DigiTrade, en asociación con FCT Group, acaba de abrir una oficina de trading propietario en Madrid (en la que, por cierto, están buscando traders, teneís más información en el Foro). Recientemente estuvimos allí charlando con uno de sus mejores traders, A.L., el cual nos dedico parte de su tiempo para contestar a las preguntas de esta entrevista.


X-Trader: Cuéntanos algo sobre ti… una breve biografía sobre tu relación con el trading
A.L.: Tengo 26 años y una experiencia profesional como trader de 3 años. Mi interés por el trading empezó cuando tenía 11 años: no sé por qué siempre abría el periódico ABC de mi padre por la sección de Economía y me fijaba en lo cambios de las divisas día a día. Pero mi verdadera pasión por los mercados despertó cuando a mis 14 años acudí a una de las primeras OPVs de Telefónica. A partir de entonces me dedicaba a mirar las cotizaciones del Mercado Continuo en el teletexto a todas horas (creo que estaba enamorado de la Bolsa).

En ese momento decidí que tenía que sacar dinero de cualquier parte para poder invertirlo en acciones, pero para un chico de esa edad conseguir dinero es bastante difícil. Una de las formas para conseguirlo fue a traves de las notas del colegio: mi abuela me dijo que me daba 5.000 ptas. por cada Sobresaliente que sacase y de ahí en adelante es la única nota que se ha visto en mi expediente académico escolar.

Una vez que tuve unos pequeños ahorros para invertir, mi afán por aprender se multiplicó exponencialmente. Empecé a especular con chicharros como Asturiana del Zinc, Radiotrónica, Tubacex, Tudor... Tuve suerte al enganchar un buen ciclo alcista de la Bolsa y conseguí rentabilidades bastante buenas.

Mi interés por la Bolsa era tal que me llevaba una radio al colegio para escuchar Intereconomía cada 30 minutos (las primeras veces pedía permiso al profesor, pero luego ya tuve que hacerlo a escondidas agachando la cabeza, ocultandome entre mis compañeros).

Tres años antes de acabar el colegio ya tenía muy claro que quería trabajar en Bolsa, pero no sabía qué carrera universitaria estudiar. Al terminar COU (con Matricula de Honor, para seguir recibiendo el dinero prometido por mi abuela), tras estar admitido en el IEB (Instituto de Estudios Bursátiles), ICADE E3 y CUNEF, me decanté por el IEB por el hecho de ser la única carrera de España en la que empiezas viendo algo de Bolsa desde el principio. También me ayudó en esta decisión el haber conocido al Director de esta universidad tras ganar un concurso de Radio Intereconomía, hablando en antena durante unos minutos con el señor Saez del Castillo explicandole cómo a mis 16 años había escogido una cartera de 5 valores que obtuvo la mejor revalorización entre todos los oyentes.

Hasta aquí todo fue un camino de rositas, ya creía que iba a ser multimillonario...

Empecé la universidad y empecé a operar con productos nuevos; cuanto más apalancados eran éstos mejor. Convencí a dos amigos para invertir su dinero y el mío, todo en warrants. Era increible ver cómo warrants que valían 0.01 euros pasaban a valer 15 euros (lo cual pasó con unos warrants de Telefónica). Al principio me fue bien, pero rápidamente perdí todo el dinero. Imaginaros cómo explicar a un amigo que ha perdido todos los ahorros de su vida.

No sé cómo, pero me rehacía muy rápido de las pérdidas y sacaba dinero para empezar a operar otra vez (trabajando de camarero, organizando fiestas, clases de padel). En segundo de carrera me pasó otra vez lo mismo: lo perdí todo. Pero esta vez perdí más de lo que tenía. Y os preguntareis: "¿cómo pudo perder más dinero del que tenía?" Pues bien, por aquel entonces yo operaba a través de una casa de valores llamada Ciberbroker, en la cual me dejaban operar intradía sin límite de dinero. Yo me metía en posiciones de 100.000 euros en warrants de Repsol que tenían una elasticidad de 15 veces, cuando en mi cuenta solo había 3.000 euros. Así, perdí todo mi dinero y 20.000 euros más que tuvo que poner mi padre. No vengo de una familia pobre pero tampoco muy adinerada, a lo mejor mi padre por aquel entonces tenía ahorrados 24.000 euros. Era un drama familiar y yo personalmente estaba hundido en la miseria.

Tras esta experiencia, dejé de operar por un año, mi padre me lo había prohibido. No dejé de seguir los mercados en ningún momento, estaba convencido de que podía ganarle el pulso al mercado. Ya en cuarto de carrera, retomé mis operaciones, pero esta vez con opciones y futuros de MEFF. Fue entonces cuando comprendí cuan engañifa eran los warrants (pero eso es otra historia). Una vez más, lo perdí todo, pero esta vez llegué a una conclusión: a nivel particular, ganar dinero en los mercados haciendo trading intraday es imposible. ¡Cuánto dinero, preocupaciones y tiempo podía haber ahorrado si me hubiese dado cuenta de ésto antes!

