Las Cuatro Dimensiones del Análisis Técnico en Forex

Cuando hablamos del mercado Forex estamos haciendo referencia al mercado más grande del mundo. El Forex es una perfecta representación de un sistema dinámico complejo donde interactúan diversos componentes: bancos, brokers, casas de inversión, etc, que con la actuación individual de cada uno de ellos conforman un mega-sistema interconectado que dan vida a los gráficos de precios, los cuales reflejan las emociones, expectativas y creencias de cada uno de dichos participantes. Lo cierto es que todo esto dibuja un escenario de complejidad que no es más que lo que nosotros denominamos el mercado.

Ahora bien, la pregunta que nos hacemos los que participamos y operamos en este mercado es: ¿Cómo hacer frente a esta aparente complejidad infinita del mercado? Quizás podría ser la misma pregunta que se hace un marinero antes de tomar su bote y embarcarse al mar…

Éste artículo esta orientado a proporcionar luces en la interpretación de dicha complejidad, apoyándose en una de las herramientas más efectivas para dicha labor: el análisis técnico con cada una de sus vertientes.

Volviendo a la analogía anterior, ciertamente existen muchos mares y ríos por donde navegar, así como existen muchos mercados donde operar (NYSE, AMEX, GLOBEX, CME, ETC)…pero para lo que nos concierne, el mar más amplio y profundo, donde pueden encontrarse por lo tanto la mayor cantidad de tesoros (así como naufragios) es definitivamente a mi parecer el Forex o mercado de divisas.

Este análisis como dije anteriormente esta orientado a la interpretación técnica del mercado de divisas. En otras palabras, se basa en el estudio profundo del precio de las monedas y cada una de las características que involucra la dinámica del mismo.

La primera observación con la cual quiero comenzar este análisis es la siguiente:

“Los mercados financieros son un sistema dinámico complejo con características especificas”

El Forex es definitivamente una representación fiel de dicho sistema.

Cuando hablamos de sistema nos referimos al hecho de que la vida de este mercado esta formada por la vida de diversos elementos que coexisten dentro del mismo, desde el nivel micro que puede estar formado por un inversor particular que hace vida en alguna isla del caribe, pasando por casas de bolsa, brokers, bancos, instituciones financieras de diversa índole, hasta llegar al nivel macro de las naciones enteras.

Todo esta marea de relaciones se traduce en el movimiento bidimensional de algo que denominamos PRECIO. Cuando observamos el comportamiento del mercado lo hacemos a través de un eje de coordenadas cartesiano X,Y en una plataforma de graficación. En el eje X se encuentran los intervalos de tiempo o el recorrido del tiempo y en el eje Y, el movimiento del valor de la divisa, es decir, el precio. Estas formas que observamos a través de un programa de graficación pueden ser de carácter lineal, de barras o expresado en forma de velas (candlestick).

Lo cierto es que aparentemente la información que nos puede trasmitir el movimiento del precio en dicho eje de coordenadas es muy simple, ciertamente posee características complejas que observando en profundidad nos pueden dar una muy buena idea de cómo será el siguiente movimiento, es decir: permite proyectarnos en el eje X/Y.

En los sistemas no lineales (complejos) hay propiedades emergentes, que aparecen como resultado de su interacción entre sus partes y que no pueden explicarse a partir de las propiedades de sus elementos componentes.

Pero la complejidad no es, necesariamente, sinónimo de complicación. Sólo habría que enfocar el mundo desde una visión basada en la no linealidad. Tanto la geometría como la dinámica de muchos sistemas naturales (galaxias, células, huracanes, mercados, etc) se pueden abordar desde enfoques simples.

Para abordar un fenómeno complejo como el mercado de divisas Forex, podemos valernos de herramientas poderosas simples sustentadas en el análisis técnico del precio.

Primero pues definamos el tema:

“El análisis técnico es el estudio de los movimientos del mercado, principalmente mediante el uso de gráficos, con el propósito de pronosticar las futuras tendencias de los precios”

En análisis técnico parte de una premisa que probablemente constituya la piedra angular del mismo: “los movimientos del mercado lo descuentan todo”. Con esto lo que se quiere decir es que cualquier cosa que probablemente pueda afectar al precio –por razones fundamentales, politicas. psicologicas u otras- se refleja realmente en el precio del mercado. Se concluye entonces que lo que hace falta es un estudio profundo del precio.

