Entrevista a Rubén Briones

Recientemente leyendo el excelente blog de Quantdare, no pude evitar fijarme en un artículo sobre el Deflated Sharpe Ratio, en el que el autor desarrollaba un ejercicio práctico con Python usando esta alternativa al Sharpe tradicional desarrollada en este paper de Marcos López de Prado y David H. Bailey. En ese momento pensé: al autor de este brillante artículo tengo que entrevistarle ya. Y así es como hemos llegado a entrevistar a Rubén Briones, quant researcher en EAFI ETS Asset Management Factory.

 

X-Trader (XT): Hola Rubén, ante todo gracias por concedernos esta entrevista. Lo primero, la pregunta de rigor: ¿cómo te dio por meterte en esto del trading? ¿No estarías más tranquilo jugando al póker con los amigos?

Rubén Briones (RB): Hola Alberto, muchas gracias a ti por concederme esta entrevista, para mí es un honor y un placer poder contribuir en esta magnífica web que es X-Trader.net.

La verdad es que comencé muy pronto a interesarme por el mundo de la Bolsa a través de mi padre. Él siempre ha sido un gran estudioso de ella, y siempre me llamó mucho la atención cuando me acercaba a su ordenador y veía la pantalla llena de gráficos. Mi padre siempre ha sido mi mejor maestro, y no solo respecto al trading.

A modo de anécdota, me acuerdo cuando en 2004 (tenía 10 años) mi padre me "regaló" 2 acciones de Aguas de Barcelona (el ticker era AGS, aunque ya no cotiza) que vendí a los pocos días a 12.14 €. Con esas ganancias, más otros 48 € que tenía ahorrados, y otros 80 € que le pedí prestados a mi hermana, me dio para poder hacer varias operaciones con 13 acciones de AGS (mi padre hacía de bróker). Me acuerdo de llegar del colegio a casa, y preguntarle a mi padre lo primero de todo qué había hecho ese día AGS. ¡Para mí era el momento más emocionante del día!

En la siguiente imagen os muestro mi trackrecord de aquel 2004 je je:

Primer trackrecord de Rubén Briones

Y así fue como empecé en esto de la inversión. Años más tarde también fue un punto de inflexión cuando leí el libro Vivir del Trading de Alexander Elder. Aunque mi percepción sobre él ahora es muy distinta, en su momento me fascinó, y fue el que terminó de adentrarme por completo en el trading. A partir de entonces ha sido un camino de aprendizaje y mejora continua.

Mi interés por el póker fue mucho después. Allá por el 2016 (en mi último año de carrera), descubrí que había varios chavales de mi edad ganándose la vida, y muy holgadamente, jugando al póker por Internet. Me puse a investigar sobre ello y aprendí que el póker no era un juego de azar, ni siquiera de habilidad, sino más bien un juego de probabilidad y estadística. Y que aunque en el corto plazo influyera mucho la suerte, si jugabas siguiendo una estrategia mejor que la de tus rivales, aproximando mejor que ellos las probabilidades de cada jugada, en el largo plazo podías ganar bastante dinero.

Entonces me asocié con uno de los mejores jugadores del momento para que me enseñara a jugar al póker siguiendo una estrategia ganadora, a cambio de que le diera un porcentaje de los beneficios que obtuviera. El trato fue muy fructífero, ya que además él ponía el capital y pude escalar muy rápido hasta los niveles más altos.

El póker fue mi fuente de ingresos durante dos años, en los que estuve viajando por el mundo, hasta que me cansé de su monotonía y desgaste mental. Así que realmente muy tranquilo con el póker no estaba, je je. Si en el trading la faceta psicológica ya tiene un peso muy importante, en el póker es mortal.

XT: ¿Cómo definirías tu forma de abordar el trading?

RB: Cuantitativa. Y con esto me refiero a que la forma de operar sea metódica y cuantificable, ya que si no es así, es imposible backtestear cualquier estrategia o modo de inversión. Lo cual es totalmente imprescindible para conocer si hubiera funcionado en el pasado, y, sobre todo, cómo hubiera funcionado.

Hago hincapié en el cómo, porque aunque una estrategia haya tenido retornos positivos en el pasado, no tenemos ninguna certeza de que los vaya a tener en el futuro, más aún con lo fácil que es caer en el overfitting. Así que, en mi opinión, lo más importante es conocer las estadísticas medias de nuestra estrategia para que en cuanto empiecen a cambiar a peor dejemos de operar con ella o, al menos, la pongamos en cuarentena.

