La Pirámide del Trading IX

Seguimos con la novena entrega de la serie escrita por Quinito basada en el libro The Way to Trade de John Piper.

CAPÍTULO IX: LAS TRES SIMPLES REGLAS

Las tres simples reglas del trading
Existen tres reglas básicas que todo trader ha de cumplir. El modo de cumplirlas depende de cada pirámide y se fundamentará en los escalones inferiores. Pero, con independencia del cómo, lo que es cierto es que todos nosotros, de una forma u otra, debemos cumplir dichas reglas para poder alcanzar nuestros objetivos como traders.

Regla 1: Corta tus pérdidas
Lo primero que debe hacer un trader es conocer el oficio. La clave de este negocio es minimizar las pérdidas. Para ello deberás diseñar una estrategia de MM y RC eficiente, así como controlar tus emociones para evitar pérdidas derivadas de la falta de disciplina. Las únicas pérdidas que puedes tener son las operaciones negativas de tu sistema (no perdidas emocionales) y éstas han de ser controladas (estrategia de MM y RC).


Regla 2: Deja correr tus ganancias

No permitas que tu ego te juegue una mala pasada. Cuando una operación comienza a mostrar beneficios, tu instinto te empujará a cerrarla con el fin de asegurar un beneficio y esto es porque al ser humano le encanta tener la razón. No obstante, recuerda que estás aquí para ganar dinero, no para llevarte la razón. Reflexiona bien sobre este punto y escribe tus conclusiones.

Por otro lado, cuando ya estamos obteniendo retornos recurrentes durante bastante tiempo con un único contrato, tu obligación pasará a ser maximizar las ganancias. Aumenta el número de contratos poco a poco y actúa como si tuvieras uno sólo. Dejar correr las ganancias con dos contratos es el doble de importante que hacerlo con uno sólo. Intenta maximizar las ganancias pero siempre controlando los riesgos. Esa es la única forma de alcanzar la tercera etapa del trader.


Regla 3: Opera selectivamente

Debes aprender a elegir las mejores oportunidades. Esto lleva mucho tiempo y son necesarios muchos conocimientos. Sigue con tu operativa, deja correr las ganancias y corta rápido tus pérdidas, eso hará que sobrevivas mucho tiempo en el mercado. A medida que pasen los años, irás obteniendo los conocimientos y la experiencia necesarios para determinar cuál es la mejor oportunidad. De momento, no olvides que la mejor opción siempre será aquella con mejor ratio recompensa / riesgo.

Bonus: Opera siempre a favor de la tendencia
Las probabilidades de encontrar las operaciones con grandes movimientos serán mayores, así como las probabilidades de tener operaciones positivas. Cuando operas en contra del mercado, al final terminarás arrasado.


Siguiendo las reglas
Las tres simples reglas, aunque simples en su concepto, presentan varias dificultades a la hora de llevarlas a la práctica... de forma eficiente, claro. Si todavía piensas que el trading es algo sencillo ya empieza a ser hora de que te desengañes. Hablando claro, es una labor muy complicada (y más para el novato) el llevar a la práctica las tres reglas. Si no, ¿por qué piensas que el 95% de los traders pierden dinero de forma constante? A pesar de todo, lo primero que debes hacer es reducir tus riesgos.


El uso del stop
El novato suele tener ciertas reticencias a la hora de incluir los stops en su operativa pues ésta se vuelve más complicada puesto que desde el momento en que introduces un stop corres el riesgo de ser barrido. Eso es cierto, pero también es cierto que otras veces (la mayoría si colocas bien tus stops) cuando te salta el stop de pérdidas te has salvado de tener unas pérdidas mucho mayores (si ves que la mayor parte de as veces en las que te salta el stop se debe a una barrida, emplea otra técnica de colocación de stops pues la que estás empleando es putapénica). Así que nunca, bajo ningún concepto, operes sin stops. Cada vez que abras una nueva posición pon tu stop en el mercado y que sean GTC (los stops mentales no funcionan a menos que hayas conseguido un elevadísimo nivel de disciplina que, cuando eres novato, aun no tienes).

Las pérdidas: la muerte del ego
A la mayor parte de las personas nos gusta tener razón y odiamos estar equivocados. Nuestro ego no admitirá jamás el haber tenido una pérdida y nos empujará a no realizarla aun a riesgo de que dicha pérdida se incremente. El ego nunca pierde la esperanza de terminar teniendo la razón. La mayor virtud de un buen trader es la de ser un buen “encajador”. No comiences a operar hasta que esté seguro de que posees esa virtud.

Muchos traders, incluso algunos con buenos resultados, aun conociendo la importancia de ser un buen encajador y aun habiéndolo sido en el pasado, se dejan llevar por el ego y terminan arrastrados por grandes pérdidas. Esto suele ocurrir cuando introducimos alguna novedad en nuestra estrategia (un nuevo indicador, añadimos un contrato más, operamos en un nuevo mercado, cuando pasamos de day traders a position traders o viceversa...) Así que no bajes la guardia y menos en los momentos en los que acabas de introducir algo nuevo en tu operativa.

Es muy importante que tengas claro qué hacer cuando un gap supera el nivel de tu stop loss. Reflexiona mucho sobre este punto. Reflexiona muchísimo. Cuando tu stop es superado por un gap, las emociones saltan y seguro que, a menos que tengas un plan prediseñado, vas a operar de un modo emocional. Piensa en lo difícil que te resulta tener una pérdida de X. Pues ahora imagínate lo que puede ser una pérdida de 2X. Personalmente ejecuto el stop en el momento en que se tenga un precio. Prefiero perder un poco más antes que las emociones me arrastren a perder un mucho más. De todas formas, esto es algo personal.

