En este artículo voy a tratar de enseñarles a neutralizar las emociones que pueden sentir durante la operativa habitual. Imaginen, por ejemplo, que de repente el miedo le induce a dar marcha atrás en una operación conduce al tirón detrás, o tenga pensamientos codiciosos que le lleven a asumir demasiado riesgo mientras opera; pues bien, existen maneras para neutralizar sensaciones y pensamientos, de tal forma que éstos no eliminen lo mejor de usted como trader. así que no pueden conseguir el mejor de usted. Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay momentos para respetar el miedo y de utilizarlo para ser cauteloso, y hay otros para empujar más allá de él.

En primer lugar, debemos utilizar una estrategia de tipo disparador (trigger) la cual funciona cuando la codicia nos hace arriesgar más de lo debido.Básicamente se trata de una estrategia de autorregulación para alterar el estado mental. La estrategia de tipo disparador se denomina así porque fija una acción positiva que contrarresta una emoción negativa. Cuando usted utiliza un disparador, en realidad está utilizando una asociación entre cuerpo y mente para salir de un estado y entrar en otro.

Supongamos que Vd. tiene miedo al abrir una operación y desea superarlo. Para ello podemos crear un disparador que le recuerde un pensamiento que neutralice el miedo que siente cuando va a pulsar la tecla de mandar al mercado o al descolgar el teléfono para dar una orden. El disparador puede ser mirar un objeto de la habitación, oír un sonido, o tocar algo. La vista y el tacto suelen ser los mejores disparadores para mucha gente, pues son los canales sensoriales primarios más de gran alcance.

Por ejemplo, las ventanas de mi despacho dan a una zona ajardinada con árboles. Cuando miro por la ventana y dejo de mirar el monitor, asocio esta imagen con paz y tranquilidad. El mercado sube y baja pero el jardín siempre está allí quieto, estático ante noticias o giros del mercado. El jardín me ayuda a mantenerme estable, haciéndome menos susceptible a las emociones que pueden entrar en acción ante los movimientos que se producen en la pantalla.

En este caso, tendriamos dos disparadores: el estímulo visual de mirar el jardín y el leve movimiento de mi silla para poder verlo. Los disparadores visuales y cinestésicos (el movimiento físico de mi cuerpo y girar mi cabeza a la izquierda) me alejan de cualquier miedo o ansiedad algo calma, estable y el balancear. Mi cambio de orientación hacia el jardín apenas me permite recordar qué está sucediendo en el mercado.

La cuestión es que un disparador llega a estar fuertemente asociado con un cambio mental específico, y la invocación del disparador activa el cambio deseado.

Si bien el disparador no me induce a levantarme periódicamente y salir al jardín, permaneciendo totalmente ausente del mercado o cualquier otra cosa, me permite tener un momento de refresco visual y menta.

En general, es más fácil accionar el disparador con un estímulo del mundo real, pero no es necesario. Usted puede utilizar una imagen mental como disparador.

El disparador puede ser tan simple como juntar su dedo pulgar con su dedo índice, lo que puede activar la búsqueda interna de una imagen relajante que neutralice inmediatamente cualquier pensamiento de miedo o codicia. Elija un disparador que le resulte sencillo y asocíelo a una imagen que neutralice dichos pensamientos. A medida que pasa el tiempo y lo haga más veces, deberá notar que la asociación entre su disparador y el pensamiento o la imagen mental se hace cada vez más fuerte.

Algunas imágenes mentales que resultan eficaces neutralizando pensamientos negativos son, por ejemplo, escenas de lugares tranquilos que haya visitado (una costa, montañas, un valle). Cualquier imagen relajante hará el trabajo, pero experimente distintas imágenes, porque cuanto más fuerte sea su unión con la imagen, más eficaz será.

La razón por la que los disparadores funcionan es que usted está construyendo una conexión cuerpo-mente entre su disparador y el pensamiento o la imagen. Si bien es cierto que es posible pasar de una actitud negativa a una positiva sin un disparador, usando esta herramienta el cambio se produce de una manera más rápida e intensa.

Para los que deseen ampliar conocimientos sobre el uso de la conexión cuerpo-mente aplicada a la neutralización de pensamientos y emociones negativos, existe bastantes libros sobre el tema, todos ellos de autores inscritos en la escuela terapéutica conocida como programación neurolingüistica. Estas técnicas se han aplicado desde mediados de los años setenta en psicoterapia, marketing, comunicación, educación, deportes y trading.

En el próximo artículo, ampliaremos este tema de los disparadores con otra técnica conocida como técnica de anclaje y que, por decirlo de alguna manera, completa lo expuesto en este artículo.

Un saludo
Psyke