Ha llegado la hora. Mientras el trading evoluciona a pasos agigantados, los traders particulares siguen enredando con sistemas de medias móviles y figuras chartistas. Créanme si les digo que los mecanismos que rigen el mercado ha cambiado radicalmente en los últimos 5 años. No podemos seguir operando con modelos desarrollados en las décadas de los años setenta y ochenta como el RSI o el MACD.

Por todo ello, y aprovechando que es nuestro décimo aniversario, iniciamos una completa serie de artículos inspirada en diferentes libros sobre el tema con la intención de cambiar el chip en este país acerca de lo que es el trading cuantitativo.

¿Qué necesito para ser un trader cuantitativo?
Si bien hay muchos aspectos a tener en cuenta que iremos viendo en las próximas entregas, conviene revisar si cumplimos con algunos requisitos básicos necesarios a la hora de iniciarse en el mundo del trading cuantitativo:

  • Tiempo: no se confunda, aunque su trading sea cuantitativo y esté automatizado, hacer trading de una manera seria en este ámbito exige una dedicación parcial o total. Supervisar que las máquinas funcionan correctamente, que la conexión sea estable o dedicar un tiempo al desarrollo de nuevas estrategias. Por tanto es recomendable que cuando se esté dedicando al trading  no haga nada más por lo que, si no puede dedicar el día entero a esto, deberá tratar de desarrollar estrategias que se adapten a su tiempo y trabajen parcialmente durante la sesión.
  • Capital: el tamaño de cuenta ideal para comenzar está entre 50.000 y 100.000 €. Esto supone una importante barrera de entrada para muchos traders pero es lo que hay. Sin una cuenta suficientemente capitalizada no hay éxito en el trading cuantitativo, que no le engañen. Porque el trading cuantitativo no es abrir una cuenta micro con 1.000 € en un broker de Forex y poner un Metatrader a escupir órdenes. Cuanto más capital tengamos, mayor inversión podremos realizar en equipamiento, bases de datos, servicios de noticias, software de calidad, etc.
  • Conocimientos de Programación: si nuestra intención es desarrollar estrategias de trading de alta frecuencia, lo recomendable es dominar uno o varios lenguajes de programación como Visual Basic, C++, C# o Java. Por supuesto, este aspecto se puede resolver fácilmente contratando a un programador pero en ese caso nuestra factura se incrementará notablemente y le estaremos entregando el resultado de nuestro trabajo a alguien que lo codificará pero que también podrá aprovecharse de él.
  • Rentabilidad: ¿cuál es su objetivo de rentabilidad? ¿Ha pensado en ello? Quizás desea hacer crecer su cuenta a largo plazo o por el contrario desea beneficios mensuales con los que vivir. Sea cual sea su decisión, recuerde que cuanto mayor sea la regularidad con la que desea cerrar posiciones y generar beneficios, menor deberá ser el periodo durante el que mantengamos las posiciones.


Enséñame algunos trucos…

Si bien en los próximos artículos realizaremos un extenso recorrido por temas tan interesantes como la forma adecuada de realizar un backtest o las diferentes técnicas estadísticas de que disponemos para desarrollar estrategias, como aperitivo les propongo algunos trucos que seguramente les ahorren bastante tiempo a la hora de desarrollar sus primeras estrategias.

  1. Trate de usar uno o varios ratios para evaluar los resultados de las estrategias, le ahorrará mucho tiempo. El más conocido es el de Sharpe pero hay otros mucho mejores que se vieron en este artículo.  Por todo ello, es recomendable contar con programas que automáticamente generen los valores de los ratios al término del backtest.
  2. Antes de poner en práctica una estrategia, decida si su máximo drawdown (mayor serie de pérdidas consecutivas) y también el tiempo máximo de drawdown (el máximo tiempo que ha tardado la estrategia en salir de un drawdown cualquiera) son aceptables para Vd.
  3. Descarte aquellas estrategias en las que su autor no haya incluído o no haya indicado si están incluídos comisiones y deslizamientos.
  4. No crea que por usar una mayor cantidad de datos históricos los resultados de sus backests serán más robustos. Esta afirmación será únicamente cierta si el comportamiento del precio es estacionario, pero si dentro de la muestra utilizada existiera por ejemplo un cambio de régimen en el comportamiento del precio, debido a cambios en la regulación, una crisis o un evento inesperado los resultados no serán robustos.
  5. Evite crear estrategias con cientos de parámetros. Lo que realmente funciona y permite obtener resultados consistentes son las estrategias con tres o cuatro parámetros.


Conclusión
Este primer artículo ha sido tan sólo una breve introducción para exponer algunas ideas iniciales, preparense para la semana que viene porque empezaremos en serio con nuestra primera lección, que tratará sobre el backtest.


Saludos,
X-Trader