El año pasado nos hicimos eco en X-Trader de la búsqueda y formación de traders que está haciendo la empresa de Ram Bhavnani. Unos meses después de iniciar su aventura, José María Real, trader de Casa Kishoo, nos cuenta en esta entrevista cómo han ido las cosas.

X-Trader: ¿Cómo surgió la idea de buscar traders para Casa Kishoo?
J.M. Real: Antes de entrar en Casa Kishoo fui trader por cuenta propia durante más de 10 años y sé que hay gente muy valiosa, traders que consiguen buenas rentabilidades, pero que no manejan el capital suficiente para vivir de esto.  Se lo comenté al sr. Ram y sus asesores, y nos pareció interesante hacer una búsqueda de talento entre traders por cuenta propia de toda España.

X-T: Además de rastrear entre traders que ya están operando, estás formando personalmente a unos cuantos alumnos, ¿cómo va el curso?
J.M.R.: El curso fue un reto personal. Como siempre he tenido vocación pedagógica, y el trading me deja bastante tiempo libre, estoy intentando transformar a un grupo de alumnos, con poca o nula experiencia previa, en traders de sistemas automáticos.

Intento enseñarles lo que me gustaría que alguien me hubiese enseñado cuando empezaba: programar sistemas, optimizarlos correctamente, gestión del riesgo, la importancia del slippage, etc. Llevamos 7 meses de curso y estoy muy contento con los progresos que están haciendo los alumnos, aunque tengo claro que hasta que empiecen a gestionar dinero real no sabremos si la experiencia ha tenido éxito.

El curso es a distancia, pero hablo todas las semanas con ellos y eso me hace recordar viejos tiempos, cuando empezaba en el trading y todo me parecía emocionante. Además, el curso me está sirviendo para investigar nuevos sistemas y desempolvar cosas que tenía medio olvidadas. La experiencia está siendo tan buena a nivel personal que tengo pensado repetirla este año (para más información pueden escribir a trading[a]casakishoo.com).

Además, el hecho de que el dinero recaudado por el curso se destine a causas sociales, hace también que esta actividad sea mucho más satisfactoria. En general, los traders solemos tener mala conciencia social, supongo que porque siempre nos dicen que nuestro trabajo “no sirve para nada”, y aunque no sea cierto, ese comentario acaba calando. De hecho, la mayoría de los traders que conozco que ganan dinero (que no son muchos, por desgracia) destinan una parte de sus beneficios a causas sociales. En mi caso, en vez de donar una parte de mis beneficios, he decidido donar los ingresos derivados de esta actividad, que para mí es como un hobby.


X-T: Volviendo a la búsqueda de talento entre traders por cuenta propia, ¿cuál fue el perfil de los traders que se presentaron?
J.M.R.: Para evitar una avalancha de candidatos, decidimos exigir un pago, que fue donado a la Fundación Vicente Ferrer, para acceder a la convocatoria. Con esto conseguimos que sólo se apuntaran traders con posibilidades reales de acceder. Aun así, hubo bastantes interesados del tipo "compré Inditex hace unos años y me ha ido muy bien", pero la gran mayoría de los que nos escribieron tienen estrategias muy interesantes para nosotros.

Seleccionamos a 23, de los cuales 14 tienen una operativa discrecional y 9 automática. Siete de ellos se dedican exclusivamente al trading, y el resto lo simultanea con otra actividad. La mayoría opera intradía en índices o divisas, usando estrategias muy variadas. También se nota que el trading todavía es una actividad predominantemente masculina, ya que sólo dos de ellos son mujeres.

El objetivo de la convocatoria es contratar gestores con operativas distintas y poca correlación entre sus resultados. De esta forma conseguiremos que los resultados globales sean más consistentes.


X-T: Y de momento, ¿qué resultados habéis conseguido?
J.M.R.: La mayoría lleva más de 6 meses operando, por lo que considero que ya podemos empezar a evaluar sus resultados. De hecho, te he mandado una tabla con los resultados provisionales de esos 16 traders. Hay cuatro que todavía no llevan suficiente tiempo operando, y otros 3 que han abandonado el seguimiento por distintas causas.