Este estudio profundo puede hacerse tomando en cuenta Cuatro Dimensiones específicas en el análisis del precio que son:

Dimensión I: LA ESTRUCTURA
La estructura posee diversas definiciones en el diccionario, entre algunas de ellas tenemos:

“Armadura que sostiene un conjunto”, “Arreglo o disposición de las diversas partes de un todo”, “Conjunto de caracteres relativamente estables de un sistema económico en un momento dado”

Cuando hablamos de una dimensión estructural en el análisis del precio nos estamos refiriendo a los cimientos sobre los cuales el precio experimenta sus diversas fluctuaciones. A simple vista las cosas parecen muy simples en el mercado. Existe un precio el cual tiene dos posibilidades: subir o bajar en el eje de coordenadas (producto de la oferta o demanda). Sobre este principio se basan todas las herramientas de análisis técnico. Sin embargo, este movimiento de ascenso o descenso se realiza a través de una estructura definida, claramente identificable: Esta estructura esta representada por los SOPORTES y RESISTENCIAS.

El SOPORTE es un nivel o área del grafico por debajo del precio donde el interés por comprar es lo suficientemente fuerte como para vencer la presión por vender. Como resultado hay una bajada que se detiene y los precios vuelven a subir.

LA RESISTENCIA por el contrario representa un área por encima del precio donde la presión por vender vence a la presión por comprar. Como resultado el precio se detiene en su ascenso y vuelve hacia atrás.

Estas áreas representan Zonas de Control en el mercado. Cada una de ellas delimita y dibuja el mapa a través del cual se estarán realizando los diferentes movimientos del precio.

“El precio se mueve entre Zonas de Control”, es decir, se mueve entre soportes y resistencias.

Ciertamente estas zonas de control pueden ser de diversa naturaleza. Existen soportes y resistencias estáticos, así como existen soportes y resistencias dinámicos.

También la fuerza en el soporte y la resistencia es variable de acuerdo a la forma en que esta formada dicha zona de control. Mientras mayor sea el número de veces en que dicha zona ha actuado como soporte o resistencia en el pasado, mayor será su validez en el presente y futuro.

Las zonas de control estáticas son aquellas formadas por soportes y resistencias que pueden ser dibujados en el grafico de precios (nuestro eje de coordenadas) a través de líneas rectas.

Estas líneas estarán formadas por puntos que han sido máximos y mínimos en el mercado, máximos y mínimos en nuestro eje. En dichos puntos, existen particulares intereses que hacen que los precios se detengan en ese nivel.

También las zonas de control estáticas pueden estar formadas por valores que no representan máximos y mínimos en el mercado, pero que por la composición del valor existen fuerzas en esos niveles que hacen de dicha zona un potencial soporte o resistencia. Dentro de este grupo tenemos a las zonas formadas por los ratios de Fibonacci. En el caso de los soportes están representados por los retrocesos al 23,6%, 38,2%, 50%, 61,8%, 76,4%. Y en el caso de las resistencias están representadas por las extensiones de los movimientos al 100%, 161,8%, 261,8%, 361,8%, 423,6%.

Otras zonas de soporte y resistencia muy importantes son aquellas formadas por las líneas directrices de tendencia en el grafico de precios. Una línea directriz se puede formar a partir de dos máximos o mínimos consecutivos, proyectándola a lo largo del eje de coordenadas. Esta línea va ha representar una zona de control muy importante que permite definir las tendencias dominantes en el mercado (alcista o bajista- bullish o bearish).

Las zonas de control dinámicas son aquellas que experimentan movimientos de adaptación a las nuevas realidades del mercado. Están representadas por herramientas estadísticas como las medias móviles y desviaciones estándar. Las medias móviles son indicadores técnicos que hoy en día gracias a las herramientas informáticas es muy sencilla su utilización. Estas pueden ser simples, exponenciales y ponderadas.

Las medias móviles son de los indicadores más básicos y más efectivos que se emplean en el análisis técnico. Una media móvil es un promedio sobre un conjunto de valores con la particularidad de que su cálculo se efectúa sobre un número concreto de datos (n, días, horas, minutos) que marcan el periodo. A medida que se incorpora un nuevo dato, desaparece el primero para mantener siempre este periodo de cálculo.

Con las medias se consigue seguirle la pista a la tendencia, y se las conoce como indicadores retrasados o seguidores. Ellas constituyen importantes zonas de control, el precio tiende a respetarlas como soportes y resistencias. Estas variarán de acuerdo a su construcción estadística.

Dentro los periodos más usados para su cálculo tenemos: 20, 40, 50, 200n. El periodo es variable y va a depender de la estrategia y temporalidad utilizada.

