Emociones para Operar con Éxito

Índice del artículo

Artículo completo escrito por Slavisa Dosenovic en el número de la revista TRADERS' de Agosto de 2014 (páginas 6-11). Regístrate en www.traders-mag.es de manera completamente gratuita para acceder a más artículos como este.

 

Emociones para Operar con Éxito

Cómo mantener sus vaivenes anímicos bajo control


El trading es emocional para la mayoría de sus participantes. Sus propias emociones añadidas al lado emocional del mercado determinarán en gran parte si usted acabará un día de trading como un ganador radiante o si dejará el mercado como un perdedor abatido. No en vano existe el siguiente dicho entre los traders experimentados, “comprar miedo, vender codicia”. Este artículo está diseñado para explicarle inicialmente porqué una discusión sobre las emociones es esencial para tener éxito en el trading a largo plazo y para demostrarle después cómo conquistar el cóctel venenoso del miedo y la codicia así cómo a utilizarlo en su propio beneficio.


En las últimas décadas se han multiplicado tanto los trabajos académicos como los no académicos sobre la acción del precio del mercado de valores. Muchos de estos ensayos muestran de manera rápida una visión general del problema básico que vamos a tratar. Sin embargo, no logran proporcionarle las herramientas que necesita para tener éxito cada día en el mercado. Por ello, sólo le mostraré aquí un esquema incompleto de los resultados de esta investigación. Esta incursión en la teoría nos revelará de una manera clara las debilidades de algunas de ellas y, al mismo tiempo, nos responderá a la pregunta de por qué la parte psicológica-emocional de los análisis de mercado tiene tanta importancia. Aún más, este enfoque de mercado le puede ser de gran ayuda, como se muestra en la Figura 1.



Las debilidades de la hipótesis del mercado eficiente
En primer lugar, hay que mencionar el hecho de que los dos polos de investigación de la hipótesis de la eficiencia de los mercados y las finanzas del comportamiento han estado más o menos enfrentados durante décadas. A pesar del hecho de que la hipótesis del mercado eficiente fuese creada por Eugene F. Fama en la década de 1970 ha contribuido significativamente desde entonces a describir los mercados y los precios mediante modelos simples, haciéndolos más transparentes. En pocas palabras, esta hipótesis supone que los mercados serán eficientes cuando los mercados reflejen toda la información disponible. Sin embargo, los costes de negociación, así como cualquier asimetría de información existente entre los diversos grupos de participantes del mercado no se tienen en cuenta. Particularmente cuestionable es la postulación de la hipótesis en su forma estricta, que indica que el éxito de la inversión de los participantes profesionales es más un proceso aleatorio. Sin embargo, muchos traders que han tenido éxito durante décadas han demostrado que lo cierto es todo lo contrario.

Sólo las finanzas del comportamiento pueden proporcionar una explicación plausible a la volatilidad extrema
Durante mucho tiempo, los mercados estuvieron dominados por la hipótesis del mercado eficiente. Sin embargo, como se ilustra en la Figura 2, los años ochenta se caracterizaron por un incremento extremo de la volatilidad de las acciones, lo que obviamente era imposible de explicar por medio de la teoría de Fama. Habíamos llegado a un punto en el que ya no tenía sentido mirar a los mercados sin incluir las emociones humanas. Por ello, el diseño teórico de las finanzas del comportamiento equivale a una revolución y ruptura de un tabú, haciendo temblar las torres de marfil del dogma académico. De repente, las variables psicológicas del comportamiento humano eran especialmente las que había que tener en cuenta de tal manera que el centro de finanzas del comportamiento era el causante principal de la formación de burbujas en los precios y la aparición de los períodos de alta volatilidad. Dado que la racionalidad limitada de los participantes en el mercado hace que las estrategias de adaptación, llamadas “heurísticas”, hayan tenido que ser utilizadas en la toma de decisiones, la adquisición de información - por nombrar sólo un ejemplo - puede aumentar el coste incurrido por los participantes del mercado. Cada operador está familiarizado con ello, ya que es parte de su operativa diaria: Cuando las cosas se animan en los mercados, se tiende a mirar a los precios con más frecuencia.



