El efecto Pigmalión (también denominado efecto Rosenthal), llamado así en honor al legendario rey homónimo de Chipre y reputado escultor que se enamoró de una estatua femenina de su creación a la cual puso el nombre de Galatea, es el proceso por el cual las creencias y expectativas de un grupo respecto a alguien afectan a su conducta hasta tal punto que se provoca la confirmación de dichas expectativas.

Si bien algunos psicológos ya habían documentado este comportamiento a comienzos del siglo XX, no será hasta finales de los años 60 cuando Robert Rosenthal realiza un experimento en el que incitaba a los profesores de un colegio a creer que un determinado alumno iba a sacar mejores notas que el resto, cosa que finalmente sucedía. Es decir, el maestro actuaba convirtiendo sus percepciones sobre cada alumno en una didáctica individualizada que le llevaba a confirmar de una forma constructiva dichas percepciones. En definitiva, se demostraba que la realidad puede estar influida por las expectativas de los demás, creando profecías que se autocumplen.

Aunque inconscientemente no nos demos cuenta, este tipo de comportamiento permite crear y mantener los grupos sociales. Así, la tradición cultural asigna normas de comportamiento a las que se espera que se amolden sus miembros; dichas normas, generalmente implícitas, imponen códigos de conducta que no es fácil rehuir. Lo que empieza como una imitación por parte de los hijos de lo que hacen sus padres se convierte en su propio modo de ser. Esto quiere decir que las personas adquieren un rol a partir de los demás, y acaban creyéndolo propio. Se puede decir entonces, que somos lo que los demás esperan que seamos.

Bien, ¿y qué tiene que ver todo esto con el trading? Tal y como señala Domibond007 en el Foro, el conocido tópico de que el 95% de los traders pierden todo su dinero al final de su primer año en realidad es un cuento!!! Según este usuario, cuatro son las razones fundamentales que conducen al fracaso en el negocio del trading, con las cuales estoy completamente de acuerdo:

  • Estamos programados para fracasar, por el simple hecho de creer que el porcentaje de perdedores es tan alto (aquí tenemos al efecto Pigmalión en acción). Por eso cometemos los mismos errores, a sabiendas de que son errores.
  • Entramos a los mercados pensando que son un casino. Miramos los graficos de manera errónea, tratando de predecir el comportamiento del precio en base a tendencias pasadas, y no como lo que son, un instrumento para ver el nivel de pesimismo u optimismo del mercado.
  • Además de con falta de preparación y disciplina, entramos al mercado sin capital suficiente. Recordemos que el capital que tengamos nos permitirá aguantar más en el mercado.
  • Finalmente, tendemos a complicar demasiado las cosas, buscando el sistema o estilo de trading más complejo cuando realmente en la simplicidad está el truco. Cuanto más simple sea todo, mas espacio tendras en tu cerebro para la creatividad.


En definitiva, el miedo al éxito es superior al miedo al fracaso... total, todos estamos educados para ser empleados, no para razonar.

Ahora que sabemos qué es el efecto Pigmalion y cómo puede afectar a nuestro trading, ¿qué podemos hacer para neutralizarlo? ¿Cómo desprogramarnos para no ser unos perdedores? Muy sencillo, nos aprovecharemos del efecto opuesto, el denominado efecto Galatea (acuñado por Albert Bandura en los años 50).

Debemos tener en cuenta que nuestro rendimiento como traders no depende exclusivamente de las expectativas que otros tengan de ella. En la mayoría de los casos, las expectativas que una persona tiene sobre sí misma, determinan los logros que ésta alcanza. Así, si la persona tiene altas expectativas sobre sí misma, su esfuerzo será alto, y obtendrá grandes logros. Por el contrario, una persona con expectativas bajas sobre sí misma se esfuerza poco, y sus logros obtenidos son bajos. A esto es a lo que se denomina Efecto Galatea.

Evidentemente el efecto Pigmalión y el efecto Galatea interactúan permanentemente. Si una persona espera fracasar en el trading y todo el mundo le dice que no vale para ello, seguramente pierda todo su dinero rápidamente. Por el contrario puede suceder que una persona no crea en sí misma como trader y sin embargo el apoyo desde su entorno a su actividad como trader le permita lograr beneficios operando.

Veamos ahora qué podemos hacer para activar el efecto Galatea y neutralizar el efecto Pigmalión en nuestro trading de forma simultánea:



Medidas para neutralizar el efecto Pigmalión

  • Clarifique y comunique sus expectativas propias
  • Pida a sus familiares y amigos a que le ayuden a reconocer las expectativas que tienen sobre su propio desempeño como trader.
  • Discuta las diferencias que existan entre sus expectativas y las de su entorno, con el fin de llegar a metas y estrategias que ambos puedan realizar sintiéndose bien, pero que al mismo tiempo sean desafiantes.
  • Reconozca y aclare que las expectativas pueden ser modificadas, de acuerdo con el desempeño posterior.
  • Pida a sus familiares y amigos que le animen a arriesgarse de acuerdo con sus capacidades; a recordarle que Vd. es capaz de lograr el éxito en el trading, cuando empiece a mostrar dudas; y a que le reconozcan los logros alcanzados y a sentirse importante por ello.
  • Del mismo modo, pida a las personas más cercanas que le ayuden a prevenir fracasos que puedan evitarse.
  • Finalmente, recuerde a las personas de su entorno que una persona herida en su autoestima no sólo disminuye su efectividad, sino que puede conducir incluso a la negación de nuestro concepto personal, aceptando lo que los demás manifiestan.



Medidas para activar el efecto Galatea

  • Reconozca que es imperfecto en el trading pero al mismo tiempo reconozca sus características positivas, basándose en hechos y datos concretos. Enfatice sus fortalezas como trader.
  • Realice un inventario de los logros y metas que Vd. ha alcanzado a lo largo de su vida.
  • Defina cuáles son sus características como trader que Vd. quiere desarrollar y mejorar, así como los hábitos que quisiera cambiar.
  • Desarrolle y mantenga vigente un plan de auto desarrollo, para mejorar continuamente su comportamiento y sus logros en el trading. Recuerde que sus metas deben ser al mismo tiempo realistas y desafiantes.
  • Imagínese alcanzando las metas propuestas, vívalas. Piense en las consecuencias que podría traer el logro de sus metas.
  • Asuma riesgos, aborde nuevas experiencias como oportunidades para aprender más que ocasiones para ganar o perder.
  • Autoevalúese, aprenda a evaluarse de manera autónoma, hacerlo le ayudará a evitar el sentimiento de confusión que genera estar pendiente de las opiniones de otros. Concéntrese en como se siente respeto de su propia conducta en el trading.

 

Un saludo,
Psyke
 

 



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!