La Excitación del Trading VIII

Índice del artículo

9. Meditación, Relajación y Respiración

Una vez hemos visto lo necesario para cuidarnos un poco, pasamos a ver algunos métodos para relajarnos y prepararnos para la sesión de trading:

MEDITACIÓN; RESPIRACIÓN:
Podemos aprender a meditar al comienzo o al final del día. Ello no sólo nos permitirá relajarnos cuando nos vayamos a la cama a dormir, además nos preparará al comienzo de la mañana para hacer trading. Esto lo hago todos los días antes de que el mercado abra.

El yoga es un buen método de relajación y con un poco de práctica, podemos eliminar el stress durante unos minutos al día. Existe abundante información en Internet sobre el yoga o seguro que hay alguien en su localidad que le pueda enseñar a relajarse; en todo caso, voy a hablarles de la parte más importante del proceso de relajación: LA

RESPIRACIÓN
“La meditación es el arte de transformar nuestros hábitos. Nuestro objetivo es observar sin sentimientos o atracción hacia los objetos. Nuestro cuerpo está rodeado por un campo electro-magnético. Una vez nos concentramos en las partes de nuestro cuerpo a través de la meditación, seremos capaces de superar nuestros miedos, iras y preocupaciones. Mediante la práctica diaria, podemos perfeccionarnos y crear una nueva personalidad” Vidya Jain
La forma más sencilla es buscar un sitio tranquilo donde estar cómodo y no nos interrumpan en algún momento del día (lo ideal es antes de que el mercado abra). El ejercicio a realizar consiste en RESPIRAR, algo que después nos va a permitir controlarnos en nuestro trading.

Existen diferentes posturas para comenzar el ejercicio, podemos estar sentados o tumbados. Lo más importante es tener la espalda derecha, alineada con nuestra cabeza y nuestro cuello Y NO ESTAR INCÓMODOS. Debemos permanecer en esa posición al menos 15 minutos. Durante este tiempo, estaremos quietos, sin emociones y con los ojos entreabiertos.

A fin de relajarnos por completo, debemos ser capaces de eliminar cualquier tensión en nuestro cuerpo. Concentre su mente en cada parte de su cuerpo, y mediante autosugestión, comience a relajarse, desde la cabeza a los pies. Piense en como se relajan los músculos de sus brazos, hasta la punta de sus dedos, después comience con las piernas hasta la punta de los pies, sienta como su espalda se relaja lentamente. Ahora piense en su columna vertebral. Imagínese que una pelota de ping-pong la recorre de arriba a abajo lentamente, haciéndonos sentir muy relajados.

Al mismo tiempo que hacemos esto, debemos realizar los siguientes ejercicios respiratorios:

Respire rítmica y lentamente; cuente 3-5 segundos mientras inspira, aguante un segundo y suelte el aire durante otros 3-5 segundos. No fuerce el aire, respire de una forma natural. Respire lentamente y marquese un ritmo. Sea consciente de cada una de las respiraciones. Sienta como entra el aire dentro de su cuerpo. Piense sólo en esto durante un rato, sólo el aire fresco entrando y saliendo. Haga esto entre 5 y 10 minutos.

Al principio, su mente puede plantearse preguntas o pensamientos. No intente pararla; simplemente obsérvela sin involucrarse. Una vez nos convirtamos en observadores, dejarán de molestarnos.

Una variante de este ejercicio consiste en respirar por un lado de la nariz y expulsar el aire por el otro, tapando ligeramente cada uno de los lados con el dedo pulgar.   

Este método es una manera simple pero efectiva de relajarnos, pruébelo y lo verá.

En el yoga, la regulación de la respiración nos permite relajar la mente. En palabras de Vidya Jain:

¨Es imposible canalizar y concentrar el funcionamiento de la mente si la respiración no es regulada de la manera adecuada. Su regulación, así como la reducción de su velocidad y llevar un ritmo adecuado permite relajar la mente. Simultáneamente, impulsos, emociones y pasiones y la fuerza que los impulsa pasan a ser controlables. Cuando la respiración es superficial y rápida, las pasiones se desatan, las emociones y los impulsos se refuerzan. Pero es posible controlar las pasiones regulando la respiración. Si respiramos despacio y rítmicamente, las fuerzas de la pasión tardarán en hacer aparición, porque las privamos de su vehículo”.

“Una respiración más lenta reduce el desgaste de nuestro cuerpo. Supone menos trabajo para el corazón, reduce la presión arterial y tranquiliza los nervios”. “Habitualmente se dice que la edad de un yogi no debe calcularse como el número de años vividos sino a través de la calidad de sus respiraciones – cuanto más largas y profundas sean, más larga es su vida. Un perro respira 30-40 veces por minuto y no vive más de 12-14 años. Mientras que una tortuga respira 4-5 veces por minuto y en algunos casos llegan a vivir 150 años. Lo que significa que cuanto más largas y profundas son las respiraciones, más larga y saludable será nuestra vida”.

Para que esto funcione, debemos tomárnoslo en serio y ser conscientes de que no dominaremos el arte de la relajación hasta que hayamos hecho esto cada día durante un par de meses. NADA ES FÁCIL.

Como veremos más adelante, es importante aprender a meditar, ya que será en este momento cuando seremos capaces de cambiar nuestros malos hábitos a nivel del subconsciente.

¨SIN AUTOCONTROL, NO ES POSIBLE REALIZAR GRANDES OBRAS.¨ Proverbio Zen.

OTRAS TÉCNICAS DE RELAJACIÓN:
Algunas de estas técnicas pueden utilizarse mientras tenemos una posición a fin de relajarnos. Personalmente sólo realizo ejercicios de respiración pero otros métodos también pueden funcionar:

Colorterapia: Doctores y psicólogos afirman que los colores tienen una profunda influencia en nuestras vidas. Los colores afectan a nuestro humor y a nuestro sistema nervioso. El color de nuestra oficina, nuestra casa o nuestro coche pueden afectarnos. Asegúrese de que nuestro lugar de trabajo esté iluminado y pintado en colores claros para sentirnos cómodos.

Aromaterapia: Relájese oliendo algo que le guste: flores, árboles, esencias, etc.

Visualización:  mientras medita, imagine que está en el mar o volando o haciendo algo que le encante.

Masaje: dese un masaje diario de 15 minutos y seguro que se relaja.

Sonidoterapia: Escuche el sonido del oceano, del agua, música clásica o algo que le guste y relájese.

Escritura: cuando escribimos, normalmente nos calmamos. Sin embargo, si no podemos concentrarnos en lo que hacemos, es probable que no sea un buen día para hacer trading.

Tocar un instrumento:  esto  puede calmar nuestra mente mientras estamos dentro de una posición.

Té: una taza de té puede ayudar a relajarnos, así como otras bebidas (por ejemplo, agua)

RECUERDE: NO HACEMOS ESTO SÓLO POR EL BIEN DE NUESTRO CUERPO Y DE NUESTRO CEREBRO, SI NO TAMBIÉN POR EL  BIEN DE NUESTRA CARTERA!

ASÍ QUE ADELANTE, HÁGALO!

 



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!