La Buena Suerte

Sin lugar a dudas "La Buena Suerte" es el best-seller del año. Escrito por dos autores catalanes (Fernando Trías de Bes y Álex Rovira) este excelente y ameno libro nos da las pautas necesarias para que nosotros mismos podamos crear nuestra propia buena suerte. Y es que la suerte está ahí y a cualquier nos puede llegar; sin embargo, la buena suerte debe crearla uno mismo, o al menos, poner los medios necesarios para que la buena suerte haga su aparición.

Pero, ¿es posible aplicar a nuestro trading diario las reglas que estos autores proponen en su libro? Nosotros vamos a tratar de relacionar estas reglas con nuestra operativa, para que podamos tener "buena suerte" en nuestro trabajo diario en los mercados.

>>> La primera regla de la buena suerte establece que la suerte no dura demasiado tiempo porque no depende de uno, mientras que la buena suerte la crea uno mismo, por lo que dura siempre. Tal y como comentan sus autores, "hay un dato muy revelador que salió en un reportaje de Informe semanal, de Televisión Española. Se trataba de un reportaje sobre varias personas a las que les había tocado la lotería y a las que, diez años después, volvían a visitar. Pues bien, el 90% de los premiados estaba arruinado, o peor que antes o igual que al principio."

Esta regla tiene una consecuencia muy importante para nosotros como traders: podemos tener un día de suerte en el que siguiendo el primer método que cojamos de cualquier libro sobre Bolsa ganemos mucho dinero; o podemos tener la suerte de contratar uno de esos sistemas automatizados que ofrecen en multitud de webs y tener la suerte de ganar mucho dinero durante el primer mes de operativa. Pero si no hemos trabajado a fondo la técnica, el sistema, la estrategia y la gestión del riesgo, será muy difícil que la racha continúe y lo más probable es que al final perdamos todo lo que hayamos ganado y más.

>>> La segunda regla de la buena suerte dice que muchos son los que quieren tener buena suerte, pero pocos los que decidimos ir a por ella. No es suficiente con querer ser trader, hay que recorrer un duro camino para llegar a conocer y comprender los mercados.

>>> Vayamos con la tercera regla, que sostiene que, si ahora no tienes buena suerte, tal vez sea porque las circunstancias (tus circunstancias) son las de siempre. Para que la buena suerte llegue es conveniente crear nuevas circunstancias.

Tomen buena nota de esto, porque es una verdad como una catedral: si no inventamos cosas innovadoras, nuevas formas de entender el mercado y de trabajar en él, difícilmente tendremos éxito en nuestra operativa. Para trabajar en los mercados, no basta con ir con las dos medias móviles que nos ha enseñado el vecino, ¡¡¡hay que trabajar sobre esa base inicial!!!

>>> Entramos en la cuarta regla de la buena suerte: preparar las circunstancias para la buena suerte no significa buscar sólo el beneficio propio, sino que crear circunstancias para que otros ganen también atrae la buena suerte, que no es más que compartir.

Por ejemplo, al escribir este artículo estamos intentando abrir los ojos a la gente para que no se fíe de los famosos sistemas milagrosos, que lo único que hacen es convertirnos en simples pececillos para ser devorados por el tiburón. Tenemos que adentrarnos en el mar, todos juntos, formando un gran pez (tendencia) pero cada uno con nuestro sistema propio y único bajo la aleta ;-). Así, cuando venga un tiburón sepamos dispersarnos hacia más nos convenga y no hacia donde él quiera acorralarnos.

>>> Nos vamos ahora a la quinta regla, cuyo enunciado es el siguiente: si se deja para mañana la preparación de las circunstancias, la buena suerte quizá nunca llegue. Crear circunstancias requiere dar un primer paso y hay que darlo precisamente hoy, es decir, no hay que postergar, sino perseverar.

Aplicado al trading, se trata de una norma que todo trader debe respetar: si no hacemos los deberes el día anterior, si de repente nos levantamos de la cama y nos ponemos a operar sin haber planificado y sin haber estudiado el comportamiento del mercado, lo más probable es que perdamos bastante capital durante esa sesión. Es muy importante por tanto revisar cada día nuestra operativa, hacer los deberes, mantener una disciplina día a día, pues de lo contrario es muy posible que no tengamos éxito en el mercado.

>>> Nos vamos a la sexta regla, que enseña lo siguiente: Aun bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la buena suerte no llega. Busca en los pequeños detalles circunstancias aparentemente innecesarias, pero imprescindibles. Hay que mimar el detalle. Muchísimos de los grandísimos descubrimientos de este siglo y del siglo anterior han llegado por pequeñísimos detalles que pasaban inadvertidos a muchas personas.

