Si bien el tridente de Andrews es una técnica de trading bastante conocida, existe una variación menos conocida de este método realizada por Schiff, uno de los alumnos de Andrews a comienzos de la década de los 80 que trabajaba como trader en el NYSE. El método desarrollado por Schiff pretende salvar el problema que aparece cuando el tridente de Andrews es demasiado inclinado.

El tridente de Schiff comparte con el de Andrews la línea comprendida entre los puntos A y B que vimos en el pasado artículo si bien su construcción es ligeramente diferente (ver gráfico):

  • Primero debemos identificar un punto de giro (máximo o mínimo) significativo (Punto A).
  • Trazamos una línea (en rojo) desde este punto hasta el siguiente punto de giro importante (Punto B).
  • Seguidamente debemos obtener el punto medio de la recta que pasa por A y B
  • A continuación debemos dibujar una recta perpendicular al segmento AB que pase por el punto medio de dicha recta; ésta será la Mediana del tridente.
  • Finalmente trazamos dos líneas paralelas a la Línea Mediana que deben pasar por los puntos A y B. Ya tenemos el tridente de Schiff en el gráfico.
 

Image

 
La diferencia con el tridente de Andrews, en algunos casos, puede ser notable como podemos apreciar en el siguiente gráfico del EUR/USD, donde se ha representado en azul el de Andrews y en verde el de Schiff:
 
 

Image


Posteriormente apareció una modificación del tridente de Schiff, en la que en lugar de trazar la mediana como una recta perpendicular a la recta que pasa por A y B, se debe trazar primero una línea vertical entre los puntos A y C (este último punto debe ser un máximo o un mínimo significativo que se haya producido previamente a los puntos A y B), dibujándose después la recta que pasa por el punto medio de dicha vertical y por el punto medio del segmento AB. Esta versión del tridente de Schiff parece ser que funciona especialmente bien en zonas de congestión y con divisas, como puede apreciarse en el siguiente gráfico.

 

Image



Un saludo
X-Trader

Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!