Cuando las emociones se vuelven un problema
Usted quiere mantener cierto control sobre el mercado en el que opera. Pero a su vez le hace perder tiempo, le crea un estrés innecesario y, si no tiene cuidado, puede incluso llevarle a una operativa impulsiva. Pero si usted ha puesto el stop de pérdidas, y se adhiere a su gestión de riesgos, no tiene por qué preocuparse ya que usted no controla al mercado de todos modos. El beneficio real de la heurística, la toma de decisiones para el ahorro de recursos, se debilita y en el peor de los casos, se aparta del buen camino. Es posible que usted actúe compulsivamente sólo porque el mercado se ha movido de nuevo algunos puntos en su contra. A pesar de su determinación de cumplir con su estrategia de negociación, usted se encuentra actuando demasiado rápido y sacando conclusiones sesgadas causadas principalmente por su percepción emocional. Por ejemplo, usted ha podido decidir que quiere obtener un beneficio en la operación que tiene abierta y le proporciona “un poco más de margen de maniobra”. Los traders noveles a menudo siguen este proceso de aumento de la distancia del stop de pérdidas. Sin embargo, este comportamiento puede llegar a deshacer por completo incluso una sofisticada estrategia de gestión de riesgos y reducir significativamente su capital de trading. Por lo tanto las finanzas del comportamiento llegan con una declaración que es diametralmente opuesta a la hipótesis del mercado eficiente: Debido a los muchos incentivos, el comportamiento de los participantes del mercado y la asignación de capital, los mercados financieros no son eficientes. Ambos sufren a causa de los costes de información y las restricciones psicológicas. Cada trader, ya sea privado o institucional, sabe por experiencia propia que las decisiones sobre las operaciones individuales se hacen a menudo en base a reglas. El problema básico es que esas decisiones se pueden ‘colorear’ emocionalmente.

Las emociones también oscurecen el valor fundamental
Hasta hace poco el debate realizado en la literatura académica ha estado dominado por los llamados “límites de arbitraje” de construcción mental. Lo cual supone que el precio fundamental de un activo es de vital importancia. Por lo tanto, las desviaciones irracionales de los precios sólo se permiten durante un periodo de tiempo limitado debido al arbitraje (beneficios libres de riesgo) por parte de los inversores racionales. Sin embargo, los llamados “traders de ruido” no se fijan en los valores fundamentales de una acción. Compran y venden en cantidades tan grandes que los inversores racionales tienen dificultades para cerrar el hueco entre el valor racional fundamental y el precio real de mercado. Lo que aquí importa es el puro poder del mercado. Si usted es consciente de ello podrá protegerse a sí mismo de acuerdo con el lema: El mercado siempre tiene razón.



Comportamiento racional vs irracional
Hasta ahora este artículo se ha centrado en describir porqué tratar con el mundo de las emociones es de vital importancia en el trading. Se ha intentado también ilustrar cómo las emociones pueden poner en grave riesgo a sus resultados. Ahora, sin embargo, pasaremos del mundo gris de la teoría al mundo real de la práctica cotidiana. ¿Cómo transformar el conocimiento anterior en éxito operativo?

Con este fin, se debe optimizar la toma de decisiones entre el comportamiento racional e irracional. Como trader, usted debe aprender sobre todo a decidir rápidamente cual es el ‘tono’ mostrado por los participantes del mercado; es decir, si en ciertas fases el comportamiento emocional es más racional, o más irracional. Esa es la toma de decisiones en el mundo exterior que se puede explicar muy bien con ejemplos de trading específicos.

Toma de decisiones en el "Mundo Interior"
Un poco más difícil, pero esencial para el éxito en el trading es el camino para una correcta interpretación de sus propias emociones. Especialmente en el trading discrecional, las emociones no se pueden descartar nunca. Cualquier persona que diga lo contrario está negando la naturaleza humana. Así que hay que aprender a tener compañeros de sus emociones a los que usted escucha con atención y mantener a raya a la necesidad impulsiva de operar ya que su imaginación le estará realizando un motín. La primera regla y la más importante es: En cualquier situación, mantenga la calma y no se asuste. Es cierto, eso suena más fácil de lo que parece en la realidad. Las emociones tienen un impacto poderoso y le sugerirán que cambie su comportamiento. Ahora, ¿cómo logrará el nivel específico de la paz interior que se necesita para operar con éxito?