Recuerda la máxima “el trader mediocre siente miedo cuando debería sentir esperanza y esperanza cuando debería sentir pavor”. Reflexiona con calma sobre todos los aspectos del trading. Imagina un escenario con beneficios, otros con pérdidas, imagínate abriendo una posición y luego cancelándola, imagínate eligiendo (rechazando) una operación... imagínatelo todo. Crea un plan de acción para cada aspecto que has imaginado. Luego revísalo. Lo más importante es que lo que has diseñado no te haga caer en el miedo cuando deberías tener esperanza y en la esperanza cuando deberías sentir pavor. ¿Realmente crees que es bueno no cancelar una operación cuando un gap se come tu stop? ¿Tienes esperanza de que esa operación llegue a tu nivel inicial de stop o, incluso, se dé la vuelta y termine siendo positiva? Ante esa situación, personalmente, me inclino más por el pavor que por la esperanza.

Como hemos visto, cortar las pérdidas no es algo sencillo. Sin embargo, cuando obtenemos la disciplina mental necesaria para hacerlo ya podemos pasar al siguiente nivel: dejar correr las ganancias. Tampoco es fácil, pues el ego te empuja a realizar beneficios para ir teniendo siempre la razón, pero te aseguro que es mucho más agradable que todo lo que tiene que ver con las pérdidas.


Dejar correr las ganancias
Como ya hemos dicho, a nuestro ego le gusta tener razón siempre y nos empujará a cerrar prematuramente las operaciones ganadoras. Pero, además, en el campo de dejar correr las ganancias vamos a luchar contra otro enemigo más: el miedo.

“El trader mediocre siente miedo cuando debería sentir esperanza y esperanza cuando debería sentir pavor”. El mercado se mueve formando picos y valles, arriba y abajo. Por este motivo, veremos cómo constantemente algunas operaciones muestran beneficios que rápidamente se tornan en pérdidas para, posteriormente, volver a los beneficios. Si el trader no es capaz de controlarse, va a terminar actuando emocionalmente.

Cuando tenemos beneficios aparece el miedo (en lugar de la esperanza) y nos hace pensar que una simple corrección es, en realidad, un cambio de tendencia. La situación es bastante angustiosa pues en el momento en que has superado los 50.000 € o los 100.000 € en tu cuenta (números que hacen mucha ilusión) va el mercado se gira y vuelves a los 47.000 € 0 95.000 €, donde estabas hace más de un mes. El miedo entra en acción y ves señales claras de cambio de tendencia. La angustia cada vez es mayor hasta que explotas y cancelas posiciones justo antes de que tu cartera pudiera pasar a valer 70.000 € o 120.000 €. Si eres seguidor de tendencia, como yo, conocerás esta situación perfectamente. Nuestra propia psicología nos empuja a quedarnos con lo que nos gusta y no puede soportar ver cómo aquello tan bonito se esfuma delante de nosotros. Personalmente me costó más tiempo aprender a asumir esto que a cortar las pérdidas. El truco está en la relajación.


Operar selectivamente
Este concepto es realmente simple y representa la culminación del proceso de formación del trader. Sólo alcanzarás el nivel de experto cuando domines este aparatado y sólo con tiempo y experiencia podrás dominarlo. Si no te arruinas por el camino (corta tu pérdidas y deja correr tus ganancias para evitarlo) no tengas duda de que lo conseguirás. Ten paciencia.


Opera a favor de la tendencia
Mi operativa personal se basa en dos premisas fundamentales: 1) es imposible predecir los giros del mercado y 2) las tendencias viven hasta el momento en que mueren. Por estos dos motivos soy seguidor de tendencia. Operar a favor de la tendencia es la forma más sencilla de lograr que: 1) la mayor parte de tus operaciones sean positivas y 2) tener grandes movimientos a tu favor. Por tanto, has de desarrollar un método que te permita operar a favor de la tendencia, con una entrada de bajo riesgo y que te facilite el cumplimiento de las tres reglas básicas. Una vez dentro, esperarás a que la tendencia cambie (nunca trates de anticipar el cambio porque seguro que no lo vas a conseguir) para cancelar tus posiciones, nunca antes (con permiso del MM, claro está).


Resumen

  • Cortar rápidamente las pérdidas es la primera lección que debes aprender. En la mayor parte de los casos, lo mejor es concentrarse exclusivamente en este punto hasta que alcances cierto nivel de experiencia y conocimientos. Nunca llegues a un punto tal que sientas esperanza cuando deberías sentir pavor.
  • Dejar correr tus ganancias es el segundo reto al que deberás enfrentarte. Recuerda que debes evitar sentir miedo cuando deberías sentir esperanza.
  • Operar de una forma selectiva representa el máximo de tu formación. Ten paciencia pues para alcanzar este nivel es necesaria mucha experiencia real de mercado.
  • Operar a favor de la tendencia coloca las probabilidades de éxito a tu favor ya que facilita tener un mayor número de operaciones positivas y tener más probabilidades de tener grandes movimientos a tu favor.
  • Es vital conocer los problemas y las dificultades psicológicas que implica la consecución de estas reglas. Aprende a dominar tus emociones y cúmplelas siempre.

 

(Continuará...)



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!