Ahonda en tu inconsciente; si hay algo que no te permite confiar plenamente en tu sistema, revísalo, pregúntate qué puede estar pasando: ¿estás invirtiendo dinero necesario en tu vida para subsistir?, ¿el entorno en el que operas es el apropiado?, ¿te sientes cómodo con la escala temporal y con el capital con el que trabajas? ...

>>> Abordemos la séptima regla, que señala que, a los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo, mientras que, a quienes se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa.

Dicho de otro modo: a aquel que controla su operativa y sus riesgos en el mercado, no le preocupa el azar, no le preocupa que un día se caigan las Torres Gemelas o que Greenspan toque tipos por sorpresa. Sin embargo, aquel que se abandona al azar sin construir su propio sistema, no durará mucho tiempo en el mercado.

>>> Nos vamos a la regla número ocho, que sentencia que nadie puede vender suerte. La buena suerte no se vende. Hay que desconfiar de los vendedores de suerte.

Todos tenemos tantas ganas de hacernos ricos en los mercados que siempre hay un tipo listo que te ve con tantas ganas de éxito que te lo pone en tus manos. Y te dice: "Yo tengo lo que tú necesitas para hacerte dominar los mercados". Y muchas veces caemos. ¿A cuántos de nosotros nos han dicho eso de "Tengo el sistema definitivo? Si abres una cuenta en tal sociedad de valores o si pagas x euros al mes te harás rico". Y después nos enteramos de que uno se metió en él y lo perdió todo. Así son los vendedores de suerte. Ante eso, uno ha de tener fe y ha de perseverar en su trabajo, vivir de los mercados no es nada fácil (si lo fuera, todo el mundo lo haría).

>>> La novena regla mantiene que, cuando ya se han creado todas las circunstancias, hay que tener paciencia y no abandonar. Es decir, para que la buena suerte llegue, confía. Si a pesar de todo nuestro trabajo en el trading, no nos hacemos ricos el primer día no pasa nada. Probablemente con el tiempo y con paciencia acumulemos un importante capital. No pienses, no le des vueltas y deja actuar al sistema.

>>> La décima y última regla afirma que crear buena suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad. Ahora bien, la oportunidad no es cuestión de suerte o de azar, sino que la oportunidad siempre está ahí, en los mercados. Generalmente se dice que, en el campo de los negocios, lo contrario de "oportunidad" es "amenaza"; sin embargo, desde el punto de vista de la Buena Suerte, decimos que lo contrario de oportunidad no es amenaza, sino inoportunidad, que es no hacer lo que conviene en el aquí y en el ahora. Realmente, las amenazas existen; pero lo que hay, y mucho, son inoportunidades, momentos en los que no conviene estar en el mercado. Hay que saber preparar nuestra mente y nuestras herramientas para que cuando llegue el momento, sepamos aprovechar la oportunidad.

Todas las ideas que acabamos de ver pueden sintetizarse de esta forma: crear buena suerte consiste, únicamente, en crear circunstancias. Y para ello debemos aprovechar nuestro ingenio para crear herramientas, métodos, sistemas que nos permitan alcanzar nuestro objetivo, ganar dinero en los mercados en la cuantía que consideremos suficiente aprovechando las oportunidades cuando se presenten.


Seguro que después de esto la Buena Suerte aparecerá en su operativa...

 

Un saludo
Psyke


Artículos Relacionados


Decálogo del Buen Especulador

Decálogo del Buen Especulador

Las diez reglas que todo buen especulador de los mercados financieros debe seguir a rajatabla.

Tácticas de Trading

Tácticas de Trading

Para que si empiezas solo te lleves las hostias justas, no todas las que nos hemos llevado los demas... En fin, parece que poco a poco se pone de moda hacer trading, y yo que me he llevado hostias...

¿Es Posible Especular de Otra Forma? IV

¿Es Posible Especular de Otra Forma? IV

Ya hemos visto en el apartado anterior que las acciones “Valor” presentan un comportamiento mucho mejor que las acciones “Crecimiento” a largo plazo. Así mismo, hemos visto que podemos aprovecharnos...

Seven, los 7 Pecados Capitales del Trader

Seven, los 7 Pecados Capitales del Trader

Dkvas nos deleitó en la última kedada con este excelente documento no exento de un fino sentido del humor, parodiando la película Seven y la serie de David Carradine, Kung Fu.

La Metodología de DiNapoli II

La Metodología de DiNapoli II

Di Napoli comienza su libro con unas palabras muy interesantes acerca de la vida y de su experiencia como trader. Pero lo que más nos llama la atención es su crítica al uso de sistemas mecanicos de...

¿Por Dónde Empiezo?

¿Por Dónde Empiezo?

Bien comenzamos a responder la primera cuestión que le surge a todo aquel que comienza a interesarse por el apasionante mundo de los mercados financieros y sobre la que he recibido multitud de...