Continuamos con la serie sobre los "otros" mercados financieros; esta vez el artículo está dedicado al mercado de divisas o Forex.

Forex (acrónimo de Foreign Exchange) es el mercado internacional de divisas, un mercado electrónico abierto las 24 horas del día y con una liquidez apabullante, más de 1.2 trillones de dólares, superando con diferencia a cualquier mercado de futuros y acciones. De este volumen, el 90% de la negociación se concentra en los cruces de otras divisas contra el dólar americano, seguido de los cruces contra el euro, el yen, la libra esterlina y el franco suizo.

Sin embargo, a diferencia de estos mercados, Forex no tiene un lugar centralizado de negociación, no existe un "parquet" de Forex y una única red electrónica, sino que en realidad se trata de muchisimas redes electrónicas creadas por bancos y brokers.

Pero, ¿cómo se negocia en Forex? Básicamente se trata de un mercado como cualquier otro: en el mercado se ofrecen los precios a los que se intercambian dos divisas entre sí, de tal forma que, si el Dólar contra el Euro cotiza a 1.2850 significa que cada Euro está valorado en 1.2850 dólares. La forma en que se presentan las cotizaciones en pantalla a veces puede ser un poco distinta de lo habitual: así algunas brokers en lugar de indicar que el cambio euro/dólar está a 1.2850 x 1.2853, simplemente se limita a dar los dos últimos decimales, esto es, diriamos que está a 50 x 53 (esto suele ser típico con cambios en los que hay muchos decimales).

El movimiento mínimo de los precios cotizados en Forex es lo que se denomina "pip", que suele ser igual a la unidad mínima en la que cotiza el precio. Por ejemplo, un pip de euro/dolar es igual a 0.0001 porque cotiza con 4 decimales.

Bien, ya entendemos más o menos cómo funcionan las cotizaciones; veamos ahora cómo son las operaciones de compra y venta. Básicamente existen dos tipos de contratos: standard y mini. Los contratos standard suponen manejar lotes de 100.000$ y los mini, de 10.000$. Eso significa que por cada contrato que introducimos en el mercado, estamos manejando en realidad esas cantidades, lo que implica un elevado efecto apalancamiento, poco recomendable para inversores conservadores. Para que se hagan una idea, actualmente la mayor parte de los brokers de Forex tan sólo le exigen que deposite en cuenta el 1% de un contrato standard por lo que, con 1.000$, Vd. está manejando 100.000$ reales en el mercado (eso sí, ojo, porque algunos brokers doblan el capital exigido durante los fines de semana). Lógicamente, si alguien le recomienda abrir una cuenta con tan sólo 1.000$ Vd. será carne de cañón porque en cuanto la cuenta baje de 1.000$ su broker le dirá que debe cerrar la posición; pero lo más probable es que su broker no le deje abrir la cuenta con tan poco dinero, normalmente le pedirá unos 10.000$ para poder abrir la cuenta, pudiendo operar, eso sí, con un lote de 100.000$ por cada 1.000$ que tenga. En cualquier caso, todas estas cifras varían según el broker, por lo que pueden exigirle entre un 0.5% y un 3-5% de capital en cuenta (consejo personal: no se vayan por sistema al que menos garantía le pida, porque eso significa que ese broker no tiene una buena gestión de sus riesgos).

Podemos obtener ahora el valor del pip en nuestra divisa base para que podamos hacernos una idea de cuanto ganamos o perdemos en función del tamaño del lote. Así por ejemplo, siguiendo con nuestro ejemplo, si el Euro/Dólar está a 1.2850, si manejamos un lote de 100.000$ tendremos que el valor de cada pip que el precio se mueva a favor o en contra será (0.0001 / 1.2850)*100.000 = 7.78 $, mientras que si el lote es de 10.000$ tendremos que es la décima parte, esto es, 0.78 $. Por supuesto, podemos pasar esas cantidades a euros aprovechando el cambio de dichas divisas en tiempo real, de tal forma que cada pip en euros sería 6.05 € en el caso standard y 0.61 € en el caso mini aproximadamente.

Si han entendido esto no tendrán dificultad ahora en ver como funcionan las pérdidas y ganancias: si Vd. compra euros contra dólares, significa que Vd. está vendiendo dólares contra euros porque espera que el dólar pierda valor, o lo que es lo mismo, que el euro suba. Si suponemos que Vd. compra un lote de 100.000$ a 1.2850 dólares por euro y lo vende a 1.2900, obtendrá una ganancia igual al valor del pip multiplicado por el número de pips que se ha movido a su favor, esto es, 7.78$ * 50 pips = 389$, o en euros, utilizando el último cambio, tendremos 389/1.2900 = 301.55 €. No está mal, verdad? En general el mercado de divisas es bastante volatil así que, con un poco de técnica, cazar movimiento de entre 30 y 50 pips no resulta muy complicado si hay algo de movimiento en el mercado.

