El Patrón Oops

Ideado por Larry Williams, este patrón pensado para gráficos diarios se basa en una respuesta excesivamente emocional de los operadores a una noticia o a un dato macroeconómico, que es seguido de una reacción igual de fuerte y de sentido opuesto que se traduce en un hueco entre el cierre de la barra anterior y la apertura de la barra actual.

Veamos en detalle las reglas operativas con este patrón:

Reglas de Compra
Se produce una apertura menor que el mínimo del día anterior (se forma un gap bajista), algo que estadísticamente es bastante inusual, ya que por lo general el precio suele abrir dentro del rango del día anterior.

El precio a continuación, invierte la dirección, recuperando el mínimo del día anterior y subiendo muy rápidamente.

En ese momento, en cuanto el precio recupere el mínimo del dia anterior, abriremos una posición larga o compradora, con stop loss en el mínimo del día.

El aspecto ideal de un patrón Oops de compra lo podéis ver en el siguiente esquema:


Reglas de Venta
Se produce una apertura mayor que el máximo del día anterior (se forma un gap alcista). Seguidamente el precio revierte la dirección y cae por debajo del máximo del día anterior, iniciando una rápida bajada.

En ese momento, en cuanto el precio caiga por debajo del máximo del dia anterior, abriremos una posición corta o vendedora, con stop loss en el máximo del día.

Gráficamente podéis ver el esquema de este patrón en la siguiente figura:


A la vista de las reglas explicadas, es evidente por qué este patrón se denomina Oops: todos aquellos operadores que entren en la dirección del hueco tomando su decisión de forma emocional, verán como su operación parece funcionar al principio para seguidamente verse atrapados en un repentino cambio de tendencia que les hace exclamar: Oops, he metido la pata.

Una vez los operadores que se han equivocado reaccionan ante su error y deciden cerrar sus operaciones, añaden más gasolina provocando que el movimiento se acelere aún más.

Veamos algunos ejemplos prácticos que ayudarán a entender mejor cómo funciona este patrón. En el siguiente gráfico tenemos al Eurostoxx50 en diario. Nos encontramos con dos patrones Oops en el gráfico, uno al comienzo de un movimiento alcista y otro al final del mismo; en ambos casos el patrón provoca un claro cambio de tendencia bastante duradero.

 

En el primer patrón, tenemos un día muy bajista con cierre cerca de los mínimos de la sesión. Al día siguiente, como consecuencia de las fuertes ventas del día anterior, el mercado abre por debajo del mínimo de la sesión precedente y continúan cayendo, pero en algún momento de la sesión, se invierte la tendencia y se recuperan enérgicamente, superando el mínimo del día anterior e incluso logrando subir más allá de la mitad de la vela anterior. La entrada larga se produce cuando el precio recupera el mínimo anterior. Lo ideal es situar un stop de compra ligeramente por encima de ese mínimo tan pronto se haya producido el gap de apertura.

El siguiente patrón se produce en pleno techo de mercado: el precio abre por encima del máximo del día anterior, sube muy poco y luego invierte la tendencia. En el momento en el que cae por debajo del máximo del día anterior debemos abrir una posición corta, situando un stop de pérdidas en el máximo del día.

A continuación se muestran un par de ejemplos más de este patrón en los gráficos de ST Microelectronics y Enel, generando sendas señales de venta en ambos casos.

 

Por último, ¿qué regla debemos utilizar para fijar la salida en beneficios? Si bien no existe una regla fija, Williams recomienda usar una de sus salidas favoritas, la FPO (First Profitable Opening o primera apertura rentable), que consiste en cerrar la posición en la primera apertura de vela en la que la posición esté en beneficios, es decir, siempre que la apertura de la vela esté por encima del nivel que compramos o siempre que la apertura de la vela esté por debajo del nivel que vendimos.



Saludos,
X-Trader



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!