Quizás muchos no lo sepan, pero IG es probablemente uno de los brokers más veteranos del mundo. Este bróker fue fundado en 1974 con el nombre de IG Index por Stuart Wheeler, sin lugar a duda un visionario que supo aprovechar la oportunidad que ofrecía la disolución del sistema de Bretton Woods un año antes.

Los Inicios
IG es el acrónimo de Investors Gold, lo que nos da pistas de cuál fue el primer producto ofrecido por este bróker en 1975. En efecto, se trataba del Oro, aunque unos años después se sumaban otras commodities. Sin embargo, no será hasta los años 80 cuando IG introduzca sus primeros contratos sobre divisas, siendo el primero de ellos el par GBPUSD en 1980.

Dos años después, IG se adelantaba de nuevo y lanzaba la posibilidad de invertir en índices bursátiles como el Dow Jones o el FTSE 100. En este momento, la compañía ya cuenta con 10 empleados y obtiene más de 100.000 libras de beneficios.

En 1986 el volumen negociado en los mercados ingleses se dispara gracias al “Big Bang” del gobierno de Margaret Thatcher, un acuerdo mediante el que se relajaba la regulación de las Bolsas en Reino Unido, una oportunidad que IG supo aprovechar comprando a uno de sus principales competidores: Ladbroke Index. Posteriormente se produce el crack bursátil de octubre de 1987, el cual no logró impactar notablemente en los resultados de la compañía.

IG continúa introduciendo nuevos productos en la década de los noventa. Así, en 1991 introduce apuestas sobre Nikkei, Dax y Cac 40, pero sin lugar a duda la verdadera revolución llega en 1995 cuando IG se convierte en la primera compañía en ofrecer apuestas sobre acciones de empresas. Junto a estos productos, IG introduce otras líneas de negocio como las apuestas deportivas y políticas; asimismo, la operativa en productos financieros amplía su horario y ya abarca las 24 horas.

El Oro fue el primer producto en el que se pudo operar con IG (nvestors Gold)


La Expansión
Con la llegada del nuevo milenio, IG experimenta un crecimiento exponencial en sus cifras de negocio. La compañía inicia en 2000 un proceso de expansión marcado por su salida a Bolsa en la London Stock Exchange y el lanzamiento de los primeros CFDs sobre acciones y la operativa en Forex, así como por la introducción de sus primeras plataformas online y para móvil y la apertura de oficina en varios países europeos y en Australia.

Así, IG pasa de ser una compañía con menos de 100 empleados y 10 millones de libras en beneficios en el año 2000, a contar en 2010 con más de 800 empleados y obtener beneficios por importe de 158 millones de libras.

En este período de expansión, IG también ha salido airoso de algunos episodios turbulentos en los mercados como la crisis financiera de 2008 o, más recientemente, el cambio de política monetaria del Banco Nacional de Suiza en 2015 que hundió el par EURCHF.  

Oficinas de IG en Londres



IG en la Actualidad
Cuando Stuart Wheeler arrancó su negocio con 3 empleados en su casa en Chelsea, seguramente no imaginaba que IG Group superaría los 200 millones de libras de beneficios y contaría con cerca de 1.400 empleados repartidos en 13 países.  

Sin duda, la historia de IG vuelve a demostrar la importancia de saber aprovechar la oportunidad en un sector tan competitivo como es el financiero, adelantándose a tus competidores e introduciendo innovaciones rápidamente. Precisamente, el año pasado IG ha lanzado Smart Portfolios, que supone la entrada de la compañía en el terreno de la gestión de carteras adaptadas al cliente con bajas comisiones de gestión.

Saber Más Sobre IG