Me imagino que el artículo que saqué hace un par de semanas sobre operar con criptodivisas seguramente les picó el gusanillo y han estado investigando un poco sobre el tema a la vista de las tremendas rentabilidades que se pueden obtener con un poco de paciencia. Tanto si es así como si aún no conocen este mundillo de las criptodivisas y desean adentrarse en él, en este artículo les voy a contar paso a paso cómo iniciarse en él y poder realizar sus primeras operaciones en criptodivisas.


Primero Compremos Algunos Bitcoins
Si bien hay algún que otro mercado que admite depósitos directamente con tarjeta o transferencia, lo cierto es que la mayoría de ellos pide Bitcoins para poder operar. Por hacer un símil, imagínense que quieren operar en la Bolsa de Tailandia y solo nos permiten operar usando la moneda local, el thai baht. Para ello, primero deberemos cambiar nuestro dinero por thai bahts, y transferirlo al mercado para operar. Así pues, antes de poder empezar a comprar y vender criptodivisas deberemos cambiar nuestros euros por Bitcoins.

Si bien existen multitud de servicios para crear un monedero y comprar Bitcoins (en https://bitcoin.org/es/elige-tu-monedero podemos encontrar algunos de ellos), lo ideal para empezar a trabajar de forma eficaz es utilizar uno que admita depósitos con tarjeta. Dentro de esta categoría tenemos tres bastante buenos: CircleCoinBase y Cex.io. Este último es el que yo he elegido porque es en el que menos problemas he tenido para abrir cuenta y cambiar dinero rápidamente por Bitcoins.

En todo caso, les debo advertir que abrir cuenta en estos servicios no es precisamente sencillo. En todos ellos nos pedirán copia del DNI o el pasaporte, algunos datos relativos a la tarjeta de crédito, e incluso verificarán nuestra identidad solicitando que nos hagamos una foto de buena calidad con los documentos en la mano.

Una vez hayamos realizado el proceso de apertura y esté todo confirmado, podremos depositar fondos y con ellos comprar nuestros primeros Bitcoins, los cuales quedarán almacenados en nuestro wallet (billetero) virtual. Por el cambio nos cobrarán una pequeña comisión, del orden del 0.20%.

Ah, por si a alguien le queda la duda: no es necesario comprar un Bitcoin completo (que por cierto ahora mismo ronda los 650 €), podemos comprar la cantidad exacta que deseemos ya que el Bitcoin cotiza con 8 decimales, siendo la unidad básica el Satoshi = 0.00000001 Bitcoins. Al igual que sucede con lotes en Forex, aquí también tenemos algunos nombres específicos para ciertos tamaños:

Satoshi = 0.00000001 Bitcoins
µBTC = microBitcoin = 0.000001 Bitcoins
mBTC = milliBitcoin = 0.001 Bitcoins
cBTC = centiBitcoin = 0.01 Bitcoins
dBTC = deciBtcoin = 0.1 Bitcoins

Una vez comprobamos que ya tenemos los Bitcoins depositados en nuestro apartado de criptodivisas es hora de buscar un mercado o exchange donde empezar a operar.

Buscando un Exchange
Ahora es momento de abrir cuenta en un exchange para poder empezar a comprar y vender criptodivisas. Si buscan por la Red verán que hay muchas dónde elegir, existiendo incluso futuros y opciones sobre criptodivisas. Después de leer e informarme un poco al respecto, las mejores opciones son Bitfinex, BitStampBittrexKrakenBTC-e y Poloniex. En particular de BTC-e me ha gustado mucho que disponen de plataforma Metatrader por lo que se hace factible utilizar todos nuestros indicadores y EAs para operar criptodivisas. Pero sin duda, la más completa de todas por número de cruces es Poloniex, que es el mercado que he elegido para iniciarme y que suele ser de los primeros en adoptar las nuevas criptodivisas que van saliendo, como ha sido recientemente el caso de ZCash.

