La Mente sobre el Mercado II

Continuamos con la serie dedicada al Market Profile. En esta ocasión veremos las principales estructuras que pueden formarse en una sesión.

Días Normales
En este caso el término Normal puede resultar confuso ya que, en realidad, suele ser algo bastante excepcional. En un día normal, se produce la entrada a primera hora de la sesión de compradores o vendedores, estableciéndose una zona de equilibrio. Posteriormente los operadores del lado contrario entrarán al mercado generando un comportamiento oscilatorio. Generalmente este tipo de sesiones son típicas de días en los que se publica una noticia a primera hora provocando un fuerte movimiento direccional tras el cual el mercado se estabiliza y se queda oscilando en rango. Tal es el caso del Market Profile del T-Bond que se muestra a continuación: en los periodos A y B el precio se movió entre 96-4/32 y 97-14/32, quedándose el precio oscilando durante el resto de la sesión entre esos dos niveles.


Aunque puede parecer sencillo operar en un día así, en realidad no lo es tanto: imagine que después de caer el mercado casi una figura completa, introduce una orden de compra con el precio amenazando romper mínimos de nuevo. Pero a medida que avancemos verán como aprenden a distinguir las diferentes situaciones y a comprar aunque el mercado se esté hundiendo. No olvide nunca que las mejores oportunidades se encuentran en el movimiento más reciente de mercado y que nunca hay que perder de vista el comportamiento del mercado en conjunto.

Sobre este patrón existe una variante, en la que el movimiento inicial del mercado es menos dinámico que el de un día normal, expandiendo el rango de precios a medida que entran más operadores en la dirección del movimiento inicial, tal y como sucede en el siguiente ejemplo: el recorrido en el periodo A es más corto de lo normal pero más tarde, en el periodo D, el mercado continua bajando extendiendo la distancia entre el máximo y el mínimo del dia. Después se forma el habitual movimiento lateral.




Días en Tendencia
Se trata de sesiones en las que existe una fuerte direccionalidad, tomando el control los compradores o los vendedores desde el primer minuto de la sesión. El mercado toma una dirección y atrae a más operadores que entran en la misma dirección a medida que se marcan nuevos máximos o nuevos mínimos acompañados de bastante volumen.

En un día de estas características, la apertura casi siempre constituye el máximo o el mínimo de la sesión (punto 1 en la siguiente figura). Posteriormente el rango del día se extiende continuamente en la misma dirección (puntos 2 y 3). Así, en el siguiente ejemplo, el periodo E se extiende por debajo del periodo D, el G queda por debajo del E (sin ni siquiera rozar el máximo del periodo E, en H se marcan mínimos por debajo de G, etc.


Generalmente el perfil de un día en tendencia es más delgado y alargado que el de un día Normal, con cuatro o cinco TPOs por periodo como máximo. El fallo de no reconocer y asumir que una determinada sesión es un día en Tendencia es uno de los errores más caros que puede cometer un trader, pudiendo perder todo lo ganado en varios días en una sesión de este tipo si nos posicionamos en contra de la dirección predominante. Por ello, resulta fundamental si los compradores o los vendedores dominan la sesión para unirse a ellos.


Días en Tendencia con Doble Distribución
En este caso, el mercado se muestra relativamente inactivo durante las primeras horas de la sesión. Los participantes en el mercado no tienen clara la dirección que tomará el mercado, estableciéndose un rango de negociación estrecho. Más tarde, un determinado suceso provoca que aparezcan compradores o vendedores que consideran que el precio está demasiado caro o demasiado barato y entran en el mercado agresivamente, extendendiendo notablemente el rango de la sesión y formando posteriormente una segunda. zona de equilibrio. Normalmente en este tipo de sesiones no existe la fuerte direccionalidad de los Días en Tendencia por lo que generalmente el precio se para tras un movimiento importante.

La estructura del Market Profile en un día de este tipo comienza con un rango de equilibrio muy estrecho. Cuanto más estrecho sea este rango más probable será que se produzca un movimiento fuerte en alguna dirección (Punto 1). En algún momento de la sesión (Punto 2 - Periodos F y G del gráfico) entran los compradores o los vendedores en el mercado y extienden el rango de la sesión por debajo del rango de equilibrio inicial, formando una nueva zona de control separada de la inicial por una sóla fila de TPOs (Punto 3). El nuevo rango establecido generalmente es aceptado por el mercado. El espacio que separa a ambas zonas de control se convierte en una importante zona de referencia hacia el final de la sesión. Si el precio es capaz de volver a él, significará que el segundo rango de equilibrio ya no es aceptado por el mercado como el verdadero valor (Punto 4).


Días sin Tendencia
La direccionalidad presente en los tipos anteriores desaparece en un día sin tendencia. Este tipo de perfil es habitual de sesiones previas a la publicación de un dato importante o de un festivo. Los participantes del mercado ajustan sus posiciones a la espera de que se produzca el evento, desapareciendo la actividad habitual del mercado. La estructura de este tipo de día se manifiesta en un inicio similar al del día en tendencia, con un rango inicial estrecho. Sin embargo, no aparecen nuevos operadores que produzcan un movimiento en alguna dirección extendiendo el rango de la sesión, como se puede ver en la siguiente figura.



Días Neutrales

El último tipo de estructura que veremos es el de los días Neutrales. Se trata de sesiones en las que los compradores y los vendedores están más o menos de acuerdo en la valoración del mercado, aunque no en el precio por lo que la negociación se realiza en torno a una zona de equilibrio.

La amplitud del Market Profile de un día Neutral se encuentra a caballo de la de un día en Tendencia y un día Normal (Punto 1). El rasgo característico de este tipo de sesiones es el hecho de que tanto compradores como vendedores están activos en el mercado, como lo demuestran las ligeras extensiones de rango a ambos lados del Market Profile (Puntos 2 y 3) pero en definitiva el mercado permanece dentro de una zona de equilibrio (Punto 4).


Existen dos variaciones de este tipo de sesiones: las Neutrales Centradas, en las que el mercado cierra en la zona central del rango mostrando una total ausencia de direccionalidad y un equilibrio total entre vendedores y compradores; y las Neutrales Extremas, en las que el precio cierra en el máximo o el mínimo del día, indicando una hipotética victoria de los compradores o los vendedores.



(Continuará...)

Saludos,
X-Trader

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
La Mente sobre el Mercado I
La Mente sobre el Mercado III
La Mente sobre el Mercado IV
La Mente sobre el Mercado V
La Mente sobre el Mercado VI
La Mente sobre el Mercado VII
La Mente sobre el Mercado VIII

 



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!