  • No se infrinja presión sobre sí mismo: ¿Le pone de los nervios que sus amigos y compañeros le cuenten historias de sus innumerables éxitos? Pues así se está añadiendo una presión adicional a si mismo que no tiene por qué soportar. Si usted falla en su trading, usted puede estar seguro de que le afectará y criticarán en gran medida. En cambio, opere sólo para sí mismo. Mírelo como un juego que no puede ganar si está completamente relajado ni con las rodillas completamente rectas. El estado óptimo de la mente debe estar entre el miedo y la codicia, lo cual también se llama “respeto al mercado”.
  • Preste atención a su dieta: los productos lácteos contienen catalasa, la sal de mesa es un cloruro y los productos con trigo contienen gluten. El consumo de estas sustancias cambiará su digestión de aeróbica a anaeróbica, mientras que activarán una serie de hormonas en su cuerpo. ¿Tiene la sensación de no obedecerse a sí mismo? Tal vez sea porque sus manos están atadas por su dieta. No es un buen augurio para el éxito en el trading que, entre otras cosas, tiene mucho que ver con la reconciliación de usted mismo con sus emociones. Trate de llevar una vida espartana durante tres meses. Su salud y su cuenta de trading se lo agradecerán. Los traders institucionales tienen apoyo de departamentos enteros de riesgo. Como trader privado, usted opera por su cuenta y lo que necesita para tener éxito es mantener la cabeza clara.
  • Analizarse a usted mismo: los traumas del pasado tienden a volver en su contra en tiempos agitados y los mercados son el caldo de cultivo perfecto para ello. Llegue a un acuerdo con ellos, de lo contrario se presentarán de nuevo y le sabotearán su trading. Este es un proceso que tardará años en completarse. El mercado de valores es un lugar muy caro para averiguar quién eres. Por lo tanto, utilice el tiempo durante el que no opere para trabajarse a sí mismo. Le será más barato. La meditación y el yoga pueden realmente hacer maravillas.
  • Mantenga la calma y no deje que otros manejen su vida: No todo el mundo necesita saber lo que usted hace para vivir u obtener un ingreso extra. En las relaciones humanas, muchas cosas suceden de manera sutil provocando emociones que son un estorbo. Alguien dice algo estúpido y usted está pensando, “Espera y verás, te lo voy a demostrar”. En este negocio hay que tener una piel gruesa. En la mayoría de los casos, enojarse supone cometer los errores de los demás. No se deje llevar y no realice operaciones impulsivas.
  • Disfrute de algo agradable: El consumo financiado por los beneficios que le aporte el trading le reforzará sus sentimientos positivos. Estos a su vez se manifestarán en los circuitos neuronales del cerebro. Entonces comenzará a pensar como un ganador.


La toma de decisiones en el mundo exterior
Ahora que hemos visto cómo se puede conseguir una mejor visión a través del “mundo interior” de sus emociones, vamos a abrirnos hacia el mundo exterior. Para los traders vale la pena mirar el panorama desde fuera, por ejemplo analizar el “índice de miedo y codicia” que proporciona la CNN Money el cual también se puede utilizar en el análisis intersectorial. Dicho indicador se basa en siete sub-indicadores con igual ponderación entre los que está el VIX (índice de volatilidad CBOE), que es un indicador típico de medida del miedo y el momentum del S&P 500.

En la figura 3, dicho índice se muestra con valores por debajo de la línea de 25 puntos la cual nos señala un creciente temor entre los operadores de valores. Por el contrario, los valores por encima de 75 puntos son un indicio del aumento de la codicia en los mercados bursátiles. Su máximo en 2007 fue un buen indicador que advertía a tiempo a los traders contra el crac y que también generó una buena señal de inversión en 2009. Sin embargo, como se muestra en la figura 4, alcanzó otro máximo en el Q1/2012 generando una falsa señal de venta a largo plazo.



No es el Santo Grial pero es útil combinado con filtros
Tras lo anterior deducimos que este indicador aislado tiene una validez limitada. Pero sin embargo, combinado con filtros tales como perfiles de mercado o datos económicos, se logran resultados bastante razonables. Por ejemplo, el uso de perfiles de mercado le permite ver bien que los operadores noveles operan en las áreas en que los precios tienen muy bajo volumen. Se debe al hecho de que sus operaciones se determinan a menudo por el miedo. Sólo después de que los profesionales han hecho caja, los noveles superarán su miedo y se subirán al carro. Frecuentemente, para entonces, será demasiado tarde.

