Artículo Patrocinado por

En el mundo de las inversiones existen las opciones binarias, las cuales consisten en una serie de opciones en las que la rentabilidad puede ser una cantidad pactada o puede dar lugar a no generar rentabilidad alguna.

Cuando vence la cotización de la opción, si el valor cotizado es menor que lo pagado, no se recibirá ganancia alguna pero si, por el contrario, al vencimiento de la opción se cotiza esta cotiza por encima de lo invertido, se recibirá una cantidad de dinero predeterminada.

Por tanto, la posible rentabilidad derivada de este tipo de operaciones financieras se basa, casi en su totalidad, en la oscilación de los instrumentos financieros: o todo o nada.

Para invertir en este tipo de opciones binarias, lo recomendable es seguir alguna estrategia lo más profesional posible y que esta estrategia sea continua y rentable. Los métodos más utilizados son básicamente tres y los detallaremos a continuación:

  • La estrategia de cobertura, también llamada "hedging" en inglés, en la que se realizan un par de operaciones a la vez, totalmente opuestas pero en el mismo activo para reducir considerablemente el riesgo de realizar una operación fallida.
  • Por otra parte, otra de las estrategias más utilizadas es la llamada estrategia basada en análisis técnico. Su posible éxito reside, fundamentalmente, en utilizar las señales otorgadas por diferentes indicadores técnicos tipo MACD o RSI. También basa su éxito en el estudio del futuro comportamiento de los diferentes activos financieros para garantizar las mejores operaciones posibles.
  • Estrategia de análisis fundamental, en la que se realizan operaciones basándose en eventos y datos económicos de alta repercusión. Esta estrategia hace uso de toda la información disponible sobre el PIB (Producto Interior Bruto), el IPC (Índice de Precios al Consumidor) y/o los tipos de interés imperantes en el momento de realizar las operaciones.

Por otro lado, podemos contar con diferentes tipos de opciones binarias. Se trata de las opciones de tipo call y put. Son así llamadas por los derechos que otorgan al comprador:

  • En las opciones call, el comprador puede beneficiarse de un aumento del precio con respecto al punto de partida inicial hasta que venza este tipo de contrato.
  • En las opciones put, sucede lo contrario y el comprador se beneficia de un movimiento descendente con respecto al precio inicial hasta el momento del vencimiento del contrato.

Aparte de estos tipos de opciones binarias, tenemos también las opciones Toque/Sin Toque. Básicamente se trata de prever el valor definitivo del activo con el que se esté operando antes de finalizar el plazo de la operación. Si se acierta, dependiendo del activo y del bróker (por ejemplo – iforex online, Plus500, XM) las ganancias puede resultar muy atractivas.