Los estilos de trading en Forex pueden ser clasificados por la cantidad de tiempo que los traders esperan que dure una operación ganadora. Hoy veremos las estrategias de tipo swing, donde las operaciones puede durar de uno a varios días.  

Swing Trading para Principiantes
La estrategia de tipo swing son muy populares entre los traders de Forex por dos razones: en primer lugar, el swing trading por lo general contiene técnicas de entrada y salida que requieren revisar los gráficos tal vez una o dos veces al día, o como máximo cada pocas horas.

Se puede decir que el position trading también tiene un horario flexible, por lo que es adecuado para los traders más ocupados, pero debido a que el position trading es realmente siempre una operativa de seguimiento de tendencia, una posición ganadora por lo general requiere una tasa de aciertos baja y una gran dosis de paciencia para cosechar ganancias. Muchos traders retail luchan psicológicamente para hacer frente a estas dos cuestiones, así que el swing trading constituye una buena alternativa, ya que es posible salir más rápidamente.

Veamos qué estrategias de swing trading suelen funcionar mejor.

Forex Candlestick Trading
A muchos nuevos traders que se deciden por el swing trading se les ha enseñado a buscar ciertas formaciones de velas (patrones candlestick), en alineación con soportes y resistencias. En este estilo de trading, a los traders se les enseña a ser muy selectivos en la elección de las operaciones, exhortándolos a mantenerse al margen a menos que todo parezca perfecto.

No cabe duda de que es posible ganar dinero de esta manera, pero es difícil para la mayoría obtener algo más que una pequeña ganancia con este estilo. Hay varias razones para ello:

  1. Muy pocas veces los setups parecen perfectos, así que hay muchas operaciones que son descartadas.
  2. Este estilo puede ser muy difícil psicológicamente hablando, especialmente cuando los traders deben mantenerse al margen y ven un buen movimiento desperdiciado.
  3. El análisis de velas por sí solo es en su mayoría inútil: se debe combinar con otros elementos del análisis técnico, como soportes y resistencias, tendencia vigente, hora del día, etc. TODOS estos otros factores son en sí mismos más poderosos que las velas.
  4. Los factores fundamentales y cuantitativos son generalmente ignorados.


Seguimiento de Tendencia
Operar siguiendo tendencias es la forma más fácil y natural que tienen los nuevos traders retail de beneficiarse de la operativa en el mercado de divisas. Sin embargo, hay muchas ideas erróneas acerca de cómo operar con las tendencias en Forex que, por lo general, tienen que ver más con aplicar métodos que son más adecuados para acciones o materias primas. Los pares de divisas tienden a moverse mucho menos que las acciones y las materias primas, por lo que la aplicación indiscriminada de estrategias de ruptura conducirá seguramente a pérdidas con el tiempo.

Los swing traders tratan de salir de operaciones ganadoras entre uno y unos pocos días después de entrar en mercado. Es muy problemático aplicar este marco temporal a la operativa basada en seguimiento de tendencia, por lo que la clave es la siguiente: los mercados de divisas tienden a pasar más tiempo oscilando que marcando tendencia.  Más aún, incluso cuando la siguen, por lo general se producen muchos retrocesos dentro de la tendencia en cierta medida. Dicho de otro modo, el precio tiende a volver a la media (reversión).

Trading Basado en Reversión a la Media
Una alternativa a la búsqueda de patrones de velas o rupturas es aplicar una estrategia de reversión a la media. Este tipo de trading tiende a ser pasado por alto, pero las estadísticas muestran que se puede aplicar de forma rentable en Forex, especialmente en el swing trading. Los datos históricos muestran que los mejores indicadores de swing trading tienden a ser indicadores de reversión a la media.

Echemos un vistazo a los 28 mayores y menores pares de divisas en los últimos seis años, ciñéndonos sólo al precio. Las estadísticas revelan que durante los últimos 6 años, la posibilidad de que cualquiera de estos pares se mueva en valor más de un 2% desde una apertura hasta un cierre semanal es de 1 de cada 8; es decir, un acontecimiento bastante raro. Digamos que cada vez que esto sucede abrimos una operación que dure sólo una semana, en la dirección opuesta al movimiento que acaba de suceder.

Pues bien, esta estrategia de reversión a la media generó un beneficio medio por operación del +0.25%.

Si comparamos esto con una estrategia de trading de seguimiento de tendencia durante el mismo período de tiempo y con los mismos pares de divisas, donde se realiza una operación de compra al final de cada semana en la que el cierre se sitúa por encima del cierre de hace 3 meses, o una operación de venta en la situación inversa.  Esta estrategia de seguimiento de tendencia genera un beneficio medio por operación de solo el +0.02%.

Para ilustrar aún más este punto observemos más a fondo esta estrategia de seguimiento de tendencia:

Si tan sólo colocásemos operaciones en la dirección de la tendencia de 3 meses cuando la semana anterior cerró en la misma dirección que la tendencia, la estrategia deja de ser rentable, con una pérdida media por operación del -0.02%.

Sin embargo, si sólo colocamos operaciones en la dirección de la tendencia de 3 meses cuando la semana anterior cerró en contra de la dirección de la tendencia, la estrategia se vuelve aún más rentable, con un beneficio medio por operación del 0.07%. Debemos tener en cuenta también que esto ha producido un aumento relativamente constante en la curva de capital en los últimos años.

Por último, ¿qué pasaría si combinamos estas dos estrategias aún más directamente? Supongamos que solo abrimos una operación cuando el precio se ha movido más de un 2% al final de una semana en contra de la tendencia de 3 meses y que operamos esperando que se produzca una reversión a la media de nuevo en la dirección de la operación. Pues bien, esta estrategia combinada genera un beneficio medio por operación del +0.27%.

Conclusión
Si realmente Vd. no puede soportar la idea de dejar operaciones abiertas durante más de unos pocos días, entonces las estadísticas brutas (ojo, no se han descontado los costes habituales de spreads/comisiones/rollovers) muestran muy claramente que a lo largo de varios años las probabilidades le habrían favorecido más si hubiera usado métodos de reversión a la media, ya sea solos, o combinados con el impulso/tendencia. Teniendo en cuenta esto, no es de extrañar que uno de los consejo clásicos para los traders que se inician, "comprar en las caídas dentro de una tendencia alcista y vender los rallies en una tendencia bajista", haya sobrevivido intacto durante décadas.

Es importante tener en cuenta que esto no significa que no se pueda ganar dinero operando con otras estrategias tradicionales como las roturas de rango. Lo que quiero decir es que los números muestran que, a menos que tenga algún método bueno para elegir qué roturas de rango y qué pares de divisas operar, las probabilidades estarán fuertemente en su contra.

Saludos y suerte en el mercado,
Aprendiz de Trader



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!