Aunque hay situaciones en las que los gráficos de futuros continuos, son inapropiados, hay momentos en los que son preferibles a los gráficos de contratos no ajustados (también llamados gráficos de próximo vencimiento). Por otra parte, hay momentos en que ambos tipos de gráficos son útiles. ¿En qué se diferencian? ¿Qué pueden aportarnos cada uno? Jack Schwager, en exclusiva para Hispatrading Magazine, nos lo explica.


Normalmente hay muchos traders que piensan que uno u otro tipo de gráficos son los correctos. Nos obstante, antes de nada, me gustaría dejar claro que soy partidario de combinar ambos tipos de gráficos para representar los precios. Para que entiendan por qué creo en esta visión, será útil comenzar con una explicación de por qué vincular los contratos es esencial para el análisis gráfico de futuros.

LA NECESIDAD DE LOS GRAFICOS DE CONTRATO CONTINUOS

Muchos patrones y técnicas de análisis de gráficos requieren gráficos a largo plazo, a menudo gráficos con duración de varios años. Esta observación se cumple, en mayor proporción, en los momentos en que se producen formaciones de techo o de suelo, así como en niveles de soporte y resistencia. Un problema importante que enfrenta el analista técnico, en los mercados de futuros, es que la mayoría de los contratos de futuros tienen una vida útil relativamente limitada.

Incluso hay vencimientos en que la actividad se produce en menor tiempo aún. Para muchos contratos de futuros (por ejemplo, divisas o índices bursátiles), la actividad comercial se concentra casi por completo en el mes siguiente o dos de inicio del contrato. Por ejemplo, en la Figura 1, solo teníamos cerca de dos meses de datos líquidos disponibles para el contrato de futuros Russell 2000 Index Mini de marzo de 2016. A medida que se acercaba el vencimiento del contrato, en diciembre de 2015, se convirtió en el contrato más líquido en este mercado. No es raro ver esto. En muchos mercados de futuros, casi toda la negociación se concentra en el contrato más próximo, que tendrá solo unos pocos meses (o semanas) de historial de negociación líquida, cuando el contrato anterior se acerca al vencimiento.

Contrato Continuo Russell 2000

Los datos de precios limitados disponibles para muchos contratos de futuros, incluso aquellos contratos que se negocian más activamente en sus respectivos mercados, hacen que sea prácticamente imposible aplicar la mayoría de las técnicas de análisis técnico a los gráficos de contratos individuales, en su determinado vencimiento.

Incluso en aquellos mercados en los que los contratos individuales tienen un año o más de datos líquidos, parte de un estudio exhaustivo de gráficos aún abarcaría el análisis de gráficos semanales y mensuales de varios años. Por lo tanto, la aplicación del análisis técnico requiere inevitablemente la vinculación de contratos de futuros sucesivos en un solo gráfico. En mercados con datos de contratos individuales muy limitados, dichos gráficos vinculados serán necesarios para realizar cualquier análisis de gráficos significativo. En otros mercados, los gráficos vinculados seguirán siendo necesarios para analizar patrones de gráficos con varios años de histórico.

MÉTODO DE CREACIÓN DE GRAFICOS DE PRÓXIMO VENCIMIENTO

El enfoque más común para crear gráficos de contratos vinculados generalmente se denomina de próximo vencimiento o futuros más próximo. Este tipo de gráficos se construye tomando cada serie, de un contrato individual, hasta su vencimiento y luego continuando con el siguiente contrato hasta su vencimiento, y así sucesivamente.

Aunque, a primera vista, este enfoque parece ser un método razonable para construir gráficos de contratos vinculados, el problema es que existen diferencias de precios entre los contratos vencidos y los nuevos. Con bastante frecuencia, estas diferencias pueden ser muy importantes. Por ejemplo, suponga que el contrato de café de septiembre expira en 132.50 / lb y el próximo contrato (diciembre) cierra a 138.50 centavos / lb el mismo día. Además, suponga que al día siguiente el café de diciembre cae 5 centavos / lb a 133.50, una caída del 3.6%. Una serie de precios de futuros más cercana mostrará los siguientes niveles de cierre en estos dos días sucesivos: 132.50 centavos y 133.50 centavos. En otras palabras, el contrato de futuros más próximo mostraría una ganancia de un centavo (0,75%) en un día en el que aquellos que hubieran comprado habrían experimentado una gran pérdida. Este ejemplo no es imaginario. Tales distorsiones, y de hecho más extremas, son bastante comunes en las renovaciones de contratos en los gráficos de próximo vencimiento.