Una vez tenemos abierta cuenta en el exchange que deseemos, ahora ya solo nos falta enviar el dinero desde nuestro wallet para empezar a operar. Para ello, deberemos conocer la dirección (un churro de números y letras) de nuestro wallet en el exchange a la que tendremos que enviar nuestros Bitcoins. En el caso de Poloniex por ejemplo, yendo al apartado de Deposits & Withdrawals verán que tenemos un listado de todas las criptodivisas en las que se admiten depósitos. Si hacemos click por ejemplo en Deposits dentro de Bitcoin tendremos la dirección que les comentaba como pueden ver aquí (por seguridad he eliminado la dirección, nunca hagan público en Internet la dirección de su wallet):

 

Copiamos esa dirección y la pegamos en el apartado Withdrawal de nuestro wallet. En el caso de Cex.io, iríamos al apartado Finance, pincharíamos en el botón Withdrawal de nuestros Bitcoins:


Y en la siguiente pantalla pegaríamos la dirección que acabamos de copiar en Poloniex dentro del campo Enter the recipient’s address below:



Tras confirmar la operación (Cex.io nos pedirá que hagamos doble confirmación mediante SMS y correo electrónico), se generará un número de operación (compuesto también por muchas cifras y letras) con el que podremos seguir en Blockchain.info el estado de la misma. Una vez se produzcan dos confirmaciones en nuestra operación será cuestión de segundos que se anoten nuestros fondos en el exchange elegido.

Posiblemente es en este punto, al realizar esta transferencia de fondos, cuando se atisba a comprender el potencial de la tecnología blockchain y la revolución que supone. Estamos hablando de que hemos enviado una cantidad de dinero de forma anónima desde un lugar del mundo a otro por una comisión mínima en cuestión de segundos, si acaso minutos. Y como habrán podido observar si entran en la web que les acabo de mencionar, hay un flujo continuo de órdenes las 24 horas del día, sin interrupción los fines de semana, algo realmente fascinante. Lo primero que me pregunté al ver todo ese chorreo de órdenes fue: ¿quién está ahí? ¿Qué interés hay en comprar y vender bitcoins continuamente? ¿Con qué objetivo se hace? ¿Será la mafia rusa blanqueando dinero o se tratará de operaciones comerciales perfectamente legales que aprovechan esta tecnología? Lo cierto es que al día se mueven unos 100 millones de dólares en operaciones con Bitcoins así que la cosa es más seria de lo que puede parecer en un principio.


Trader de Criptodivisas
Si hemos seguido los pasos correctamente hasta aquí, ya podremos realizar nuestra primera operación en criptodivisas. Tomando como ejemplo a Poloniex (aunque el resto de exchanges son similares), una vez loggeados veremos un panel similar a este:


Para cualquier persona que haya hecho trading alguna vez, todo lo que hay en esa pantalla le resultará familiar: tenemos nuestros gráficos y cotizaciones, nuestro panel para introducir órdenes de compra y venta, un libro de órdenes… Incluso hay una cosa muy curiosa: se trata de la denominada Trollbox, una caja de chat habitual en este tipo de exchanges donde es posible compartir información con otros usuarios, obtener ayuda en tiempo real por parte de los admin de Poloniex, etc. De todo lo que vi la primera vez cuando entré a Poloniex, lo que más me llamó la atención fue la transparencia ya que puedes ver el libro de órdenes completo, observar cómo se van moviendo las posiciones, saber dónde están las órdenes más grandes posicionadas… Algo que por ejemplo en Forex no se puede ver normalmente y menos con este nivel de detalle.

Dicho esto, ¿por dónde empezamos? Al igual que haríamos en cualquier mercado que no conocemos lo suyo es irse familiarizando con su comportamiento, viendo cómo se mueven los precios y examinando el aspecto que tienen los gráficos. Para ello basta con ir pinchando en cada uno de los pares que aparecen en la caja de cotizaciones para ver su comportamiento. Sí, he dicho pares, no me he confundido: debemos tener en cuenta que en Poloniex tenemos cotizaciones de las diferentes criptodivisas contra Bitcoin (el apartado más amplio, con 100 cruces negociándose ahora mismo), Ethereum, Monero y Dólar Estadounidense.

