La Buena Suerte

Índice del artículo

Sin lugar a dudas "La Buena Suerte" es el best-seller del año. Escrito por dos autores catalanes (Fernando Trías de Bes y Álex Rovira) este excelente y ameno libro nos da las pautas necesarias para que nosotros mismos podamos crear nuestra propia buena suerte. Y es que la suerte esta ahí y a cualquier nos puede llegar; sin embargo, la buena suerte debe crearla uno mismo, o al menos, poner los medios necesarios para que la buena suerte haga su aparición.

Pero, ¿es posible aplicar a nuestro trading diario las reglas que estos autores proponen en su libro? Nosotros vamos a tratar de relacionar estas reglas con nuestra operativa, para que podamos tener "buena suerte" en nuestro trabajo diario en los mercados.

>>> La primera regla de la buena suerte establece que la suerte no dura demasiado tiempo porque no depende de uno, mientras que la buena suerte la crea uno mismo, por lo que dura siempre. Tal y como comentan sus autores, "hay un dato muy revelador que salió en un reportaje de Informe semanal, de Televisión Española. Se trataba de un reportaje sobre varias personas a las que les había tocado la lotería y a las que, diez años después, volvían a visitar. Pues bien, el 90% de los premiados estaba arruinado, o peor que antes o igual que al principio."

Esta regla tiene una consecuencia muy importante para nosotros como traders: podemos tener un día de suerte en el que siguiendo el primer método que cojamos de cualquier libro sobre Bolsa ganemos mucho dinero; o podemos tener la suerte de contratar uno de esos sistemas automatizados que ofrecen en multitud de webs y tener la suerte de ganar mucho dinero durante el primer mes de operativa. Pero si no hemos trabajado a fondo la técnica, el sistema, la estrategia y la gestión del riesgo, será muy difícil que la racha continúe y lo más probable es que al final perdamos todo lo que hayamos ganado y más.

>>> La segunda regla de la buena suerte dice que muchos son los que quieren tener buena suerte, pero pocos los que decidimos ir a por ella. No es suficiente con querer ser trader, hay que recorrer un duro camino para llegar a conocer y comprender los mercados.

>>> Vayamos con la tercera regla, que sostiene que, si ahora no tienes buena suerte, tal vez sea porque las circunstancias (tus circunstancias) son las de siempre. Para que la buena suerte llegue es conveniente crear nuevas circunstancias.

Tomen buena nota de esto, porque es una verdad como una catedral: si no inventamos cosas innovadoras, nuevas formas de entender el mercado y de trabajar en él, difícilmente tendremos éxito en nuestra operativa. Para trabajar en los mercados, no basta con ir con las dos medias móviles que nos ha enseñado el vecino, hay que trabajar sobre esa base inicial!!!

>>> Entramos en la cuarta regla de la buena suerte: preparar las circunstancias para la buena suerte no significa buscar sólo el beneficio propio, sino que crear circunstancias para que otros ganen también atrae la buena suerte, que no es más que compartir.

Por ejemplo, al escribir este artículo estamos intentando abrir los ojos a la gente para que no se fíe de los famosos sistemas milagrosos, que lo único que hacen es convertirnos en simples pececillos para ser devorados por el tiburón. Tenemos que adentrarnos en el mar, todos juntos, formando un gran pez (tendencia) pero cada uno con nuestro sistema propio y único bajo la aleta ;-). Así, cuando venga un tiburón sepamos dispersarnos hacia más nos convenga y no hacia donde él quiera acorralarnos.

>>> Nos vamos ahora a la quinta regla, cuyo enunciado es el siguiente: si se deja para mañana la preparación de las circunstancias, la buena suerte quizá nunca llegue. Crear circunstancias requiere dar un primer paso y hay que darlo precisamente hoy, es decir, no hay que postergar, sino perseverar.

Aplicado al trading, se trata de una norma que todo trader debe respetar: si no hacemos los deberes el día anterior, si de repente nos levantamos de la cama y nos ponemos a operar sin haber planificado y sin haber estudiado el comportamiento del mercado, lo más probable es que perdamos bastante capital durante esa sesión. Es muy importante por tanto revisar cada día nuestra operativa, hacer los deberes, mantener una disciplina día a día, pues de lo contrario es muy posible que no tengamos éxito en el mercado.

 



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!