Todos hemos visto más de una vez como nuestro valor favorito despegaba sin tenernos a nosotros a bordo. De hecho, como traders alguna vez hemos sentido esa lucha interior entre dos sentimientos: el de esperar para entrar a un precio mejor y el ver como algo se dispara sin ser capaces de reaccionar para coger aunque sea unas migajas del movimiento. Generalmente en estos casos lo más recomendable, en mi opinión, es esperar siempre a tener un punto de entrada mejor que quedarnos enganchados en las alturas...

Más técnicamente, podemos decir que:

1) Debemos fijar un límite superior a partir del cual no estaremos dispuestos a comprar y en ese punto pondremos una orden limitada. Con ello, eliminamos todo miedo a no entrar en el "punto perfecto". Si la orden entra, perfecto; si no, debemos entender que hemos actuado de forma prudente más que haber perdido una oportunidad. Porque preservar nuestro capital es lo más importante!!!

2) También es conveniente introducir dinero poco a poco, a partir del límite que fijamos en el apartado anterior (esto es, no poner todo nuestro capital en la orden limitada si no poner una parte y luego, a medida que sube el valor, realizar más compras), de tal forma que si el mercado se gira en nuestra contra, no estaremos arriesgando todo nuestro capital.

Un saludo
Psyke

 


Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!