Después podemos analizar cada cruce tanto por fundamentales como por técnico. En términos de fundamentales, hay que tener en cuenta que establecer un valor objetivo para una divisa de este tipo es realmente complicado por no decir imposible. Aun así, conviene tener en cuenta ciertas variables que afectan al valor de las mismas:

  • Un aspecto a tener en cuenta sin duda es toda la información sobre la criptodivisa: oferta total, detalles técnicos, planes de desarrollo y objetivos, quiénes son los creadores de la criptodivisa, etc.
  • Por otro lado, convendrá estar al tanto de las noticias y rumores que las rodean: cualquier anuncio que suponga un avance en el desarrollo de una criptodivisa, la adopción de una de ellas por parte de un negocio establecido en la economía real (¿se imaginan por ejemplo que Amazon admitiera Bitcoins como medio oficial de pago?) o noticias sobre un hacker que haya robado una gran cantidad de dinero vaciando wallets de una determinada criptodivisa provocará un movimiento importante en el precio negociado.
  • Al hilo de lo anterior, muchas veces una situación de crisis geopolítica o económica provoca un aumento temporal de la demanda de este tipo de divisas.
  • Por último, tampoco debemos olvidarnos del impacto de posibles cambios regulatorios en cada país y que pueden desembocar incluso en la prohibición de su uso en determinadas jurisdicciones


Para entender mejor todo esto, veamos un ejemplo: observen en el siguiente gráfico lo que pasó a comienzos de 2013 con el Bitcoin. En marzo de ese año se produjo el corralito en Chipre y el Bitcoin se disparó, multiplicando su valor por 10. Poco después, se produjo un ataque DDoS a Mt. Gox, el mayor exchange de bitcoins por aquel entonces. La caída fue espectacular, perdiendo un 75% de su valor. 

Conviene tener en cuenta que, por desgracia, no contamos con un calendario que nos avise con antelación de momentos en los que pueden pasar cosas por lo que conviene estar muy atento a las noticias que van apareciendo en Twitter o diferentes foros como BitCoinTalk.

Veamos cómo funciona el tema del análisis técnico en estos mercados. En realidad, no es muy diferente de otros mercados: aquí también podemos usar nuestros MACD, RSI, medias móviles, etc. Incluso he visto más de un criptotrader usando ya gráficos renko. Si buscan recursos en este sentido, les recomiendo que, aparte de los gráficos que podemos encontrar en los diferentes exchanges y en algunas apps para móvil, echen un vistazo en TradingView ya que han incorporado gráficos de criptodivisas recientemente por lo que es posible aplicar todos los estudios e indicadores de que disponen. También merece la pena echar un vistazo a  los gráficos que proporcionan CrypTraderBitcoin Wisdom.

Y por supuesto, tal y como seguramente se estén imaginando, aquí también hay algunos proyectos de trading automático con criptodivisas. De entre ellos destacan Cryptotrader.org que permite realizar backtests y operativa real en la Nube, y la plataforma leonArdo de Margin Software con la que es posible operar en varios exchanges a la vez, mover órdenes sobre el gráfico, ejecutar sistemas automáticos, etc. Y no olvidemos que la mayor parte de exchanges tienen API así que podemos crear nuestras propias aplicaciones para operar en ellas.


Algunos Consejos
A la hora de operar criptodivisas conviene tener en cuenta que se trata de mercados muy rápidos y volátiles, en los que se pueden ganar fortunas o perder toda la cuenta en muy poco tiempo. No nos engañemos: aunque se trata de un mundo fascinante y donde seguramente haya ineficiencias que explotar al tratarse de relativamente nuevo, se trata de mercados de alto riesgo. No en vano algunos autores han comparado este tipo de divisas con las famosas penny stocks (si han visto la película El Lobo de Wall Street sabrán de qué les hablo), acciones de empresas de pequeña capitalización que fluctúan de manera salvaje debido a su escasa liquidez. Pues bien, en las criptodivisas no es raro ver subidas del 300% y bajadas del 80% en cuestión de horas por lo que ya les advierto que no es un mercado apto para todo el mundo.