Varios de los traders prefieren permanecer en el anonimato por lo que, en vez de poner nombres, en la tabla simplemente se indica si su operativa es discrecional o automática, y sobre qué activos operan. También aparece el número de semanas de seguimiento hasta finales del 2012,  la rentabilidad anualizada y el ratio “rentabilidad anualizada / máximo drawdown semanal”, que para nosotros es muy importante al relacionar la rentabilidad con el riesgo.

La verdad es que algunos de ellos han obtenido resultados espectaculares, demostrando tener operativas muy consistentes. Somos conscientes de que ratios superiores a 4 como tienen varios en este momento son factibles en un periodo corto, pero insostenibles a largo plazo. Muy probablemente estos ratios descenderán en lo que queda de seguimiento. Por mi experiencia, alguien capaz de mantener un ratio superior a uno durante varios años ya se puede considerar un gran gestor.

Aparte de los resultados, está siendo muy interesante el trato con los traders. Eso sí, algunos me han confesado que han notado la presión de sentirse “observados”, sobre todo en el caso de operadores discrecionales, que soportan más estrés que los automáticos. Es normal sentir esa presión, y es  bueno que se vayan acostumbrando a ella y consigan superarla, ya que es equivalente a la que tendrían si gestionaran capitales de terceros.

X-T: Hablando del tamaño de las cuentas ¿cómo vais a gestionar el capital asignado a cada trader? No es lo mismo hacer trading con 50.000 euros que con 500.000...
J.M.R.: Desde luego, somos conscientes de que no podemos multiplicar de golpe por 10 la cantidad gestionada por un trader. Nuestra idea es, como mucho, ir duplicando sus cuentas cada seis meses para ver cómo se adaptan a manejar cantidades cada vez mayores.

X-T: Cuéntanos también algo sobre ti: cómo es tu día a día, en qué productos estás operando, qué estrategias utilizas...
J.M.R.: Comienzo el día trabajando desde casa, y a mediodía voy a Casa Kishoo, donde comparto despacho con Carlos Bercedo, asesor y gestor de Bolsa nacional de la empresa. Nuestro despacho es contiguo al del Sr. Ram, por lo que todos los días intercambiamos impresiones con él sobre los mercados. El ambiente es muy bueno, tanto entre nosotros como con el resto de trabajadores de la empresa. La verdad es que, después de tantos años trabajando solo, agradezco pasar parte del día fuera y tener compañeros de trabajo. Por las tardes vuelvo a casa para seguir hasta el cierre de los mercados americanos.

En cuanto a mi operativa, siempre ha sido automática y tendencial. Apliqué mis sistemas a futuros de índices y bonos hasta el 2008, cuando me di cuenta de que las materias primas tienen un comportamiento más tendencial que favorece a mi operativa. Desde entonces he trabajado con futuros del petróleo, oro y maíz.

X-T: Finalmente una pregunta que se repite mucho en esta web: ¿crees que es posible vivir del trading?
J.M.R.: Sin duda, pero no es nada fácil y hay que pensárselo bien antes de intentarlo. En mi caso, viví a duras penas del trading por cuenta propia durante unos 10 años, pero la falta de capital hizo que tuviera que acudir a Casa Kishoo. Ahora me alegro mucho de esa decisión,  pero en su momento lo asumí como un fracaso, ya que mi objetivo siempre fue trabajar por mi cuenta. Por suerte, en la empresa tengo un día a día y una independencia muy similares a los que tenía antes.

En mi opinión, para poder vivir del trading trabajando por cuenta propia es imprescindible manejar un capital de 100.000 euros como mínimo. De hecho, todos los traders del seguimiento que tienen dedicación exclusiva gestionan cantidades superiores.

Con ese capital, y consiguiendo una rentabilidad anual media del 20%, lo que te situaría como uno de los mejores traders del mundo, estarías ganando un sueldo anual bastante modesto. Y lo que es peor, no serían unos ingresos constantes, sino que algunos años ganarías 50.000 euros, por ejemplo, pero otros perderías dinero. Mentalmente es agotador y muy frustrante estar trabajando todo un año para perder dinero, la mayoría de la gente sería incapaz de soportarlo, y sin embargo es algo para lo que todo trader debe estar preparado.