo de 2017.

Precisamente en el statement que lanzó la SEC rechazando dicho ETF señalaba que una de las causas para rechazar el ETF era la falta de mercados de derivados sobre Bitcoin que estuvieran regulados. Muy probablemente los Winklevoss hayan presionado en el sector aunque curiosamente ha sido el CBOE y no el CME el que ha cerrado un acuerdo con Gemini (el exchange creado por los Winklevoss) para usar sus datos para lanzar derivados sobre la principal criptodivisa.

Por todo ello, es bastante probable que la CFTC finalmente dé el visto bueno al contrato que va a lanzar el CME y cuyas especificaciones pasamos a ver a continuación.


Las Características del Contrato
En primer lugar conviene señalar que el futuro sobre Bitcoin que va a lanzar el CME se negociará en base al CME CF Bitcoin Real Time Index (BRTI), un índice creado para obtener un promedio de los precios negociados en BTCUSD en los diferentes exchanges (Bitstamp, GDAX, itBit y Kraken).

Por su parte, la liquidación de los contratos se realizará en base a la CME CF Bitcoin Reference Rate (BRR). Se trata de un valor de referencia que se calcula una vez al día a las 16.00 h. (hora de Londres) tomando los diferentes precios de los exchanges y que será el utilizado para liquidar los contratos diariamente.

En la siguiente tabla tenéis todos los detalles relevantes del contrato; como podéis ver aún no tenemos datos sobre las garantías, en cuanto tenga el dato os actualizo la info.

Especificaciones Contrato Futuros Bitcoin

Será interesante ver el comportamiento de este contrato en sus primeras semanas, es probable que incluso sea posible encontrar oportunidades de arbitraje e ineficiencias que explotar. Habrá que estar atentos :P.


Saludos,
X-Trader