Todo esto nos lleva de nuevo a la premisa de esta primera dimensión del análisis del precio:

“El precio se mueve entre zonas de control”

Entonces para tener éxito en el mercado a la hora de tomar las decisiones de compra o venta de alguna divisa hay que saber que el precio se mueve entre un soporte y una resistencia, y que estas a su vez pueden ser de diferente forma.

Es necesario conocer la naturaleza de las zonas de control y su relación con el precio para poder tomar una decisión acertada.

 

Dimensión II: EL PATRÓN
El patrón constituye la forma dibujada por el precio en el grafico de cotizaciones. El conocimiento de las zonas potenciales de soporte y resistencia es solo una de las dimensiones del análisis del precio. La forma en que hace este movimiento es la segunda dimensión de análisis técnico del precio.

Mucho se ha escrito acerca del análisis de patrones en los gráficos de precios. Sin embargo podemos decir que existen dos grupos de patrones o movimientos esenciales que debemos conocer en el mercado. Estos patrones son: El Patrón Impulsivo y el Patrón Correctivo.

Patrón Impulsivo: este patrón esta representado por los movimientos de amplio rango a lo largo del eje de coordenadas en el grafico de precios. El precio se desplaza con soltura y la distancia recorrida en el eje Y (pips) es mayor en proporción al la realizada en eje X (tiempo). Este patrón es la forma de las tendencias en los mercados (alcistas y bajistas).

Patrón Correctivo: este patrón es aquel representado por los movimientos en el precio una vez que se ha agotado la fuerza que le da vida a la tendencia en curso, originándose movimientos correctivo o de retroceso en dirección opuesta al movimiento tendencial. Son los periodos en que los mercados se encuentran en situación de indecisión, con condiciones de baja volatilidad, y en líneas generales, el precio se detiene a experimentar consolidaciones. En éstos periodos los desplazamientos a lo largo del eje Y (pips) son muy escasos y son menores en proporción a los hechos en el eje X. Durante estos periodos el precio se mantiene en rangos establecidos de soportes y resistencias. Existe muy poco desplazamiento del precio y prácticamente no se originan nuevos máximos y mínimos en el grafico.

Es necesario saber que las condiciones son muy distintas entre un patrón impulsivo y otro correctivo. El buen analista debe saber interpretar las condiciones reinantes y trazar estrategias de operativa que permitan aprovechar las condiciones del momento.

Estadísticamente esta comprobado que el mercado permanece mayores periodos de tiempo haciendo patrones correctivos o consolidaciones que permaneciendo en tendencias definidas.

Se puede abordar el estudio del patrón a través de técnicas mas elaboradas como la teoría completa de las Ondas de Elliott.

Pero el estudio del patrón no termina en el simple hecho de conocer que tipo de movimiento esta realizando el precio, también es posible orientarse de forma mas especifica a través del estudio de diversas figuras que pueden ser dibujadas en nuestro grafico de precios las cuales señalan un patrón psicológico que permite orientar al operador o analista en la toma de decisiones.

Estas figuras nos orientan indicándonos donde probablemente existirán condiciones de continuidad o cambios en las tendencias.

Dentro de las figuras más conocidas tenemos: Los triángulos (ascendentes, descendentes), Las banderas, los banderines, las cuñas, las coronas u hombro-cabeza-hombro, los doble suelo o W, los triple suelo, los suelos redondeados, las tazas, etc.

Y siendo aun más específicos en la interpretación de patrones, podemos irnos al estudio de las velas y gráficos de barras. Allí podemos tener también patrones de continuidad y cambios en las tendencias, observando solo un conjunto de barras o velas podemos tener una buena idea de que probablemente ocurrirá en el precio. Dentro de los mas conocidos tenemos a: Las estrella de la mañana, estrella de la tarde, velas envolventes, martillos, estrellas fugaces, etc, etc. Todos estos patrones constituyen una especie de lenguaje de señas que permite al operador y analista bien entrenado entender el lenguaje que expresa el mercado.

Como hemos visto el análisis de patrones permite agregar una herramienta más en la búsqueda de certidumbre para la toma de decisiones en el mercado.


Dimensión III: LA DINÁMICA
La dinámica es la rama de la física que estudia el movimiento y las fuerzas. Todo sistema o proceso en donde haya movimiento es susceptible a ser estudiado a través de su dinámica.

Estudiar la dinámica del precio es estudiar la fuerza, aceleración y dirección del movimiento de las divisas.

La mejor forma de hacerlo es valiéndonos de herramientas estadísticas e informáticas como los son los indicadores y osciladores técnicos

Los indicadores técnicos son fórmulas matemáticas y estadísticas que se aplican a las series de precios con la intención de ayudar a tomar decisiones de inversión o ubicar los precios en determinadas fases o situaciones.