Al acabar la carrera, mi única obsesión era conseguir un puesto de trader donde fuese. Pero hoy en día conseguir ser trader no es tarea fácil. Normalmente tienes que estar trabajando en cualquier otro puesto hasta que te dan la oportunidad de poder especular como trader en los mercados.

Justo tres meses después de acabar la carrera me enteré de que una compañía de trading americana estaba empezando en Madrid y buscaban gente. Era la oportunidad de mi vida. Era algo muy arriesgado, puesto que el salario fijo era practicamente nulo y todo iba por sueldo variable; pero ni tenia familia ni gastos fijos que acometer así que me lancé.

Esta compañía era un “Trading Arcade”, un modelo de negocio muy conocido en EEUU pero que en España era prácticamente nuevo. Principalmente se basa en hacer trading intradía con futuros sobre cualquier producto, con un riesgo muy automatizado y sacando margen, del cual el trader se lleva un porcentaje y la compañia otro. No se trata de un chiringuito financiero, puesto que no se invierte capital de terceros, sino el dinero de la compañía.

El trabajo consiste en estar delante de varias pantallas esperando a que haya una oportunidad para entrar en el mercado. A veces las operaciones son a segundos o minutos, y como mucho horas; se trata de estar cerrado al final del día. Normalmente el 90% del dinero que ganas lo haces en el 10% del tiempo que estas delante de las pantallas. Hay que tener mucha paciencia.

Las sensaciones que proporciona este trabajo son únicas, tanto para bien como para mal. Lo peor de todo es ir a trabajar y encima perder dinero, si no estás preparado psicológicamente para ésto, no puedes durar mucho en este sector. Pero hay veces que ganas en unas horas lo que una persona normal en un año.

Desde mi punto de vista, el buen trader se forma, no nace como mucha gente dice. El problema es que muy poca gente llega a tener suficiente experiencia como para ganar mucho dinero, porque se queda rápidamente fuera del juego.

Tras un periodo de aprendizaje, rápidamente fui rentable, siendo el primer sueldo de mi vida 150.000 euros. Sinceramente, no estoy en este trabajo porque se gane mucho, es la pasión de mi vida. No sé si estoy enfermo, pero no diferencio entre estar trabajando y estar de vacaciones. También es verdad, que influye mucho que voy al trabajo cuando quiero. En estas compañías estás de Autónomo y vas a la oficina cuando te da la gana, siempre que cumplas unos objetivos mínimos.

Tras este buen comienzo, pedí a la compañía que me dejase cumplir mi sueño, ir a Chicago (la cuna de los futuros). Normalmente estas compañías tienen oficinas por todo el mundo, y si eres de los mejores te dan la posibilidad de ir a la oficina que quieras. Tras un periodo allí decidí irme a la oficina de Londres, donde también aprendí muchísimo.

Al volver a Madrid hace 6 meses, me ofrecieron la posibilidad de montar un “Trading Arcade” en la capital junto con dos empresarios. Tras meditarlo lo suficiente, decidí embarcarme en el proyecto.

Ahora mismo estamos en fase de encontrar traders, con o sin experiencia. La compañia se llama Digitrade/FCT y tiene oficinas en Madrid, Londres, Chicago, Montreal, Paris, Singapore, Shangai y Melbourne.

Y bueno, ésta es un poco mi historia. Mi sueño ahora mismo es rodearme de gente tan apasionada como yo y seguir aprendiendo, puesto que el mercado cambia cada día.

X-T: Una historia sin duda fascinante. De todas formas, por si no hubiera quedado claro a nuestros lectores, explícanos qué es esto del trading propietario...
A.L.: Consiste en mover el capital de una compañía haciendo trading intradía en cualquier producto con el que sea factible hacer dinero de forma consistente. Los beneficios se reparten entre el trader y la compañía, al igual que las pérdidas, debiendo el trader asumir un porcentaje de las mismas, limitado por los beneficios obtenidos; ésta es la principal diferencia entre operar desde casa y operar profesionalmente, no puedes perder más de lo que has generado. Es un trabajo para el que hay que estar psicológicamente muy preparado, puesto si no generas no cobras.

 

Image
Vista de la sala de trading de DigiTrade

 


X-T: ¿Cómo es el control de riesgos en este tipo de negocio?
A.L.: El control de riesgo está muy automatizado y es en todo momento en tiempo real. No existe el riesgo overnight puesto que el risk manager procura que no se dejen posiciones abiertas de un día para otro. Cada trader tiene un stop loss que debe respetar, y en caso de que no lo respete, es el risk manager el encargado de cortarle la pérdida.

