Estrategias de Trading Cuantitativo

Tenemos nuevo libro dentro de la serie de traducciones de libros sobre trading que Hispafinanzas está realizando. En esta ocasión le ha tocado el turno a Estrategias de Trading Cuantitativo (en inglés Quantitative Trading Strategies) de Lars Kestner, todo un clásico sobre sistemas de trading del año 2003, y de cuya traducción me he encargado personalmente ;-)

Posiblemente éste sea uno de los libros más completos que existan actualmente para introducirse y profundizar en la operativa con sistemas de trading. Dividido en dos partes, en la primera el autor resume la historia de este tipo de trading y describe las bases de la metodología que utilizará para diseñar y probar estrategias en capítulos posteriores, destacando en especial la parte dedicada a las medidas estadísticas utilizadas para analizar el rendimiento de las estrategias. En la segunda parte Kestner se pone manos a la obra y con la metodología desarrollada realiza numerosas pruebas con 18 estrategias de trading, incluyendo entre otras roturas de canales, cruces de medias móviles, momentum, roturas por volatilidad, estocástico, RSI o MACD, así como nuevas estrategias diseñadas por el autor. Las estrategias son probadas en 29 mercados de futuros y 34 acciones, utilizando un histórico de datos diarios cubriendo el periodo comprendido entre 1990 y 2001, doce años en total. Seguidamente los capítulos dedicados a la operativa en nuevos tipos de productos, la inversión cuantitativa en el S&P 500 o el brillante apartado dedicado a la gestión monetaria rematan este excelente libro, que resultará útil tanto para el trader que se adentra en el terreno de las estrategias de trading como para el experto que desee afianzar o pulir sus conocimientos.

Para que se hagan una idea de cómo es el libro, a continuación les presento un breve extracto de uno de los capítulos del libro que más me gustó, el dedicado a las Técnicas de Gestión Monetaria, que lo disfruten!


Saludos,
X-Trader

 

LA IMPORTANCIA DE LA GESTIÓN MONETARIA

La gestión monetaria es la parte más importante de una estrategia de trading

A menudo podemos encontrar esta cita en los libros sobre trading, pero no estoy de acuerdo con la premisa de esta frase. En referencia a esto, veamos dos principios importantes de la gestión monetaria:


1. Ninguna técnica de gestión monetaria puede convertir una estrategia perdedora en una estrategia ganadora.

2. Una técnica de gestión monetaria mediocre puede convertir una estrategia ganadora en una estrategia perdedora.


De acuerdo con el primer principio, necesitamos una idea ganadora a fin de poder obtener beneficios con el trading. Debido a ello, diseñar una estrategia ganadora es el primer paso a realizar para poder ganar dinero en los mercados. Los capítulos anteriores han sido pensados para enseñar al lector a diseñar, crear y evaluar estrategias de trading. Podría terminar aquí el libro y mandar a los lectores a operar en el mundo real. Creo si Vd. sigue los conceptos explicados, es más que probable que su trading le reporte beneficios. Pero incluso aunque la estrategia sea rentable, muchos sufrirán pérdidas o terminarán perdiendo todo el dinero de su cuenta. ¿Por qué? El segundo principio de la gestión monetaria lo dice todo: una técnica de gestión monetaria mediocre puede convertir una estrategia ganadora en una estrategia perdedora.

Para entender la importancia de la gestión monetaria, supongamos el caso de una commodity analizada en los últimos 10 años. Se mueve habitualmente en un rango entre 12$ y 18$, y los estudios realizados muestran que vender cerca de los máximos y comprar cerca de los mínimos ha sido una estrategia rentable.

Supongamos ahora que el mercado marca un nuevo máximo en 20$ y decidimos implementar nuestra estrategia con un 45$ en la cuenta abriendo una posición vendedora. A pesar del análisis realizado que indica que el precio debería bajar, el mercado continúa subiendo después de entrar cortos y llega a 25$. Con una pérdida de 5$ por contrato, decidimos vender otro más a 25$, sabiendo que nuestro sistema tiene un excelente comportamiento histórico. El mercado sigue subiendo hasta llegar a 30$. Ahora nos sentimos decepcionados porque perdemos 10$ en la primera posición y 5$ en la segunda. Nuestra cuenta ha perdido 15$ de los 45$ que habíamos depositado. Al mismo tiempo no podemos depender de la buena suerte. Estamos seguros de que vendiendo a 30$ ganaremos mucho dinero cuando se produzca la reversión a la media. Vendemos otro contrato más a 30$. En el momento que nuestra orden se ejecuta en el mercado, una avalancha de compradores dispara el precio hasta 35$. En estos momentos perdemos 30$; es decir, 15$ de la primera venta, 10$ de la segunda y 5$ de la última.

