Bill Williams y el Caos II

 El patrón Fractal de Bill Williams es un patrón geométrico que puede ser observado en cualquier timeframe, ya sea 1, 5 o 30 minutos, una hora o diario. Dicho patrón se compone de al menos 5 velas consecutivas en las que la vela intermedia presenta un mayor máximo (o un menor mínimo) que las dos velas anteriores y posteriores.

En particular:

  • Tendremos un Up Fractal, cuando el máximo de la vela intermedia sea mayor que los máximos de las dos velas anteriores y posteriores.
  • Tendremos un Down Fractal, cuando el mínimo de la vela intermedia sea menor que los mínimos de las dos velas anteriores y posteriores.


Conviene tener en cuenta que los Fractales presentan algunas restricciones a tener en cuenta:

  • Si el máximo (mínimo) de una vela coincide con el de la vela intermedia, dicha vela no formará parte del patrón ya que no tendrá un mayor máximo (menor mínimo) que la vela intermedia.
  • Dos fractales adyacentes pueden compartir varias velas


Por tanto atendiendo a estas, podríamos tener diferentes variantes del patrón como las que se muestran a continuación:

Podemos utilizar los Fractales en nuestro trading de diferentes maneras:

  • Una primera utilidad es utilizarlos directamente como niveles de soporte y resistencia, uniendo varios de ellos.


 

  • De la misma manera nos facilitan el trazado de líneas de tendencia.





  • Finalmente usando Fractales podemos determinar la vigencia de una tendencia o si el mercado está consolidando niveles. Así, en una tendencia alcista veremos que se rompen más Up Fractals que Down Fractals, mientras que una tendencia bajista sucederá lo contrario, rompiéndose la mayoría de las veces soportes definidos por Down Fractals. Por el contrario, si el mercado no es capaz de superar Fractales previos, tal y como se muestra en el siguiente gráfico, entonces diremos que el mercado está en consolidación y, por tanto, no hay una tendencia dominante.






Con estos elementos Bill Williams propone en su libro una estrategia de trading basada en Fractales: la idea básicamente consiste en tomar un Up Fractal y un Down Fractal consecutivos y situar un stop de compra un tick por encima del máximo del Up Fractal o un stop de venta un tick por debajo del mínimo del Down Fractal. Una vez ejecutada la orden de entrada, nuestro stop de pérdidas estará situado en el Fractal Up cuyo máximo sea mayor de los dos últimos que se hayan producido (si hemos entrado cortos, como en el ejemplo que se muestra a continuación) o en el Fractal Down cuyo mínimo sea menor de los dos más recientes. La salida viene definida por un trailing stop calculado a partir del stop inicial que iremos moviendo a medida que vayan formándose nuevos fractales.

En el siguiente ejemplo se muestra una operación usando Fractales en el USDJPY. Una vez el precio rompe a la baja el Down Fractal, vendemos a 118.96, un pip por debajo del mínimo. Tomando como referencia los dos Up Fractal que se han producido antes de la entrada, vemos que el mayor máximo de los dos es el de nuestro Up Fractal inicial.

 



No obstante a la hora de operar con Fractales debemos tener en cuenta que se trata de un indicador que repinta, esto es, que puede recalcularse y variar cuando cerramos y abrimos un gráfico por lo que, en la medida de la posible debemos trabajar con niveles calculados previamente en el histórico del gráfico, no siendo fiables los Fractales que hayan aparecido más recientemente (debemos tener en cuenta que al menos necesitamos 5 velas para formar el patrón por lo que habría que empezar a considerar Fractales que se hayan formado unas 6-7 velas antes como mínimo).

Por otro lado, en el contexto de la teoría de Bill Williams, los Fractales tan sólo nos definen el espacio de fase pero no nos dicen nada acerca de la fuerza y la energía del movimiento, algo que veremos en próximos artículos.

 

Saludos,
X-Trader

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Bill Williams y el Caos I
Bill Williams y el Caos III
Bill Williams y el Caos IV
Bill Williams y el Caos V
Bill Williams y el Caos VI
Bill Williams y el Caos VII







Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!