X-T: ¿Cómo es el día a día de un trader propietario?¿Cómo te preparas antes de cada sesión? ¿Realizas alguna preparación mental previa? ¿Cuantas horas pasas al día delante de las pantallas?
A.L.: Normalmente inicio el dia la noche anterior, viendo los cierres de todos los mercados y todas la noticias relevantes a las 0:00 h. Intento ver hacia qué lado el mercado me puede hacer más daño para intentar no entrar en esa dirección. De camino a la oficina intento imaginar lo que sería un día de trading perfecto (soy paciente, espero las buenas oportunidades, ejecuto disciplinadamente mis stops, dejo correr beneficios, ejecuto a la perfección las entradas y las salidas…)

Las horas que paso delante de las pantallas suele variar dependiendo de si hay o no hay volatilidad. Si hay volatilidad suelen ser 8 horas, si no una media de 4 horas.

 


La CNBC informando en todo momento de lo que sucede en los mercados

 

X-T: ¿Qué actividades realizas para relajarte y descansar después de la sesión?
A.L.: Suelo ir a correr 30 minutos por el parque de El Retiro (nuestra oficina está al lado) para despejarme un poco y pensar qué cosas he hecho bien y qué he hecho mal. También tenemos una sala con una Xbox para poder descargar la tensión pegando tiros o pasar el rato durante las horas en las que el mercado no se mueve.


X-T: ¿Qué equipo y software utilizas?
A.L.: Para hacer trading utilizo 2 ordenadores, uno con 4 pantallas y otro con 2 pantallas; además cuento con otras 2 pantallas adicionales que puedo utilizar para otras tareas. Para hacer análisis técnico utilizo otro ordenador con otras dos pantallas.  Para ver los gráficos utilizo CQG y para operar la plataforma X_Trader de Trading Technologies.

 


A.L. en su mesa de trabajo. ¿Cuántas libras llevará ganadas hoy?

 

X-T: ¿En qué productos y mercados prefieres operar?
A.L.: En mi caso trabajo con futuros sobre bonos americanos y europeos, indices de renta variable americanos y europeos y un poco de futuros de las principales divisas.

X-T: ¿Qué es lo que más te gusta del trading? ¿Y lo que menos?
A.L.: Creo que lo que más me gusta es la sensación que produce el ganar dinero por saber calcular mejor que otros la probabilidad de tomar una decisión correcta. Lo que menos me gusta, la posibilidad de dejar hacer lo que más gusta en mi vida por tener mala suerte un dia y tener una pérdida demasiado grande.

X-T: Todo trader se ha arruinado alguna vez o ha pasado por un momento realmente difícil, en el que ha estado a punto de perder hasta la camisa. Cuéntanos cómo fue ese momento en tu caso.
A.L.: Yo me he arruinado unas cuantas veces, pero no profesionalmente gracias a Dios. La vez que más me impactó fue una vez que perdí todo lo que invertía en apenas 5 segundos. No se me ocurrió otra cosa más que apostar por un movimiento direccional en el Euro-Dólar justo antes de un dato de empleo americano. Me quedé totalmente bloqueado y el corazón me empezó a latir muy deprisa, no me creía que había perdido todo el dinero en 5 segundos!!! Desde entonces las pérdidas apenas me afectan, siempre que ejecute los stops correctamente.

X-T: ¿Te has planteado alguna vez operar por cuenta propia? ¿Crees que es factible?
A.L.: Si me lo he planteado, pero no por el momento, aun tengo mucho que aprender y no quiero arriesgar todo lo que he ganado hasta el momento.

X-T: ¿Qué lección del mercado ha sido determinante en tu carrera como trader? ¿Ha habido alguien en tu carrera que haya resultado fundamental para tu formación?
A.L.: El mercado se mueve por la ley de la oferta y la demanda. Él siempre tiene la razón. Cada vez que se entra en una posición uno puede estar equivocado. Nunca confiar plenamente en que vas a ganar dinero. Cuando uno está perdiendo dinero siempre puede ser peor, por eso se debe limitar la pérdida por mucho que pienses que el mercado está equivocado.

En mi carrera ha habido personas muy importantes, pero creo que las más determinantes han sido los amigos a los que les he invertido el dinero y se lo he perdido todo. Gracias a ellos he aprendido lecciones muy importantes y trataré de recompensarles todo lo que pueda, puesto que en ningún momento me han pedido explicaciones.

X-T: Describe tu estilo de trading. ¿Cuánto tiempo mantienes una posición y cuantas operaciones sueles hacer al día?
A.L.: Normalmente hago trading con spreads. Estoy largo en un producto y corto en otro muy correlacionado. No suelo estar en una posición más de un minuto a no ser que sea muy ganadora. Suelo hacer una media de 5000 contratos al día, haciendo unas 500 operaciones al día.

