No lo podemos negar: desde siempre a todos nos ha fascinado la búsqueda de relaciones entre los astros y el mercado. Bien porque necesitamos confirmar que se trata de una teoría sin sentido, nada más que una burda casualidad o bien porque creemos en la astrología y el impacto de los astros en el comportamiento de los seres humanos y, por ende, de los mercados, todos de alguna forma u otra nos hemos topado con algún libro o estudio que relaciona el comportamiento de algún cuerpo celeste con los mercados financieros.

De hecho tenemos un excelente hilo abierto por Morillo en el Foro en el que se relaciona el comportamiento de la Luna con la del EURUSD. E incluso el mismísimo Welles Wilder se vió seducido por el Sol y la Luna en su libro The Delta Phenomenon.

El caso es que el otro día me llamó la atención un par de estudios que comentaba Cárpatos en su columna y de los que se hacía eco allá por 2006 el propio New York Times. Por si tienen curiosidad, pueden ver los artículos en los siguientes enlaces:

Dichev, I. y Janes, T., Lunar Cycle Effects in Stock Returns, en el que se concluye que durante los 15 días más cercanos a la luna nueva, empezando siete días antes y terminando siete días después, los mercados de acciones suben mucho más que en la otra mitad del mes. Y ojo porque es un patrón que se verifica en 100 años de histórico de índices estadounidenses y en 30 años de datos de índices bursátiles internacionales. Así mismo, no se detecta influencia de las fases de la luna en la volatilidad de los rendimientos o en el volumen negociado.

Zheng, L., Yuan, K. y Zhu, Q., Are Investors Moonstruck? - Lunar Phases and Stock Returns, en el que se componen carteras de valores con la misma ponderación y ponderadas por valor, y se obtiene que existe una diferencia significativa de rentabilidad (3-5% anual) de ambas carteras entre los períodos de luna llena y luna nueva.

Personalmente, siempre que demos cierta credibilidad a los resultados de estos estudios creo que esto de las lunas no es más que una profecía autocumplida: es probable que haya ciertos traders que se fijen en estas cosas y, sencillamente, induzcan el efecto comprando en esas fases. Aunque desde luego... todo es posible en los mercados! ;)



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!