Estos nos brindan información adicional que nos permite profundizar en la dinámica del precio. Un vehículo puede tener velocidad pero es posible que aun teniendo velocidad carezca de aceleración. Entender estos conceptos que forman parte de la estructura dinámica del movimiento es fundamental. Para estudiar estos elementos podemos valernos de numerosos indicadores, sin embargo los más usados y conocidos por los operadores y analistas son los siguientes:

RSI o Indice de Fuerza Relativa: es uno de los indicadores más popularizados, fue creado por Welles Wilder. Este indicador tiene una representación lineal y refleja la fuerza del precio acumulada en el periodo de cálculo que se utiliza. Es muy útil para el análisis de niveles de sobrecompra y sobreventa, así como la determinación de divergencias en el precio.

El Momentum es otro importante indicador. Éste lleva implícito, por su construcción por diferencias, el concepto de velocidad de aceleración, por tanto se le considera un indicador adelantado. Es decir, presenta sus giros y movimientos anticipándose al grafico de precios. Sirve para medir la fuerza con que sube o baja la cotización del valor en el periodo determinado. Permite establecer en que fase del movimiento se encuentra el valor o la divisa:

-Ascendente Acelerando
-Ascendente Desacelerando
-Descendente Acelerando
-Descendente Desacelerando.

Existen otra serie de indicadores que permiten estudiar la dinámica del precio, cada uno con características y formulas de construcción distintas. Entre los más importantes tenemos:

-Estocástico
-MACD
-ADX-DMI
-Williams%
-ROC

Y muchos mas....

Dimensión IV: EL TIEMPO

 

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora” Ec 3:1


El precio se mueve de una zona de control a otra zona de control (1. Estructura), éste movimiento puede tener diferente forma, correctiva o impulsiva (2. Patrón) y lo puede hacer a distintas velocidades e intensidades (3. Dinámica).

Pero aun existe una cuarta dimensión en el análisis del mercado que debe ser estudiada y tomada en cuenta para la toma de decisiones en la operativa con divisas. Esta dimensión es el TIEMPO.

Todo, del átomo a la célula, desde un árbol, pasando por los mercados financieros hasta el cosmos, lleva su reloj interior que mide su paso individual del tiempo, la magnitud del proceso que ha experimentado. Según la teoría del caos los sistemas tienden a auto-organizarse, preservando su equilibrio interno al tiempo que retienen una cierta medida de apertura al mundo externo. Algo semejante sucede con el tiempo: cada elemento de un sistema posee su propia medida singular de la magnitud del proceso interior que se está desarrollando respecto al entorno exterior. Sin embargo los “relojes” internos de todos los sistemas mas pequeños se acompasan perfectamente. Esta conexión con el entorno de sistemas que tienen su propia medida temporal, enriquece el tiempo y lo llena de dimensiones. Esta claro que algunos sistemas están menos influidos por el entorno (ciclos límite) mientras que otros están muy abiertos a cambios.

El mercado de divisas es un sistema que esta muy abierto a estos cambios.

El conocimiento de estos cambios cíclicos es de carácter fundamental en la dinámica del precio en los mercados. Dichos cambios ocurren de forma fractal (condición de un sistema dinámico complejo), y son de extrema utilidad para la toma de decisiones en la operativa.

Desde el punto de vista práctico, la dimensión del tiempo la podemos evidenciar en el eje X de coordenadas de nuestra plataforma de graficación del precio de divisas.

Mientras el precio asciende y desciende en su valor, el mismo se va desplazando en dirección horizontal de izquierda a derecha a través de una escala temporal.

Ésta escala temporal es variable y puede asumir valores muy pequeños, así como muy grandes. Sin embargo existen parámetros temporales que ya se han convertido en estándares de análisis del precio. Las temporalidades mas usadas para el análisis del precio en el mercado Forex son 1min, 5min, 15min, 30min, 60min, 100 min, 240 min, 1 día, 1 semana, 1 mes. Cada uno de estos periodos puede ser la base sobre la cual están constituidos los valores del eje x en un grafico de precios. Con lo cual podemos analizar periodos muy cortos de tiempo, así como temporalidades de largo plazo que incluyan años.

El análisis del tiempo también tiene que ver con las decisiones que debe tomar todo operador acerca de la permanencia de sus posiciones en el mercado, la duración de las tendencias y los periodos de consolidación. Tiene que ver con la identificación de los momentos temporales adecuados para realizar las operaciones.

