Cómo Utilizar los Stop Loss

Los stops son utilizados con un solo propósito, protección del capital. Se ponen para limitar nuestras perdidas, o bien, para proteger nuestras ganancias. Los stops se utilizan basándose en una cantidad de dinero predeterminada más que en indicadores de mercado.

Tanto los stops como las salidas se asemejan en que son puntos muy definidos, son un paso intermedio entre las entradas. Fuerzan al sistema fuera del mercado, lo que requiere una entrada posteriormente y, esta entrada es tan importante como el punto de salida.

El stop más importante es el STOP DE GESTIÓN. Se trata simplemente de la cantidad de dinero que estamos dispuestos a perder en cada operación. Se pone después de la entrada y normalmente no se modifica si nuestro sistema es suficientemente aceptable. La única regla, muy importante, sobre el stop de gestión es que no debe interferir con la volatilidad del futuro en que operamos. El stop de gestión no debe ser tocado más de un 10% de los casos. De lo contrario deberemos estudiar la volatilidad del futuro en cuestión y modificarlo de acuerdo a sus características. También hay que tener en cuenta que la volatilidad del mercado cambia con los tiempos. El Ibex, por ejemplo, no tiene la misma volatilidad ahora que cuando las garantías eran de 350.000 pesetas.

Personalmente, para determinar el stop adecuado suelo medir la amplitud de las barras de 5 minutos en un día determinado y obtener la barra promedio. A esa barra le añado un 5%-10%, y ese será mi stop.

Otro stop muy importante es el STOP DE PROTECCIÓN DE BENEFICIOS. Esta estrategia no es más que utilizar un trailing stop. Si, por ejemplo, queremos poner un stop de protección a 30 puntos del precio actual y el mercado se mueve en nuestra dirección, no tenemos más que mover nuestro stop de protección cada 5 o 10 minutos. Es decir el trailing stop se mueve con la tendencia, pero no se modifica si la tendencia cambia de dirección. En caso de una buena tendencia con buenas ganancias, debemos ajustarlo cada vez más hasta que nos eche del mercado.

Los stops pueden utilizarse en formas y con técnicas muy distintas pues en definitiva es algo muy personal, siendo menos necesarios cuanto mejor sea nuestro sistema y nuestros puntos de entrada y salida.

En definitiva, los stops se utilizan para PROTEGER NUESTRO CAPITAL y los puntos de salida se utilizan como respuesta a específicas condiciones del mercado. Sin embargo, tanto los stops como las órdenes de entrada, en nuestro país, son limitadísimas y muy poco flexibles si las comparamos con las de otros países con más experiencia en la operativa de futuros y commodities. En el próximo articulo, les explicaré la multitud de variantes que existen y que, desafortunadamente, no podemos utilizar de momento.

Buena suerte y good trading,
Skydive

Te Puede Interesar