Sabíamos que algo así sucedería tarde o temprano: Chicago Mercantile Exchange Holdings anunciaba el pasado 17 de Octubre que había cerrado un acuerdo para adquirir Chicago Board Of Trade Holdings, creando así el mayor mercado de derivados del mundo.

El nombre final de la compañía será CME Group y el resultado final es un mercado que negociará 9 millones de contratos al día, lo que supone un valor aproximado de 4.2 trillones de dólares, ofertando productos derivados sobre tipos de interés, índices bursátiles, divisas, materias primas, energía, meteorología o inmuebles.

Los beneficios estratégicos de la operación, que se hará efectiva a mediados de 2007, son claros:

  • Ahorro de costes estimado en 125 millones de dólares anuales
  • Mayor Eficiencia Operacional: unificación de los corros en los pits del CBOT y probable traspaso de los productos electrónicos del CBOT a Globex. 
  • Mejora de la posición estratégica, permitiendo sacar nuevos productos y desarrollando los acuerdos alcanzados por los dos mercados en 2003.
  • Crecimiento en tamaño, lo que les protege de OPAs hostiles. 

Y no debemos descartar más movimientos en el corto plazo: un día después de anunciarse la noticia de la fusión, New York Mercantile Exchange, que casualmente ya mantiene algunos acuerdos con el CME, anunciaba que iniciaba una OPV para cotizar en Bolsa. Asimismo, también se rumoreaba antes de la fusión que CME andaba detrás de comprar algún mercado europeo de derivados. Por otro lado, CME y Reuters lanzarán en 2007 la primera red centralizada para negociar divisas. Y no olvidemos la reciente joint venture entre el CBOT y la Bolsa de Singapur denominada JADE (Joint Asian Derivatives Exchange).

Por supuesto, la fusión también tiene implicaciones para el trader particular:

  • Integración de redes electrónicas de negociación dentro de Globex, lo que implicará que la red eCBOT pasará a la historia y por fin podremos ver al mini Dow Jones, mini S&P500 y mini Nasdaq 100 cotizar en un mismo mercado. Ello tendría además un claro impacto en el futuro mini del Dow Jones que probablemente vería su volumen incrementado notablemente.
  • Dado que en la práctica la operación constituye la creación de un monopolio de los derivados, podría suceder que las comisiones aumentaran, aunque quizás tampoco puedan permitirselo ya que darían facilidades a Eurex US para competir con comisiones más bajas. Por contra, es probable que el precio de los datos en tiempo real y los requisitos de garantías se reduzcan. 
  • Al desaparecer CBOT y existir una única red de negociación, resultará imposible cubrirse cuando el mercado se "caiga" por problemas informáticos (hasta ahora cuando Globex fallaba, si estábamos largos en mini S&P podíamos cubrirnos momentáneamente con mini Dow en el CBOT, y viceversa).
  • La unión de ambos estilos de "crear mercado" probablemente traiga consigo la introducción de órdenes nativas que hasta el momento no teníamos en cada uno de los mercados (por ejemplo, stops en mini Dow u órdenes a mercado en el mini S&P, que hasta ahora eran simuladas por nuestro broker).

 

Un saludo
X-Trader

 



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!