La vulnerabilidad de los gráficos de futuros más próximos y las distorsiones en los puntos de rollover de estos contratos hace que sea deseable derivar métodos alternativos, para construir otros gráficos. Uno de estos enfoques se detalla a continuación.

SERIE DE PRECIOS CONTINUA (AJUSTADA POR DIFERENCIA)

La serie de precios ajustada al diferencial, conocida como "futuros continuos”, se construye agregando la diferencia acumulativa entre los contratos antiguos y nuevos, en los puntos de rollover, a la nueva serie de contratos. Veamos un ejemplo para ayudar a aclarar este método. Supongamos que estamos construyendo una serie de precios continuos, ajustados por diferencial, para el oro utilizando los contratos de junio y diciembre. (La elección de la combinación de contratos utilizada para crear un gráfico de futuros continuo es arbitraria. Uno puede usar todos o cualquier combinación de meses negociados activamente). Si la serie de precios comienza al comienzo del año, inicialmente los valores de la serie serán idénticos a los precios del contrato de junio que expira en ese año. Suponga que en la fecha de rollover que determinemos (que no necesariamente tiene que ser el último día de negociación), el oro de junio cierra en 1.200 USD y el oro de diciembre cierra en 1.205 USD. En este caso, todos los precios posteriores basados en el contrato de diciembre se ajustarían a la baja en 5 USD, la diferencia entre los contratos de diciembre y junio en la fecha de rollover. Suponga que en la próxima fecha de rollover, el oro de diciembre cotiza a 1.350 y el contrato posterior de junio cotiza a 1.354. El precio del contrato de diciembre de 1.350 hará que el precio continuo ajustado al
diferencial sea de 1.345. Por lo tanto, en esta segunda fecha de rollover, el contrato de junio cotizará 9 USD por encima de la serie ajustada. En consecuencia, todos los precios posteriores basados en el segundo contrato de junio se ajustarían a la baja en 9 USD. Este procedimiento continuaría, y el ajuste para cada contrato dependería del total acumulado de las diferencias de precios de puntos de transición actuales y anteriores. La serie de precios resultante estaría libre de las distorsiones que hayan dado por las variaciones en el diferencial que existen en los puntos de rollover entre contratos.

La construcción de una serie de futuros continua se puede considerar como el equivalente matemático a tomar un gráfico de futuros más próximo, cortar cada serie de contratos individuales contenidos en el gráfico y pegar los extremos (suponiendo que tengamos una serie continua que emplee todos los contratos y use las mismas fechas de rollover, como el gráfico de futuros más próximo). Por lo general, como último paso, es conveniente cambiar la escala de toda la serie por el factor de ajuste acumulativo, un paso que establecerá el precio actual de la serie igual al precio del contrato actual sin cambiar la forma de la serie.

COMPARANDO LA SERIE

Es importante comprender que una serie de precios de futuros vinculados solo puede reflejar con precisión los niveles de precios (al igual que los futuros más próximos) o los movimientos de precios (al igual que los futuros continuos) pero no ambos. El proceso de ajuste utilizado para construir series continuas resultará en que los precios pasados en una serie continua no coincidirán con los precios históricos reales que prevalecieron en ese momento. Sin embargo, una serie continua reflejará con precisión los movimientos de precios reales del mercado y será exactamente paralela a las fluctuaciones de renta variable, experimentadas por un operador que mantenga posiciones compradoras durante varios vencimientos. Por el contrario, si utilizamos la serie con vencimientos más próximos veremos precios que podrán ser extremadamente engañosos en estos aspectos.

FUTUROS CONTINUOS VS DE PRÓXIMO VENCIMIENTO

Dadas las diferencias significativas entre las series de precios de futuros más cercanas y continuas, la pregunta obvia en la mente del lector será probablemente: ¿Qué serie sería más apropiada para el análisis gráfico? ¿De vencimientos más próximos o con serie continua? Hasta cierto punto, esto es como preguntar qué factor debe considerar un consumidor antes de comprar un auto nuevo: precio o calidad. La respuesta obvia es ambas. Cada factor proporciona información importante sobre una característica que el otro no mide. En términos de series de precios, considerando futuros más próximos versus futuros continuos, cada serie proporciona información que la otra no. Específicamente, una serie de precios de futuros de próximo vencimiento proporciona información precisa sobre los niveles de precios anteriores, pero no respecto a las oscilaciones de precios. Mientras que la declaración inversa se aplicará a una serie de futuros continua.

