Una estrategia de Momentum Ignition es aquella que trata de activar a otros participantes del mercado para que actúen y provoquen un movimiento rápido de mercado. El objetivo no es otro que aprovecharse de dicho movimiento, ya sea con posiciones establecidas previamente al movimiento que se desea generar o poniendo diversos stops a lo largo del libro de órdenes, que aprovecharán el impulso para ejecutarse y cerrarse en cuanto finalice el movimiento.

En la práctica, lo que hace el algoritmo es identificar un patrón en el movimiento promedio del precio para fijar el momento óptimo con una resolución de milisegundos para comprar o vender y provocar el movimiento. Veámoslo en acción con un ejemplo en el comportamiento intradía de las acciones de Daimler:

Como podemos ver en el gráfico anterior, la estrategia se estructura en tres fases:

  1. Primero se produce un repunte del volumen en el libro de órdenes pero sin movimiento en el precio. Normalmente esto se consigue enviando órdenes muy grandes y cancelándolas rápidamente. El inicio de la provocación queda patente en el suave incremento de la tasa de operaciones a corto plazo (línea azul).
  2. Seguidamente, otros participantes del mercado ven el aumento de órdenes y comienzan a comprar o vender en base a este inesperado aumento de órdenes, lo que produce un movimiento rápido y de cierta magnitud, incrementándose la tasa de operaciones a corto plazo de forma brusca. Esto provoca el momentum necesario para que el algoritmo obtenga beneficios.
  3. Finalmente el precio vuelve al punto de partida inicial tras el cierre de posiciones del algoritmo.

Según estimaciones del banco Credit Suisse, este tipo de comportamientos se produce una media de 1.6 veces al día en cada uno de los componentes del indice Stoxx 600. Por otro lado, el movimiento promedio de los valores es de 38bps (para el que no sepa qué es un bps, os lo explico al final del artículo), pero algo más del 5% de los movimientos es superior a 75bps, completándose dicho recorrido en un período aproximado de 1.5 minutos. Si tenemos en cuenta que el movimiento promedio del Stoxx 600 es de 8bps, podemos ver que se produce un gran movimiento en muy poco tiempo.

(Continuará...)

 

Saludos,
X-Trader


Un bps o basis-point spread se define como el cociente entre el spread (expresado en céntimos) y el precio de la acción. Si el spread es más o menos constante (algo habitual en valores muy líquidos), el bps aumentará a medida que el precio de la acción baje y viceversa.
  





Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!