Esta semana Mikelon nos informaba en el Foro de la existencia de un excelente blog sobre trading, Daily Speculations, cuyo editor es Victor Niederhoffer.

Paul Rotter, conocido como The Eurex Flipper, es posiblemente el trader de mayor éxito de todo el planeta; su operativa se centra en los bonos alemanes (Bund, Böbl y Schatz), realizando entre 200.000 y 300.000 operaciones diarias y controlando el 10% del volumen negociado en el Bund.

El mundo de los spreads presenta posibilidades casi infinitas: con este artículo, por el momento el último de la serie, voy a contarles dos ideas que les van a permitir hacer cosas casi "paranormales" en su trading habitual ;-)

Si les gustaron las dos entregas anteriores, preparense porque ahora vamos a rizar el rizo. Como recordarán, ahora hemos hablado de qué son los spreads, así como de la forma de construirlos y de cómo operar con ellos. Pero llevemos un poco más allá este asunto...

En este artículo me gustaría contarles algunas conclusiones a las que he llegado tras varios años en el mercado. Básicamente la idea fundamental se puede resumir en lo siguiente: no todos los sistemas se basan en patrones; todos los patrones pueden convertirse en sistemas.

Continuamos con la serie de artículos sobre spreads. En esta ocasión les voy a explicar cómo obtener la cotización en tiempo real de un spread con la TWS y cómo operar con ellos en la práctica. Para ello voy a utilizar como ejemplo un spread clásico, el spread entre mini Russell 1000 y mini Russell 2000.

Este año he decidido empezar con algo realmente interesante y que seguramente a muchos de Vds. no se les haya pasado ni por la cabeza que exista. Les voy a hablar de los spreads.

Terminamos con este artículo la serie de 25 reglas de George Angell. Sin duda, son para imprimirlas y tenerlas delante siempre que nos entren ganas de saltarnos nuestro sistema.

Para finalizar, me gustaría dejar clara mi intención con este artículo. Desde que participo en el foro, he visto muchos sistemas de especulación distintos. Sin embargo, pocas veces, por no decir casi ninguna, he visto un sistema basado en los fundamentales y, por lo general, siempre se habla del corto plazo. Con este artículo he pretendido romper con esa dinámica.

Llegamos a la cuestión más delicada de todo el artículo. Y digo que es delicada porque, sinceramente, no creo que nadie en el mundo esté capacitado para responder satisfactoriamente a la pregunta de cuándo comprar y cuándo vender.