En este nuestro tercer artículo sobre estrategias de gestión del riesgo en sistemas de trading, vamos a continuar con el juego de las canicas que explicamos en el artículo anterior, y vamos a analizar el efecto de variaciones de ciertas variables como el Ratio Ganadoras/Perdedoras, riesgo por operación, etc... en nuestro resultado final.

Incremento del Ratio Media Ganadoras/Media Perdedoras
Tal y como vimos en el artículo anterior, la probabilidad tiene un alto grado de influencia sobre el resultado final. Por ello, vamos a analizar conjuntamente la probabilidad y el Ratio Ganadoras / Perdedoras, para ver como puede mejorar los resultados de nuestro juego de las canicas.

Inicialmente, planteamos un experimento en el cual, manteniendo fijo el nivel de riesgo por operación, variamos el ratio ganadoras / perdedoras. Para el riesgo, utilizamos un 4% de nuestro capital disponible.

Ratio W/L

DD50

DD90

DD99

DD100

LE0

EE1

EE10

EE50

EE90

1

21.97

32.17

45.66

55.55

485.39

852.05

1271.4

2055.2

3599

1.25

18.54

28.5

37.8

44.03

622.55

1361.8

2131.6

3649.3

6247.6

1.5

18.46

26.59

35.05

42.53

664.38

2166.8

3556.3

6444.7

11679

1.75

18.46

24.94

33.51

45.91

655.6

3432.7

5904.7

11321

21705

2

15.85

24.85

31.71

40.42

689.3

4813.3

9758

19782

40104

2.25

17.72

24.51

30.74

38.72

754.86

8506.1

16051

34391

73684

2.5

18.46

24.85

30.74

34.4

721.39

10135

26283

59485

134629

2.75

16.58

24.85

30.74

38.44

737.96

20733

42847

102383

244646

3

15.06

23.84

30.74

37.63

692.53

32175

69542

175360

515891

3.25

15.06

21.74

30.74

38.8

751.45

58544

95478

298921

935850

3.5

15.06

24.85

30.74

41.18

782.76

64497

180858

507155

1422139

3.75

15.06

23.54

30.74

38.72

751.45

98085

241954

856485

2530926


Analizando la tabla anterior y comparándola con la mostrada en el artículo anterior, nos damos cuenta de que a partir de Ratios W/L superiores a 1.25 obtenemos beneficio incluso en niveles de EE1. Se mejoran los drawdowns y los resultados en EE50 son mejores que antes. Hemos conseguido por lo tanto una mejora significativa, solamente incrementando nuestro ratio media ganadoras / media perdedoras.

No obstante, aunque incrementos del ratio W/L hasta niveles de 2 mejoran sustancialmente el drawdown, a partir de este nivel, mejoras en el ratio W/L no producen mejoría en el drawdown, aunque si que afecta positivamente al beneficio final. Por lo tanto, podemos concluir con el hecho de que el drawdown no es muy sensible a niveles altos del ratio W/L.


¿Qué drawdown podemos considerar como aceptable?
Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la respuesta a esta pregunta es algo personal, que dependerá de cada trader y en el que influirán no solamente los aspectos económicos (es decir, el capital del que disponemos cada uno), sino sobre todo los aspectos psicológicos (cuanto “dolor” estamos dispuestos a aguantar antes de comenzar a desconfiar en nuestro sistema, etc...). Por lo tanto, deben ustedes ser muy sinceros a la hora de dar respuesta a esta pregunta. No hemos de ser codiciosos y seleccionar un drawdown mayor por el simple hecho de que consigue mayores beneficios. Entiendan nuevamente que el beneficio es solamente una consecuencia, no un objetivo a buscar. El beneficio llegará si hemos hecho todo nuestro trabajo correctamente y eso pasa, entre otras cosas, por definir un modelo de trading acorde con nuestra filosofía inversora. Por lo tanto, entienda también que lo que es bueno para el vecino no necesariamente tiene que serlo para usted también, ya que sus enfoques sobre el trading pueden ser bien distintos.

No obstante todo lo anterior, para poder continuar con nuestro artículo, supongamos que definimos como drawdown aceptable niveles de DD90 inferiores al 20%. Observando en la tabla anterior, vemos que para niveles del ratio W/L cercanos a 2, casi se cumple que el DD90 sea menor del 20%. Por lo tanto, vamos a dejar fijo ahora el ratio W/L y vamos a analizar distintos niveles de riesgo para ese nivel de ratio W/L.

Los resultados aparecen en la siguiente tabla:

% Riesgo

DD50

DD90

DD99

DD100

LE0

EE1

EE10

EE50

EE90

3

14.13

19.20

24.58

35.58

815.5

3675.7

5728.2

9754.9

16612

3.02

12.25

19.32

24.93

34.91

726.09

3388.6

5790.9

9896.2

18492

3.04

12.57

19.44

26.76

37.23

770.61

3413.7

5854.2

10040

17217

3.06

14.39

19.55

26.71

39.68

732.88

3764.6

5918.2

10185

17528

3.08

14.48

19.67

24.96

37.98

750.41

3794.6

5982.8

10332

17843

3.1

14.57

19.78

27.01

33.97

751.08

3824.8

5518.4

10481

18165

3.12

14.66

19.90

29.44

32.22

749.66

3855.3

6114

10633

18492

3.14

14.74

20.02

27.32

34.52

726.85

3541.5

6180.6

10786

18824

3.16

14.83

20.13

27.47

35.28

725.35

3567.5

6247.8

10942

21038

3.18

14.92

20.25

26.12

34.89

772.18

3947.8

6315.7

11099

19507


Un riesgo de 3.1 % cumple nuestros requisitos de drawdown e incrementa el beneficio comparado con el juego de las canicas original a un riesgo del 4%. Hemos conseguido mejorar considerablemente tanto el drawdown como el beneficio. Para poder comparar el resultado del juego original con nuestro nuevo experimento, incorporamos la siguiente tabla:

