Finalmente los reguladores son conscientes de que la existencia del High Frequency Trading (HFT) supone una ventaja desleal frente al resto de participantes en el mercado y parece que van a poner coto al asunto. Y curiosamente la primera iniciativa proviene desde un mercado desregulado, el de divisas: EBS, la conocida plataforma electrónica de negociación de divisas, perteneciente al broker ICAP ha anunciado que en breve planea introducir medidas que limiten en gran medida las ventajas que tienen los algoritmos HFT en el mercado.

Entre dichas medidas se baraja agrupar las órdenes en bloques cada ciertos milisegundos y negociarlas de forma aleatoria, limitando así la velocidad de ejecución. Dichas medidas serán implementadas de forma paulatina en todos los pares negociados a través de su red. Asimismo ParFX, la red de negociación creada por varios bancos, entre ellos Deutsche Bank y Barclays, también planean adoptar medidas similares.

Lógicamente los reguladores de las Bolsas no han tardado en reaccionar y tanto en Australia como en Europa ya se baraja la posibilidad de introducir pausas aleatorias de varios cientos de milisegundos entre operaciones para enlentecer artificialmente el trading.

Desde luego la introducción de medidas de este tipo van a suponer un punto de inflexión, y bien podrían dejar el asunto del HFT en una simple moda pasajera. Como bien explica Gil Mandelzis, CEO de EBS, "los primeros 20 años de trading algorítmico han traído cosas muy positivas: mayor transparencia y reducción de spreads. Pero existe un límite a partir del cual, incrementos marginales de velocidad y menores tamaños de posición no añaden valor sino que al contrario, dañan los mercados. De alguna manera, los mercados han rebasado ese límite ya".


Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!