Para tener éxito como operador se debe actuar precisamente de la forma en que habitualmente no se hace. No sé si sería o no bonito tener un sistema mágico que nos dijese si el precio subirá o no lo hará o tener dotes especiales como una gran intuición o un gran gurú a nuestra disposición.