La Edad de Piedra del Análisis Técnico

Índice del artículo

El problema que plantea Fibonacci, el de la reproducción de los conejos ha sido siempre un punto de discordia entre matemáticos, en lo que respecta a la invención de la serie. Éste aparece en su libro "Liber Abaci", que no significa "Libre Ábaco" como estamos acostumbrados a leer en muchos libros de bolsa, si no que viene de la palabra "abacus", que era un sistema de cálculo que introducía los nuevos números, de ahí que no hable en toda la obra del ábaco que además para mayor intriga era incompatible con este sistema que presenta el autor. La serie la podemos encontrar en algunos pétalos de flores pero nada más y considerarla como la serie de la naturaleza, allá cada uno.

Por lo tanto después de comprobar que la sección áurea es una característica de la serie de Fibonacci, tampoco me parece adecuado utilizar medias y osciladores en base a dicha serie y es aquí donde además quiero romper una lanza a favor de la optimización.

También existen otros ratios, como son el del 50%, 75% y 100% o vuelta al origen, que son ratios de Gann, siendo como no, tremendamente útiles, además sabemos que la forma de obtención de los mismos ha sido la misma, mediante el proceso de contemplación, el que sean mejor o peor se lo dejo a ustedes así que observen y vencerán.

Para terminar y para que sirva de reflexión voy a poner un soneto de nuestro maestro Rafael Alberti.

A ti, maravillosa disciplina,
media, extrema razón de la hermosura,
que claramente acata la clausura
viva en la malla de tu ley divina.

A ti, cárcel feliz de la retina,
áurea sección, celeste cuadratura,
misteriosa fontana de mesura
que el Universo armónico origina.

A ti, mar de los sueños, angulares,
flor de las cinco formas regulares,
dodecaedro azul, arco sonoro.

Luces por alas un compás ardiente.
Tu canto es una esfera transparente.
A ti, divina proporción de oro.