Continuamos con la serie de artículos basados en las ideas de Joe Ross sobre errores frecuentes en la gestión del capital.


SOBRECONFIANZA
Este es un error que se produce cuando tenemos (o creemos que tenemos) información privilegiada o una experiencia en los mercados superior a la de los demás.

Imaginemos el caso de un trader que opera exclusidamente sobre la base de un servicio de pago que le remite señales. Ello evidentemente limita (y mucho) la perspectiva del mercado. Supongamos que el servicio de pago le remite una señal de compra en futuros sobre DAX y que el servicio de pago le ha enviado hasta el momento 5 señales acertadas seguidas. La avaricia y el exceso de confianza en el servicio de pago hacen que este especulador compre más contratos de los indicados por su servicio de pago, convencido de que su servicio de señales es el "Santo Grial" y que es muy afortunado por haberlo contratado (qué tontos son los demás que no lo tienen!!!). Pero la señal de compra en DAX resulta ser errónea y pillan a este especulador con 3 contratos de DAX completamente desprevenido, lo que le conduce a cuantiosas pérdidas.

¿Que debería haber hecho? Para operar en los mercados es necesario que tengamos una mente abierta y que mantengamos una actitud humilde y respetuosa ante él. Asimismo nunca debemos confiarnos en exceso ante técnicas o informaciones que parecen ser el "Santo Grial" (de hecho, el Santo Grial no existe en los mercados). Un buen trader nunca debe bajar la guardia.


OIR LO QUE QUEREMOS OIR - VER LO QUE QUEREMOS VER
Éste es un fallo clásico de muchísimos traders (de hecho, a todos nos ha pasado más de una vez). Denominado también a veces sesgo preferencial, consiste en la tendencia a distorsionar la información para poder justificar una operación por la que sentimos una cierta preferencia. Esta tendencia a la distorsión convierte a cualquier trader veterano en una persona que sencillamente ignora lo que el mercado está haciendo realmente. Seguro que han visto algún trader completamente convencido de que el mercado estaba subiendo cuando lo que en realidad sucedía era que la tendencia se había tornado fuertemente bajista; seguramente también hayan visto a algún trader consultar a su broker o a un amigo hasta conseguir que alguien apoye su punto de vista sobre una determinada operación (es decir, se busca la aprobación externa de las operaciones). Normalmente, estas operaciones basadas en el consentimiento de los demás o en la persistencia de una idea suelen ser bastante aleccionadoras: si bien no es raro que nos salgan bien un par de veces, la tercera vez suele ser devastadora y con fuertes pérdidas.
¿Que debería haber hecho? Mire cada operación que haga de forma objetiva. No se case con sus opiniones mientras está en el mercado. Aprenda a reconocer la diferencia entre lo que ve, lo que siente y lo que piensa. Y en ese momento, saque sólo lo que piense. Cierre sus oídos a lo que otros le puedan decir una vez que haya tomado una decisión. No permita que su broker le diga lo que quiere oir. Nunca pregunte a sus familiares o amigos la opinión sobre una determinada operación. Apague la televisión y la radio, Vd. no tiene que ver ni oir lo que ellos tengan que decir. Elimine todos los indicadores que no use y mire al gráfico. Si después de seguir todas estas recomendaciones, todavía tiene claro que existe una oportunidad de trading, vaya a por ella.


MIEDO A LAS PÉRDIDAS
Existe una enorme diferencia entre ser averso al riesgo (todos lo somos en mayor o menor medida) y tener miedo a las pérdidas. Es normal que Vd. odie perder, pero tenga en cuenta que ello es una reacción emocional y que Vd. debe programar su mente para encontrar las formas de no perder. Sin embargo, en la práctica muchos operadores no tienen en mente que las pérdidas son necesarias en esta guerra y que lo que importa es el resultado al final de la sesión y no las pérdidas puntuales de una operación.

Normalmente, el miedo a las pérdidas de un operador se debe a una de estas dos causas:

- La Falacia de los Costes: imagine que abre una posición y nada más hacerlo ésta va en su contra. En ese momento piensa que ya ha gastado una comisión, además de mucho tiempo y esfuerzo en planear la operación. Por ello, empieza a tener miedo a haber desperdiciado tantas energías en una operación perdedora. Incluso podemos llegar a pensar que el tiempo que hemos estado esperando hasta abrir la posición también ha sido un coste importante, pues podíamos haberlo dedicado a otras cosas. Dado que no queremos desperdiciar todos estos esfuerzos, decidimos dejar que la operación continue un poco más de tiempo abierta, ya que no merece la pena cerrarla ahora con la de tiempo y dinero que hemos invertido en ella. Incluso podemos llegar a saltarnos nuestro stop de pérdidas pensando en que al final un poco más de tiempo nos llevará a terminar ganando y cubriendo de sobra los costes. Al final, cuando no podemos soportarlo más, cerramos la posición con cuantiosas pérdidas, superiores a las que según nuestro sistema de trading deberiamos haber obtenido. Y para remate, a la elevada cuantía de las pérdidas se une el miedo a abrir otra operación que nuevamente sea perdedora. Todo ello conduce al bloqueo mental y a la incapacidad para abrir posiciones.

- El Síndrome de las Pérdidas Exageradas: asimismo, se da el caso de operadores que dan a las pérdidas una importancia exagerada, muy superior a la que realmente tienen. Incluso puede darse el caso de que pensemos que las perdidas son mucho más importantes que nuestras ganancias. En realidad ninguna de las dos tiene una relevancia superior a la otra. De hecho, las operaciones ganadoras no tienen que ser tan numerosas como las perdedoras mientras las ganancias obtenidas sean muy superiores a las pérdidas.

¿Que debería haber hecho? Evalue sus operaciones exclusivamente sobre su potencial futuro de pérdida o ganancia. Pregúntese a si mismo antes de abrir la posición: ¿cuánto espero ganar en esta operación y cuanto espero perder? ¿Qué es lo peor que puede sucederme si abro esta posición? ¿Tengo un plan que me permitar evitar esa terrible situación, que me permita cortar las pérdidas rápidamente? Aprenda a ver los costes de una operación como una parte de su negocio. Intente mantener en mente el siguiente pensamiento: no tiraré el dinero después de realizar una mala operación. Recuerde que cuando Vd. espera a que una posición se recupere, saltándose todo su plan de trading, estará tirando su dinero.

(Continuará...)

Un saludo
X-Trader