 

La situación deja una cosa clara: Un sentimiento de mercado que se caracterice ya sea bien por el miedo extremo o la codicia extrema merece la atención del trader. A menudo cuando todo el mundo tiene miedo vale la pena entrar. Sin embargo, hay que tener en cuenta que una buena señal de inversión combinada con varias técnicas contra tendencia es el mejor seguro contra las malas sorpresas. A largo plazo, los mercados sólo se moverán en las vías establecidas por la macroeconomía. Por ello un cambio de tendencia en los mercados siempre se precede por un desarrollo muy importante de la economía.

Por desgracia, lo que sucede muy a menudo en los puntos de trading realmente relevantes son movimientos bruscos. Varios cientos de puntos en un día no son infrecuentes. Sin embargo, también siempre se debe tener en cuenta que las tendencias son de larga duración. Aquí es donde, estadísticamente hablando, el valor será recompensado en la mayoría de los casos, siempre que el volumen todavía sea importante.

Consejos concretos
La mayoría de los traders neófitos no ven la acción del mercado como lo que realmente es, es decir, un negocio brutal. ¿Qué puede realmente hacer ahora para utilizar las fases de la codicia y del miedo en su propio beneficio? Una buena preparación: Tratar cada operación con sumo cuidado porque una buena preparación es la mejor manera de lidiar con las emociones. En el trading profesional, cualquier operación real ha sido precedida por muchas horas de investigación. En particular, las fuentes de noticias no convencionales, como el Proyecto-Syndicate.org o ZeroHedge.com son buenos indicadores adelantados. En el momento en el que el mercado de valores le deje ver a dónde va, por lo general será demasiado tarde. Así que asegúrese de que usted dedica por lo menos de entre ocho a diez horas a la semana a estudiar la prensa nacional e internacional.

  • Trabajar un escenario: ¿Es usted un operador intuitivo? Tanto mejor, en ese caso lo que necesita es alimentar regularmente a su intuición. Cada segundo, el cerebro humano es bombardeado con 600-900 millones de bits de información. La mayor parte se procesa de forma inconsciente y determina en gran medida su comportamiento a través del proceso de toma de decisiones. Todo esto se ilustra en la Figura 5. Operar en el mercado de valores es como jugar al ajedrez. Es necesario crear un escenario basado en la información proporcionada. Los que preparen sus escenarios verán sus operaciones de una manera mucho más relajada y estarán libres de miedo y codicia. Si no se da el escenario que hemos preparado, tanto mejor. En ese caso usaremos el stop de pérdidas y repensaremos la situación.
  • Nunca se sobre apalanque: Como trader, a veces habrá demasiado riesgo en el mercado. Su codicia inicial le hará experimentar una sensación de malestar que empeorará segundo a segundo antes de que finalmente se convierta en puro terror. ¡Ese miedo está justificado! Usted acaba de sobre-apalancar su cuenta y ahora se le puede infringir mucho daño en cualquier momento. Entre otras cosas, la línea entre el juego y el trading está determinada por el apalancamiento.
  • Ponga stops de pérdidas: ¿A menudo opera en el mercado sin utilizar stops de pérdidas? Hay que tener valor para ello ya que en los mercados rápidos se le activarán temores legítimos.
  • No sobreopere: Opere cuando esté bien preparado mentalmente. Si usted opera de la misma forma que juega en un video juego, su subconsciente estará absolutamente encantado pero el mercado de valores le enseñará pronto una lección muy dura.

 

Conclusión
La forma de tratar sus emociones será la clave para su éxito o fracaso en el mercado de valores. Disponga del tiempo necesario para trabajarse a sí mismo. El trading rentable no es un libro cerrado, sino el resultado de un duro trabajo aplicando una buena estrategia, con hipótesis razonables y, sobre todo, control en sí mismo. Sólo cuando estos tres factores interactúen adecuadamente usted será consistente de lo que ocurre y por lo tanto podrá tener éxito, tal que catapultará su trading a una nueva dimensión. Seguid así y recordad: nunca seáis demasiado serios, nunca demasiado informales – en el punto medio está justo lo que mejor funciona. «


   
Slavisa Dosenovic ha estado operando activamente en los mercados durante 15 años, usando una doble visión macroeconómica y cuantitativa. Como parte de su análisis, continuamente considera tanto las condiciones monetarias como fundamentales, siendo la base sobre la que prepara sus escenarios. Pueden contactar con él en la dirección de correo electrónico  s.dosenovic[a]smartestfinance.com


Artículos Relacionados