Índice del artículo

Chapulin nos envia la descripción detallada de uno de sus sistemas para que todos podais echarle un vistazo y opinar abiertamente en el Foro. Enhorabuena a Chapulin por sus aportaciones, sin duda son brillantes. Si deseais poneros en contacto con él podeis escribirle a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Un saludo
X-Trader
SISTEMA ROTURA LINEA DE REGRESION (RotLinReg)

Nombre del sistema: ROT LIN REG
Tipo: Seguidor de Tendencia
Futuro: ESX – Barras de 30 min
Periodo analizado: Desde 01/2001
Ultima revisión: Junio 2002
 
El Sistema RotLinReg es un sistema seguidor de tendencia clásico, que deja posiciones abiertas a fin de día. No obstante, es poco convencional en cuanto a la definición de las reglas o condiciones que se han de cumplir para poder entrar en una operación, lo que no significa que no exista una lógica correctamente calculada detrás de cada operación.

Como casi todo sistema seguidor de tendencia, está en mercado casi la totalidad del tiempo, y los pocos momentos en los que está fuera de mercado, se debe a situaciones poco frecuentes. Opera tanto a largo como a corto y se puede aplicar a distintos periodos de tiempo, como veremos en nuestro análisis.

Fue desarrollado en marzo de 2002 y está siendo aplicado al futuro sobre el índice Eurostoxx 50, cotizado en el mercado de futuros de Eurex. No obstante, otras pruebas históricas realizadas, demuestran el buen comportamiento de la estrategia en otros mercados y sobre otros productos financieros. Nuestra elección del índice Eurostoxx 50, se debe fundamentalmente a la buena relación riesgo/beneficio que se consigue, y a los bajos niveles de garantías exigidos para operar en dicho futuro.

La estrategia trata de aprovechar los grandes movimientos del mercado, y en ese sentido es muy “ágil” a la hora de detectar un movimiento, por lo que no llega a tener grandes posiciones perdedoras en contra. Ello le hace ser acreedor de unos bajos niveles de drawdown históricamente. No obstante, sigue siendo un sistema seguidor de tendencia, y por lo tanto, el dinero lo hará en los grandes movimientos del mercado, consiguiendo una relativamente buena subsistencia en periodos laterales o de tendencia poco clara.

Para poder entrar en una operación se han de cumplir varios tipos de condiciones:

- La primera de ellas busca confirmar un cambio significativo en la dirección del mercado, mediante la utilización de las líneas de regresión de máximos y mínimos.

- La segunda condición busca que dicho cambio venga acompañado de una explosión de volatilidad, calculada esta de su forma más simple, es decir, mediante el porcentaje de variación del precio que se ha producido en un determinado rango de negociación.

- La tercera y cuarta condición intentan evitar la entrada en mercado en situaciones de muy baja direccionalidad o de fuerte direccionalidad. En ambos casos utilizaremos el indicador ADX para medir la fuerza de la tendencia, impidiendo operar cuando el nivel de ADX esté por debajo de unos mínimos determinados por el parámetro NivelADXLow. Así mismo, intentamos evitar una entrada en contratendencia en los pequeños retrocesos dentro de una situación de clara direccionalidad. La utilización una vez más del indicador ADX y de sus variantes DMI+ y DMI- nos permiten imponer esta condición.

Este conjunto de condiciones nos permite evitar un gran número de entradas falsas ocasionadas en periodos laterales de bajo movimiento en el mercado, en el que inicialmente se identifican cambios de dirección del mercado, pero que al no venir acompañado de un movimiento significativo en el precio, no representan verdaderos cambios de tendencia, sino simplemente pequeños movimientos ocasionados en rangos laterales. Así mismo, y tal y como comentamos, evitamos las entradas en los pequeños retrocesos de un movimiento claro al alza o a la baja.

Para la salida de una posición se ha establecido inicialmente un stop de pérdidas que nos salvaguarde de una hipotética catástrofe en la dirección contraria a nuestra entrada.

También se ha establecido una salida de emergencia, en el caso de que no se haya producido el movimiento que esperábamos al cabo de un determinado número de barras desde la entrada. Cuando esto ocurre, cerramos nuestra posición a mercado y esperamos un nuevo movimiento significativo para entrar en una u otra dirección.