Tal y como señalan en Nanex, los traders de alta frecuencia han superado la velocidad de la luz en la transmisión de órdenes. En concreto el pasado 15 de Septiembre a las 12:48:54.600 en las acciones de Yahoo! se alcanzó una velocidad de 0.19 fantasegundos, esto es, 190 milisegundos por delante del futuro. Dicho de otro modo, se ejecutaron operaciones contra cotizaciones que no existieron hasta 190 milisegundos más tarde!!!

Y ojo porque no se trata de un error ni de un retraso en las cotizaciones. Tras analizar en detalle un gráfico en escala de 2 milisegundos, se puede observar lo habitual es que primero se produzca la cotización y después la operación, pero durante un espacio muy corto de tiempo se produjo exactamente el fenómeno contrario: primero apareció la orden y después la cotización contra la que se ejecutó dicha orden.

Como siempre estos fenómenos, más propios de una historia de Asimov, plantean serios problemas a los reguladores porque ¿cómo es posible garantizar que los precios mostrados en el National Best Bid and Offer (NBBO) son los mejores a los que pueden acceder los inversores en todo momento si se cruzan operaciones a precios que no han existido todavía? La regulación prohibe expresamente que cualquier feed de datos directo permita obtener una ventaja sobre el UTP Quote Data Feed, el sistema creado por las Bolsas estadounidenses para controlar el proceso de recolección, procesado y distribución de los datos pero claro, si vienen máquinas desde el futuro me temo que los reguladores del mercado van a tener las cosas un poco más complicadas.