En el mercado Forex a pesar de ser un mercado abierto, continuo que funciona las 24 horas del día, existen horarios específicos en donde las condiciones del mercado cambian y deben ser tomadas en cuenta por cada operador. Los niveles de volatilidad son distintos dependiendo del horario en el cual se hagan las operaciones. Es muy distinta la condición del mercado en momentos de apertura y cierre de bolsas, específicamente cuando están abiertas dos plazas importantes como Europa y EEUU, a las condiciones de operativa cuando ha cerrado EEUU y se espera la apertura de las bolsas asiáticas. Esto es solo un ejemplo referencial. El operador eficaz debe tener en cuenta los diferentes horarios de operación en las distintas plazas mundiales para determinar con antelación las estrategias a seguir de acuerdo a los diferentes niveles de actividad.

Hemos visto como el análisis técnico de las divisas puede abarcar cuatro dimensiones específicas. Hablamos de dimensiones porque cada una de ellas contempla un conjunto de categorías que deben ser analizadas relacionadas a la naturaleza de dicha dimensión de análisis.

Resumiendo tenemos:

Dimensión I Estructura:
Zonas de Control: Soportes y Resistencias que a su vez pueden ser: Dinámicos y Estáticos.
Los dinámicos pueden ser instrumentos estadísticos como Medias Móviles y Bandas de Desviación estándar. Los estáticos son: Líneas horizontales entre máximos (Resistencias), líneas horizontales entre mínimos (soportes). También pueden ser Retrocesos de Fibonacci (soportes) o extensiones (resistencias). También pueden ser líneas diagonales ascendentes o descendentes entre dos máximos o dos mínimos (lineas de tendencias).

Dimensión II Patrón:
Reconocimientos de dos patrones principales: Movimiento Impulsivo y Movimiento Correctivo. Análisis más especifico del patrón en la división de ondas de impulso y retroceso a través del análisis por Ondas de Elliott. Patrones especificos de cambio y continuación en la tendencia: Triángulos (ascendentes, descendentes, rectos, equilateros), Banderas, banderines, cuñas, tazas, suelos redondeados, triple techos, doble techos, doble suelo, triple suelo, Hombro-cabeza-hombros o Coronas (normales e invertidas), etc. También podemos reconocer patrones mas específicos en el análisis de las velas y las barras como por ejemplo: Estrellas de la mañana (morning star), velas envolventes alcistas o bajistas, Estrellas de la tarde, martillos, estrellas fugaces, etc.

Dimensión III Dinámica:
La dinámica comprende el estudio de la fuerza y condiciones de aceleración y movimiento. Niveles de Sobrecompra o Sobreventa. Nos valemos para ello con el uso de indicadores técnicos como: RSI, MACD, Momentum, Estocástico, Bandas de Bollinger, ADX-DMI, y cualquiera que mida elementos de dinámica.

Dimensión IV Tiempo:
Análisis de la temporalidad bajo la cual se estudia y observa el mercado (corto, mediano y largo plazo). Determinación del momento de entrada y salida de las posiciones en el mercado. Estudio de los horarios de operativa convenientes.

 



CONCLUSIÓN
El estudio de cada una de estas dimensiones del mercado no debe hacerse de forma independiente.

Para poder ser efectivos en la operativa y el análisis de divisas debe existir una condición muy importante. Está condición representa una clave importantísima en el negocio de la operativa. Ésta condición se resume en una sola palabra: CONVERGENCIA

La convergencia es lo que permite la efectividad. Eleva los niveles de precisión en el estudio de éste sistema dinámico cambiante como lo es el FOREX.

La convergencia nos habla acerca de la coherencia que debe existir entre cada uno de los elementos que conforman el estudio dimensional del mercado en un momento dado.

El buen operador debe tener mucha objetividad y paciencia para poder llevar a cabo una estrategia que contemple las cuatro dimensiones del análisis del precio y pueda esperar a la convergencia efectiva de cada una de ellas.

Las estrategias de operativa pueden ser muchas, existen como ya hemos visto muchas categorías de análisis dentro de cada dimensión del precio. Lo que es importante es que dicha estrategia tome en cuenta al menos un elemento de cada dimensión.

Desde el punto de vista técnico las cuatro dimensiones del análisis del precio constituyen una importante guía en la toma de decisiones de operativa. Esta guía debe complementarse con el análisis fundamental y las consideraciones y estrategias de Gestión de Capital. Si el analista u operador tiene la capacidad de integrar la información de forma efectiva: elevará de forma exponencial sus probabilidades de éxito en el mercado.

 
Un saludo desde Venezuela
Alberto J. Cárdenas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Analista y Operador Cambiario
 

Te Puede Interesar