Estoy seguro de que muchos de nuestros lectores cuando se adentran en el maravilloso mundo del trading se tropiezan en sus primeras búsquedas por la Red por grandes anuncios prometiendo que con el trading lograremos dejar nuestro trabajo y alcanzar la tan deseada libertad financiera. También podemos encontrarnos publicidad más moderada en la que nos invitan a aprender a operar en el mercado, explicando que al principio será duro pero que antes o después conseguiremos librarnos de nuestras ataduras y vivir como y donde nos plazca con los beneficios obtenidos con el trading. Por si alguien no hubiera visto promesas de este tipo, aquí tenéis algunos ejemplos que he encontrado con tan solo hacer un par de búsquedas:

Hagase rico con el trading


Sin embargo, como algunos de nosotros ya sospechábamos, el estudio realizado por tres investigadores brasileños confirma que esto del trading ni es fácil ni te hace rico rápidamente sino todo lo contrario. El estudio, que podéis descargar gratuitamente desde SSRN, es el siguiente:

Chague, F., De-Losso, R. y Giovannetti, B. (2019), “Day Trading for a Living?”. Disponible en SSRN: https://ssrn.com/abstract=3423101

Para realizar el estudio, los autores tomaron una amplia muestra de 19.646 traders que operaban intradía por primera vez en los futuros mini-Ibovespa entre los años 2013 y 2015. Las conclusiones que obtuvieron son como mínimo desmoralizadores a la par que didácticos.

Por un lado, el análisis de los datos muestra claras evidencias de que existe una relación directa entre el número de días operados y las pérdidas obtenidas. Es decir, cuanto más días se opera en el mercado, más probable es que perdamos dinero. De hecho, el 30% de los traders que solo operaron un día terminaron con ganancias, mientras que en el caso de aquellos traders que operaron más de 300 días, solo el 3% terminó en positivo.

Este resultado es completamente contra-intuitivo por cuanto cabría esperar que con más tiempo dedicado a una actividad, mejores deberían ser los resultados a medida que pasa el tiempo. Curiosamente, este tipo de relación entre tiempo y pérdidas es la que suele observarse entre los jugadores de las casas de apuestas.

Relacion entre dias de trading y perdidas

Pero lo más divertido de todo es que, incluso en el grupo de los traders que eran rentables, la cantidad de dinero que ganaban con el trading era tan pequeña que ni siquiera se podía vivir con ella. Así, entre los traders que más operaban, solo el 1% ganaba por encima del salario mínimo brasileño (16 USD al día). A su vez, menos de la mitad de ese exiguo grupo de ganadores lograba obtener más de 54 USD al día, lo que equivale al salario de un empleado de banca promedio en Brasil. El récord dentro del grupo lo tenía una persona con una media de 310 USD al día.

Dispersion Resultados Trading

Los resultados de este estudio parecen indicar que es altamente improbable que alguien pueda ganarse la vida como trader intradía, con la desventaja añadida de que, en contra de lo esperado, nuestros resultados no mejorarán con el tiempo, sino que empeorarán. La única crítica que podríamos realizar al artículo es que no se han ponderado los resultados por el tamaño de cuenta. Si se hubiera hecho, seguramente encontraríamos que las cuentas más grandes resisten mejor con el paso del tiempo, algo que por otro lado es de perogrullo por cuanto a mayor capitalización, más tiempo costará perder todo el capital. Otros aspectos que tampoco se han tenido en cuenta en el estudio serían la formación previa del trader o la forma de operar (no es lo mismo ser discrecional que operar con un sistema automático), aunque seguramente tampoco variarían demasiado los resultados.

Evidentemente el objetivo de este artículo no es negar la posibilidad de ganar en el trading pero sí que me gustaría concienciar a la gente con números en la mano de que las grandes promesas de muchos “gurús” del trading normalmente no suelen ser nada más que humo para colocar sus cursos y sus productos. Así que… ¡avisados quedáis! ;).

Saludos,
X-Trader


PD: Si os interesa profundizar más en este tipo de estudios os recomiendo otro post que escribí hace ya más de una década titulado Un 95% de Perdedores.