Considere, por ejemplo, la Figura 2. ¿Qué evento causó el colapso instantáneo de 165 centavos (24%) en el gráfico de futuros más próximo en el maíz del 12 al 15 de julio de 2013? Respuesta: absolutamente nada. Este movimiento de precios "fantasma" no reflejó nada más que una transición del antiguo contrato, de cosecha de julio, al nuevo contrato de cosecha de diciembre. La Figura 3, que representa el precio continuo de futuros para el mismo mercado (y, por definición, elimina los gaps de precios en los rollover de contratos), muestra que no existió tal movimiento de precios: el maíz cambió poco del 12 al 15 de julio. Claramente, la susceptibilidad de los gráficos de futuros de próximo vencimiento a las distorsiones causadas por los gaps en los cambios de fecha pueden dificultar el uso de futuros vencimientos más próximos para el análisis de gráficos, que se centra en las oscilaciones de precios.

Futuro Continuo Corn sin ajustar

 

Futuro Continuo Corn ajustado

Por otro lado, el gráfico de futuros continuo logra precisión en la representación de los cambios de precios con el sacrificio de la precisión al reflejar los niveles de precios. Para mostrar con precisión la magnitud de las oscilaciones de precios pasadas, los precios de futuros históricos continuos pueden terminar estando muy lejos de los niveles de precios históricos reales.

De hecho, ni siquiera es inusual que los precios históricos de futuros continuos sean negativos (ver Figura 4). Obviamente,  estos precios históricos "imposibles" no pueden tener relevancia como pautas para los posibles niveles de apoyo y resistencia. El hecho de que cada tipo de gráfico de precios, el de próximo vencimiento y el continuo, tenga ciertas debilidades intrínsecas significativas, pone de relieve lo importante que es combinar ambos tipos de gráficos, para un análisis más completo. A menudo, estos dos tipos de gráficos proporcionarán imágenes completamente diferentes.

RBOB Gasoline Contrato Continuo

Por ejemplo, analice el gráfico de futuros de próximo vencimiento de la carne de cerdo que se muestra en la Figura 5. Mirando este gráfico, sería tentador concluir que los “cerdos" experimentaron un período de volatilidad en 2013, llegando a su punto máximo a principios de julio. Ahora mire la Figura 6, que muestra la versión continua del mismo mercado. Este gráfico muestra que los precios de los cerdos mantenían una tendencia alcista constante que comenzó en abril y alcanzó su punto máximo a fines de octubre. No es exagerado decir que, si no pudiéramos ver de los nombres de los gráficos, sería prácticamente imposible reconocer que las Figuras 5 y 6 representan el mismo mercado.

Lean Hog Contrato Más Cercano

Lean Hog Contrato Continuo

 

CONCLUSIÓN

Para cualquier estudio de análisis técnico la representación precisa de los movimientos de precios es esencial (por ejemplo, análisis de oscilación de precios, promedios móviles y la mayoría de los demás indicadores técnicos, etc.). Los futuros continuos, a diferencia de los futuros de próximo vencimiento, son la única opción viable representando series de precios que se extienden a través de múltiples contratos de futuros. Sin embargo, en el caso que necesitemos una representación precisa de los niveles de precios es esencial (por ejemplo, soportes y resistencias), utilizar gráficos de próximo vencimiento. Finalmente, en algunos casos, como la determinación de los niveles de soporte y resistencia a corto y mediano plazo, la elección de una serie u otra no es determinante. En último término, los operadores deben experimentar con ambos tipos de gráficos para determinar si prefieren uno sobre el otro o en realidad, si encuentran que combinar estos dos tipos de gráficos es el método más efectivo.

Como conclusión quisiera señalar que, a efectos del desarrollo y pruebas de un sistema de trading, los futuros continuos son la única opción correcta para analizar los datos. Cualquier uso de cualquier otra serie vinculada, como futuros de próximo vencimiento o precios a plazo constantes (por ejemplo, precios de divisas a 3 meses) dará lugar a resultados muy distorsionados.

 

Artículo publicado en el número 41 de la revista Hispatrading. Regístrate en www.hispatrading.com de manera completamente gratuita para acceder a más artículos como este.

 

 

 


Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!