La Pirámide del Trading I

Índice del artículo

Quinito (Inversor en el Foro) nos envia un resumen en castellano de la primera sección del libro The Way to Trade de John Piper. Tal y como cuenta Quinito, "en dicha sección, el autor nos explica cómo crear una metodología con la que operar, basándose en la psicología de cada uno. nos describe las tres Ms de Elder (Method, Mind y Money Management), su importancia y cómo se relacionan entre ellas. También nos muestra las distintas etapas que va recorriendo todo trader desde que es un novato hasta que se convierte en experto (seguro que todos nosotros nos vemos reflejados en ellas). por último, a través de su lectura queda demostrado que lo más importante del trading es el control emocional y el control de riesgos.

Podemos decir que este texto es la base sobre la que cada uno debemos ir ampliando con otros textos específicos de cada aspecto que toca: control emocional, control de riesgos, diseño de sistemas, distinto tipos de operativa, etc. Seguro que va a servir de ayuda para muchos.

Respecto a la traducción y al resumen, he de decir que el autor nos propone una operativa con opciones siguiendo el Market Profile de Peter Steildmayer. He omitido esa parte para que quede lo esencial del texto, así que si alguien está interesado en dicha operativa ya sabe dónde buscar. Por último, he metido cosas de mi cosecha para aclarar algunos puntos y completar otros de tal manera que el texto quede completo.

Sin más, me despido. un abrazo y espero que te guste"

Ya sólo por el esfuerzo realizado te mereces un 10, Quinito!!! ;-)


CAPÍTULO I: INTRODUCCIÓN A LA PIRÁMIDE DEL TRADING
Cuando empezamos nuestra carrera como traders, aterrizamos en un mundo que nos es totalmente desconocido. Fruto de ese desconocimiento, aplicamos a nuestra operativa las mismas normas que aplicamos en el mundo real. Dichas normas, por descontado, no sirven para el trading y a la larga nos costarán muy caras. Nuestra propia motivación puede ser la causa de nuestra ruina en los mercados financieros.

Dos son los motivos por los que las reglas de juego que empleamos en la vida real no sirven en los mercados. La primera de ellas es que en la vida real nos movemos, en buena medida, por instinto. Es nuestro olfato, nuestra intuición, lo que nos marca el camino a seguir. Nuestras emociones son las soberanas de nuestro comportamiento; la rabia, la ira, el miedo, la codicia, la ambición, el amor, la amistad, la desconfianza... son las emociones las que marcan el rumbo de nuestra vida y, sin ellas, no podríamos ser plenamente felices. El problema es que cuando trasladamos dichas emociones al mercado, los resultados son nefastos. Las emociones nos empujan a comprar en los máximos – ciegos de avaricia – y vender en los mínimos - presas del pánico - . Las emociones que nos guían en la vida hacia la felicidad, nos guían en los mercados hacia el fracaso.

El segundo motivo es la propia naturaleza humana y está íntimamente ligado con el motivo anterior. Nuestra naturaleza nos aparta del riesgo. El miedo es el mecanismo natural que nos advierte de los peligros. Por otro lado, el hombre de hoy está ordenado a quedarse con lo que le provoca placer y a rechazar aquello que se lo quita. Este comportamiento hedonista y la propia naturaleza humana son muy malos consejeros en el mercado. El miedo y la codicia también cumplen su macabro papel. Podemos resumir este punto en la máxima bursátil: “el trader mediocre siente miedo cuando debería sentir esperanza y esperanza cuando debería sentir pavor”. Nuestra naturaleza y el comportamiento hedonista de la sociedad, nos impulsa en el mercado a realizar con rapidez las ganancias, asegurando de esta forma un beneficio rápido y cierto. Sin embargo, esa misma naturaleza nos impide realizar una pérdida que menoscabe el valor de nuestra cartera. Nuestro ego no puede asumir que está equivocado. Nos cuesta terriblemente el hacer cierto, el realizar, una pérdida que nos cause dolor. La conclusión lógica es que el operador novato, movido por su propia naturaleza y por sus propias emociones, tiene tendencia a cortar rápidamente las ganancias y a alargar lo máximo posible (hasta que su cuenta roza el 0) las pérdidas. La conclusión a largo plazo (o no tan a largo plazo) es una ruina segura.

Como podemos comprobar, lo que funciona en el mundo real, no funciona en absoluto en los mercados. Este es el principal motivo para que todo trader necesite la Pirámide del Trading.

 



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!