Por todo ello conviene tener en cuenta un par de consejos:

  • Debido a que es un mercado de alto riesgo, dedique únicamente un porcentaje de su capital cuya pérdida no le suponga una variación significativa de su estilo y nivel de vida.
  • No ponga todos los huevos en una cesta: la diversificación aquí resulta fundamental, cuanto más repartamos entre diferentes cruces mejor. Prueba de ello es la tabla de rentabilidades que vimos en el artículo anterior.
  • No se fíe de la rumorología ni de las burbujas: algunas criptodivisas son poco líquidas y fácilmente manipulables, apareciendo de tanto en cuando personas en chats, foros o redes sociales animado a comprar una determinada criptodivisa (en algunos casos incluso pagados por sus propios desarrolladores). Es precisamente este tipo de actividades lo que genera los conocidos como Pump & Dump, rápidos movimientos al alza que duran poco tiempo y que son aprovechados por los que han propagado el rumor para descargar su cartera.
  • Opere en criptodivisas cuyo proyecto sea relativamente conocido y que presenten cierta liquidez y volumen de negociación. No opere en aquellas criptodivisas sobre las que haya poca información, muchas veces se trata de simples fraudes en los que el creador desaparece una vez que ha colocado sus monedas a todo el mundo. Para que vean que esto no es algo raro sino bastante habitual echen un vistazo a este hilo de BitcoinTalk donde se recopilan proyectos de criptodivisa que pasaron a mejor vida.



Mi Primer Diccionario de Criptodivisas
Para terminar este artículo, a fin de que podáis familiarizaros con la terminología de este mundillo, os dejo por aquí una pequeña recopilación de términos muy utilizados en el argot de las criptodivisas:

  • ICO/ITO (Initial Coin Offering/Initial Token Offering): una ICO o ITO es el equivalente en criptodivisas a una OPV de acciones, es decir, se trata del proceso previo que sigue antes de salir a cotizar a un exchange y que normalmente implica la venta de un porcentaje de unidades al público con el fin de recaudar fondos para su desarrollo.

    Hay que tener en cuenta que muchos de los grandes pelotazos se pegan acudiendo a estas ICOs por lo que por lo general se adquieren a buen precio, pero también hay que tener en cuenta que el riesgo es muy elevado ya que la tecnología sobre la que se sustenta la criptodivisa puede que no esté bien terminada o que sea insegura.

    Como alternativa a la ICO siempre podemos recurrir a la minería de criptodivisas, una forma de obtener criptodivisas gratis a cambio de ceder parte de la potencia de proceso de nuestro ordenador o tarjeta gráfica. Sobre este tema hablaremos en próximos artículos.
  • Market Cap: se trata de la capitalización de mercado de una criptodivisa, esto es, el resultado de multiplicar el precio por el número de criptomonedas emitidas actualmente.
  • Ninja Launch: se trata de un método de lanzamiento de una criptodivisa mediante el que se anuncia sin aviso previo su creación y la apertura de mecanismos de minería (es lo que se conoce como instamine) desde ese mismo instante.

  • FUD (acrónimo de Fear, Uncertainty and Despair): se trata del lanzamiento de rumores negativos en foros y redes sociales con respecto a una criptodivisa, los cuales generalmente son engañosos o imprecisos.

  • PoD (acrónimo de Proof of Developer): servicio que trata de verificar la identidad de los desarrolladores de una criptodivisa con el fin de evitar posibles fraudes. Debemos pensar que los creadores de algunas criptodivisas desaparecen con los fondos obtenidos al vender todas sus monedas generadas, sin duda un fraude en toda regla. No obstante, no debemos olvidar que cuando se creo Bitcoin nadie conocía la verdadera identidad de Satoshi Nakamoto

  • Whale: un whale es un participante de mercado con una gran cantidad acumulada de una determinada criptodivisa con la que puede mover el mercado al comprar o vender. Algunas criptodivisas tienen una capitalización muy baja, del orden de 10.000 – 20.000 dólares con lo que cualquier trader que tenga unos pocos miles de dólares puede convertirse en una whale. Eso sí, al ser la capitalización tan escasa se corre el riesgo de que tratemos de manipular el precio y luego no tengamos contrapartida suficiente para salir de la operación, quedándonos pillados.
  • Bagholder: persona que se ha quedado pillada en una criptodivisa, acumulando una posición que ha perdido un elevado porcentaje de su valor y que continúa manteniéndola con la esperanza de recuperar y vender con beneficios.

Seguiremos profundizando más sobre este fascinante mundillo. De momento he abierto un apartado en el Foro dedicado a este tema. ¡Permanezcan atentos a sus pantallas! ;)


Saludos,
X-Trader