Pero, ¿qué ocurre si dejo abierta mi posición más de un día? Como ya sabrán en el caso de los futuros, se le cargan en cuenta las pérdidas y ganancias correspondientes; en el caso de las divisas, es algo parecido ya que le cargarán o le abonarán en cuenta el diferencial de tipos de interés entre las dos divisas. Dado que el horario de negociación en Forex es continuo, se suele tomar como hora de referencia las 10 de la noche en Londrés (esto es, las 23.00 h. españolas), de tal forma que si abrimos por ejemplo una posición un Lunes a las 10 de la mañana y la mantenemos abierta hasta más tarde de las 11 de la noche, el broker nos cargará o abonará dicha diferencia. En realidad, lo que hace el broker es cerrar nuestra posición y reabrirla con una fecha distinta a un precio distinto del de cierre, mediante el que se refleje en cuenta el diferencial de intereses.

Veamos un ejemplo que nos aclarará un poco todo esto: supongamos que compramos Euros contra dólares a 1.2850 por la mañana y dejamos abierta la posición para el día siguiente; a las 23.00 h., el broker cerrará la posición al precio del mercado (imaginemos por ejemplo, 1.2875) y la reabrirá comprando por ejemplo un pip más abajo, a 1.2776. De esta forma nos suma un pip de beneficio que refleja el diferencial de intereses entre EEUU y la Unión Europea. En el ejemplo, se nos ha sumado un pip porque los tipos de interés en Europa son más altos que en EEUU; si hubieramos estado vendidos en euros y comprados en dólares, el broker nos habría restado un pip. En general, se considerará negativo el tipo de interés de la divisa que tenemos vendida y positivo el de la divisa que tenemos comprada. En cualquier caso, la diferencia que le anotarán en cuenta no debería representar demasiado dinero salvo que tengamos muchos lotes abiertos.

Por supuesto, después de leer todo Vd. estará pensando ¿y las comisiones? Pues le resultará curioso pero en Forex... NO hay comisiones. En su lugar, su broker le cobrará por la horquila que le da en el mercado (¿O qué se pensaba? Qué no iba a ganar el broker? ;-)). Así, si el Euro/Dólar está a 1.2850x1.2853 no es casualidad: es que su broker, haga Vd. la operación que haga seguramente el broker se lleve 3 pips de regalo a casa como creador de mercado que es. Otra cosa, claro está, son los riesgos en los que incurre el broker por ser creador de mercado pero seguramente no son muchos porque piense que si Vd. compra a 1.2853, es probable seguro que hay alguien que vende a 1.2850 o en el peor de los casos, si se pone a 1.2853x1.2856, alguien venderá a 1.2853 y podrá cerrar sin perder. Lo que sí le va a garantizar su broker es precisamente el tamaño de la horquilla, esto es, los 3 pips que comentábamos. Así, del mismo modo que no le recomiendo buscar un broker que le pida pocas garantías (más que nada por seguridad: en caso de que se produzca un movimiento violento su broker tiene que tener capital suficiente para hacer frente a los problemas que se puedan derivar de dicho movimiento), si tiene pensado operar en Forex conviene buscar aquel broker que le ofrezca la horquilla más pequeña, la cual generalmente no bajará de 3 pips (si no, qué negocio haría el pobre broker? ;-))

Finalmente, veamos dos cuestiones importantes. Por un lado, qué cruces de divisas son los más interesantes? Fundamentalmente Euro/Dólar, Dólar/Yen, Libra Esterlina/Dólar y Dólar/Franco Suizo. Por otro lado, hay algún broker de fiar? En este punto, los brokers de Forex siempre han tenido mala fama: que si no sabemos donde está el dinero, que si un buen día desaparece el broker y nos deja sin nada, los temas fiscales y de legalidad de las cuentas... La verdad es que brokers de Forex hay un porrón de ellos, pero por lo que ha llegado a mis oidos, los mejores son SaxoBank, Oanda FXTrade, Forex Capital Markets, Refco FX, AC Markets y MG Financial Group; todos estos brokers tienen comerciales y operadores que hablan en castellano. Asimismo, si no quieren sacar su dinero de España tienen dos plataformas Forex en España: por un lado, la plataforma de Banca Esfinge denominada Finantia Sofinloc y por otro la de iBanesto Broker. Por supuesto, pueden acceder a sus páginas web buscando su nombre en Google. Asimismo, disponen de una excelente web donde ampliar informacion sobre brokers, gráficos on-line, análisis, etc. en FXStreet.com

Ahora mi opinión personal: ciertamente el mercado Forex presenta innumerables ventajas (cotizaciones y graficos gratis, enorme liquidez, no hay comisiones, etc.). Sin embargo, como pueden apreciar, el apalancamiento que se ofrece en la mayor parte de brokers de Forex es muy similar al que se obtiene operando con los futuros sobre divisas en el Chicago Mercantile Exchange (ver Los Otros III para comparar, para que se hagan una idea el futuro sobre EuroFX equivaldría a un lote de 125.000$), pero con la ventaja de operar en un mercado centralizado. Eso sí, a cambio de pagar la correspondiente comisión al broker acceden a un mercado líquido y generalmente con 1 pip de horquilla. En fin, cuestión de gustos...

Un saludo
X-Trader

 



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!