X-T: ¿Qué escalas temporales utilizas en tus gráficos?
A.L.: Suelo utilizar un grafico de 1 minuto para hacer trading, otro 5 minutos para ver tendencias y otro diario para ver soportes y resistencias importantes.

X-T: ¿Cuáles crees que son tus puntos fuertes como trader?
A.L.: Experiencia, paciencia y que me encanta lo que hago.

X-T: ¿Qué regla sigues para cerrar una posición, ya sea ganadora o perdedora?
A.L.: Normalmente para cerrar un posición ganadora, cierro cuando el precio corta la media en el grafico de un minuto. Una perdedora, cuando llega a mi stop loss.

X-T: ¿Qué porcentaje sueles arriesgar en cada posición?
A.L.: Depende de la oportunidad, pero nunca más de 50% a no ser que sea una posición ganadora.

X-T: ¿Qué porcentaje de éxito calculas que tienes?
A.L.: Creo que un 65%, aunque nunca lo he llegado a calcular.

X-T: ¿Qué papel juega la psicología en tu trabajo como trader?
A.L.: La psicología es un factor importantísimo. Muchas veces me pasa que no respeto un stop y me vuelvo loco haciendo trading intentando recuperar lo pérdido, cambiando totalmente mi estilo de trading y haciendo que las probabilidades de ganar sean mucho menores y con mucho más riesgo. Es muy importante estar tranquilo en todo momento y tener mucha sangre fría.

X-T: ¿Cómo consigues eliminar de tu trading las distracciones y las emociones?
A.L.: Intento pensar siempre que puedo arruinarme en cada operación que hago, por lo que tengo que prestar total atención a lo que hago.

X-T: ¿Consideras que el mercado ha cambiado en los últimos años? En caso afirmativo, ¿qué estrategia has seguido para adaptarte a esos cambios?
A.L.: En realidad, el mercado cambia de una semana para otra, asi que no creo que se pueda hablar ni siquiera de años. La única estrategia para adaptarse es seguirlo dia a dia. Hay que saber adaptarse y hacer un estilo de trading diferente para un mercado con volatilidad, sin ella, alcista, bajista, lateral...

X-T: ¿Sueles realizar un backtest de las estrategias que utilizas antes de ponerlas en marcha?
A.L.: Si, primero con un simulador y si funciona, con dinero real. Siempre hay que descontar un 20% de lo que hagas con el simulador por no tener la carga psicológica de hacerlo con dinero real. Si descontando ese 20% estás en beneficios, se empieza a hacer con dinero real pero siempre con el mínimo volumen posible al principio.

X-T: Recomiéndanos tus libros favoritos sobre trading.
A.L.: Rogue Trader: How I Brought Down Barings Bank and Shook the Financial World de Nick Leeson y Liar's Poker: Rising Through the Wreckage on Wall Street de Michael Lewis.

X-T: ¿Cuáles son tus páginas web sobre trading favoritas?
A.L.: No tengo ninguna favorita, pero suelo mirar para obtener información financiera Invertia , Expansión y Bolsacava (y aunque no lo diga, también lee X-Trader.net, ver foto ;-)).

 


Un descanso para leer X-Trader.net en uno de los cuatro monitores

 

X-T: ¿Crees que es posible que un sólo operador controle un mercado o producto financiero?
A.L.: Creo que eso es imposible. Muchas veces cuando uno pierde suele buscar excusas tontas. Está claro que en productos poco líquidos si es posible, pero al final el mercado está muy correlacionado y es difícil que alguien lo pueda mover a su antojo.

X-T: ¿Qué proyectos tienes para el futuro?
A.L.: Como ya sabes,  acabamos de abrir esta oficina en Madrid. Estamos intentando formar a traders. Seria feliz si pudiese conseguir que todos salieran adelante.

X-T: Una curiosidad… ¿Es cierto que los traders propietarios van en bermudas a trabajar o es una leyenda urbana?
A.L.: Jajaja, lo curioso es que lo he visto. Un día llegó a la oficina de Madrid un gran trader de Chicago con una camisa hawaiana y bermudas. El tio no paraba de gritar a las pantallas: “Are you kidding me?!”.

X-T: Finalmente, un consejo para nuestros lectores y la despedida de rigor…
A.L.: Creo que el mejor consejo que puedo dar es el basado en mi propia experiencia: es imposible ganar dinero haciendo trading intradia de forma particular desde casa. Es tirar el dinero, a no ser que sea para tener una primera formación como trader.

Un cordial saludo a todos y espero que mi experiencia y mis consejos os hayan sido de gran ayuda…