Nos encantaría poder vender más, pero debido al apalancamiento y a las garantías que nos retiene el broker, no podemos. De hecho, si el precio sigue subiendo nos veremos forzados a cerrar posiciones debido a la falta de fondos. Por supuesto, eso es lo que finalmente sucede. El mercado sigue subiendo hasta un máximo nunca visto de 40$. Nuestro broker nos llama para avisarnos de que cierra los tres contratos a ese precio y que hemos perdido los 45$ que habíamos depositado. Hemos perdido todo nuestro capital justo cuando los mejores precios de venta de la historia están siendo cotizados.

En las semanas posteriores al cierre de nuestra posición, el mercado corrige a la baja lentamente. No mucho más tarde de que nos viéramos obligados a cerrar nuestra posición a 40$, el precio cae a 25$, llegando finalmente a 15$ –tal y como nuestro modelo predijo. 

La historia puede sonar rocambolesca para algunos pero créame, esta gestión monetaria tan mediocre se produce cada día. Muy a menudo este tipo de trading se produce en las cuentas de pequeños traders con poco capital abriendo posiciones demasiado grandes. En otras ocasiones puede suceder a mayor escala e incluso sacudir los mercados financieros de todo el mundo. 



LA RELACIÓN ENTRE APALANCAMIENTO Y RENDIMIENTOS

Hasta el momento nos hemos centrado a lo largo del libro en maximizar el rendimiento de las estrategias de trading a través del uso de medidas de riesgo/beneficio como el ratio de Sharpe y el ratio K. Es importante recordar que nuestro objetivo como traders es maximizar el beneficio por unidad de riesgo y que, por tanto, el apalancamiento eleva nuestro riesgo para obtener mayores beneficios. 

El apalancamiento implica utilizar dinero prestado para financiar nuestras decisiones de trading. Actualmente el fácil conseguir apalancamiento. En los futuros se consigue con el uso de depósitos denominados garantías, como contrapartida para el valor nocional de las operaciones. Por ejemplo, para negociar las notas del Tesoro a 10 años en el Chicago Board of Trade, necesito depositar únicamente 2.700 dólares para abrir una posición larga o corta por importe de 100.000 dólares de valor nominal de notas del Tesoro. En el mercado de acciones, es posible obtener un 100% de apalancamiento en cuentas con apalancamiento. El broker nos presta cada dólar que utilizamos para apalancarnos.

Los rendimientos esperados aumentan proporcionalmente con el riesgo. Si espero ganar un 10% sin apalancamiento, entonces pidiendo prestado 1$ por cada dólar que tengamos en cuenta (ignorando por ahora los intereses) podremos multiplicar nuestros resultados por 2, por lo que esperaremos ganar ahora un 20%. Utilizando un apalancamiento 3:1 –nos prestan 2$ por cada dólar que tengamos por lo que ahora dispondremos de 3 veces nuestro capital inicial para operar– mi rendimiento esperado pasa a ser de un 30%. El apalancamiento es utilizado por muchos gestores de hedge funds para multiplicar sus rendimientos. Por ejemplo si el hedge fund ABC espera alcanzar un 10% de rentabilidad y el gestor desea lograr un 30% anual, entonces intentará apalancarse 3:1; es decir, pedirá prestado 2$ por cada dólar invertido en el fondo, usando la cantidad resultante para operar.

Sin embargo no todo son ventajas con el apalancamiento. Cuando invertimos a lo largo de varios periodos, el rendimiento obtenido en cada uno de ellos afecta al capital inicial del siguiente periodo. Si los rendimientos se obtienen asumiendo demasiado riesgo, con el apalancamiento iremos dando bandazos en la carretera creando una amplia posibilidad de variaciones en nuestros resultados finales. Si un trader comienza con 100$ y tras cinco años de hacer trading termina con 500$, habrá obtenido un beneficio de 400$ –capital final menos el inicial. Aunque dos estrategias con el mismo rendimiento promedio pueden generar un rendimiento equivalente al término de varios periodos, la distribución de los posibles rendimientos que podemos obtener varía notablemente cuando su volatilidad es diferente.

 



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!