W/L Ratio= 2

 

 

 

 

 

 

 

 

% Riesgo

DD50

DD90

DD99

DD100

LE0

EE1

EE10

EE50

EE90

3.1

14.57

19.78

27.01

33.97

751.08

3824.8

5518.4

10481

18165

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

W/L Ratio= 1

 

 

 

 

 

 

 

 

% Riesgo

DD50

DD90

DD99

DD100

LE0

EE1

EE10

EE50

EE90

4

21.98

32.71

44.25

58.91

410.95

852.05

1271.4

2055.2

3322.2


¿Nuestro objetivo? Incrementar el % Acierto para conseguir un mayor beneficio y un menor drawdown.

Hemos visto como el drawdown es de crucial importancia en el análisis de cualquier estrategia (no solo el de nuestro juego de las canicas, sino el de cualquier estrategia de trading que se nos ocurra).

Un drawdown alto puede hacernos desesperar y causarnos pérdida de confianza en nuestro método o sistema. Pero, ¿cómo conseguimos drawdowns bajos? El % de acierto o fiabilidad del sistema es algo que todavía no hemos analizado en detalle, pero que está íntimamente ligado al drawdown. De hecho, un sistema que acierte un 100% de las veces no tendrá drawdown, ya que siempre gana. Pero, ¿es esto del todo cierto? Aplicado al juego de las canicas SI, pero aplicado a nuestro sistema de trading no tiene por que serlo. De hecho, en el artículo “Falsas Ilusiones” comentábamos como era importante no solamente ver el drawdown en operaciones cerradas, sino el drawdown en operación abierta también, llamado MAE o “Maximum Adverse Excursion”. Ya que esto será tratado en futuros artículos, sigamos centrándonos en nuestro juego de las canicas y veamos como afecta la fiabilidad del método en los resultados finales. Para ello, volvemos a hacer un experimento, dejando el Ratio W/L en 1 y el riesgo en el 4%, como en nuestro juego original, pero modificando la fiabilidad del método. Los resultados aparecen en la siguiente tabla:

% Acierto

DD50

DD90

DD99

DD100

LE0

EE1

EE10

EE50

EE90

60

21.98

31.74

42.39

51.07

535.19

999.98

1271.4

2055.2

3322.2

65

18.46

25.45

34.15

39.32

651.14

1173.6

1897.1

3066.6

4957.2

70

15.20

21.98

28.89

40.28

719.08

1897.1

2830.7

4575.8

6827.8

75

11.67

18.60

24.85

28.67

811.47

3066.6

4575.8

6827.8

11037

80

11.53

15.07

19.11

27.86

838.54

4957.2

6827.8

10188

15202

85

7.99

11.67

15.47

21.72

847.99

8013.2

10188

15202

20939

90

7.84

7.99

15.07

18.46

884.74

12953

16469

22684

31244

95

4

7.84

7.99

11.67

920.13

20939

26622

33847

43034

100

0

0

0

0

1000

50505

50505

50505

50505


Como podemos comprobar en el cuadro, niveles de acierto mayores hacen que el drawdown disminuya, hasta tal punto que para un 100% acierto no existe drawdown alguno. Esto, como hemos comentado, no es siempre cierto en los sistemas de trading, por lo que habremos de tomarlo siempre con cierta cautela. No obstante, si es cierto que niveles de acierto elevados, con ratios W/L mayores que 1 consiguen esperanzas buenas, y por lo tanto, buenos sistemas.

Por lo tanto, hemos de buscar un método que haga pequeños beneficios pero con un elevado porcentaje de acierto. Si lo conseguimos, habremos conseguido un buen sistema y conseguiremos grandes beneficios al final. Esto no obstante, no es nada fácil, y probablemente sea el objetivo que todo trader espera encontrar algún día.


Conclusiones del juego de las canicas
Aunque el juego de las canicas no deja de ser una “metáfora limitada” del trading real, nos ofrece algunas lecciones que son de gran valor para los traders. Seguidamente enumeramos algunas de las conclusiones generales que esperamos hayan podido captar de estos dos artículos sobre el juego de las canicas:

El Ratio W/L (Media Ganadoras / Media Perdedoras) afecta tanto al beneficio como al drawdown. Aunque si conseguimos incrementar dicho ratio conseguiremos incrementar nuestros beneficios, a partir de ciertos niveles deja de tener efecto en la búsqueda de reducciones del drawdown.

La Fiabilidad ejerce un control muy directo sobre el beneficio y el drawdown. Una de las razones para ello es el hecho de que al tener una fiabilidad alta conseguiremos rachas largas de operaciones positivas, disminuyendo así mismo la duración de las rachas negativas.

El juego de las canicas se ve limitado al contar solamente con dos resultados posibles (o gano R o pierdo R). Por ello, hemos dicho que es una metáfora limitada del trading real y tiene un poder limitado para predecir los resultados de una estrategia de trading.

En el siguiente artículo trataremos a fondo las simulaciones de Montecarlo, y aplicaremos dichas simulaciones a varios ejemplos reales de sistemas de trading que actualmente se están operando en tiempo real.

Espero que les haya gustado este segundo artículo sobre el Juego de las Canicas y nuevamente quedo a su entera disposición para cualquier duda que les pudiera surgir, en mi e-mail, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Saluditos,
Chap
 
 
ARTÍCULOS RELACIONADOS
El Juego de las Canicas I


Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!