Hay gente que escucha inversión cuantitativa y automáticamente piensa en un ordenador mandando órdenes automáticas al mercado, pero para mí la definición de inversión cuantitativa va mucho más allá. Porque me da igual si tu estrategia es automática o discrecional, o si se basa en detectar patrones o seguir noticias. La pregunta que yo haría a cualquier trader es: cuando venga una mala racha, que vendrá seguro, ¿cómo vas a determinar si tu estrategia ha dejado de funcionar, o si simplemente es un drawdown más? Y para responder a esta pregunta no queda otra que volver al punto anterior: nuestra estrategia, sea cual sea, debe ser cuantificable y medible.

Dicho esto, creo que es mucho más fácil de cuantificar un sistema automático que uno discrecional, sobre todo por el factor psicológico. Personalmente creo que es muy difícil controlar el plano psicológico del trading, pero si alguien tiene la capacidad de hacerlo no veo ningún problema en que opere de forma discrecional. Por desgracia creo que ese no es mi caso, y no me queda otra que enfocarme en el trading automático :D.


XT: Aunque seguramente muchos de nuestros lectores ya lo saben, actualmente trabajas en la EAFI ETS Factory. ¿Cómo describirías tu trabajo en esta EAFI? En tu opinión, ¿qué llevó a esta EAFI a diferenciarse del resto con un enfoque totalmente quant?

RB: La verdad es que no mucha gente conoce ETS Factory. Podemos afirmar que es un bicho raro dentro del ecosistema financiero, pero que deja huella en todo el que la conoce de primera mano.

Mi trabajo en ETS Factory diría que es una mezcla entre analista de datos y desarrollador de software. Por una parte, hago estudios para desarrollar nuevas posibles estrategias o mejorar las actuales, y, por otra parte, también dedico bastante tiempo a programar nuevas herramientas de análisis, mejorar nuestro simulador, automatizar tareas de reporting, etc. Yo creo que la palabra que mejor definiría esta combinación es la de Quant Researcher, o por lo menos así es como me defino en LinkedIn :D.

La diferenciación de ETS viene dada por su carácter de “Factory”, siendo una eterna TechFin (no confundir con FinTech) que ha sabido adaptarse y evolucionar desde los primeros quants a los nuevos científicos de inteligencia artificial, sin perder un ápice de rigurosidad.

Su trayectoria, su alcance internacional y su gran inversión en el I+D (más del 60% de empleados están dedicados al I+D y son matemáticos o ingenieros) hacen que ETS diste mucho de otros enfoques quants (arbitraje, pricing, etc), centrándose en que sus soluciones sean únicas y diferenciales, generando productos innovadores más que operativas puntuales.

Quantdare.com no deja de ser una pequeña parte de lo que se cocina dentro y se ha convertido en un blog de referencia de la comunidad cuantitativa.


XT: ¿En qué mercados y productos operas habitualmente?

RB: Tengo que decir que actualmente casi no estoy operando, sino que estoy más en modo inversor a largo plazo. Al estar trabajando en una EAFI el tema del trading es complicado porque hay que estar informando de todas las operaciones al departamento de compliance, para evitar el front-running.

Pero de todas formas, hace tiempo que me di cuenta de que el sueño del trader independiente que vive de operar su propio capital dista mucho de ser real y factible. Y es que, aunque en el mundo del trading constantemente nos llueven noticias/anuncios de gente que vive de “tradear desde su casa”, basta con echar un par de números para darse cuenta de que vivir del rendimiento de nuestro capital es prácticamente imposible.

Si los mejores hedge funds del mundo “apenas” consiguen ganar un 10-15% anualizado de manera constante, ¿cuánto capital necesitaríamos para poder ganarnos la vida del trading después de impuestos? (y suponiendo que conseguimos una estrategia igual de buena que la de los mejores gestores del mundo…que ya es mucho suponer). Además, en el año que no consigas sacar rentabilidad, ¿de qué vives?

Resumiendo, hace tiempo que me di cuenta de que o naces en cuna de oro (que no es mi caso), o la única alternativa de convertir mi pasión, el trading, en mi fuente de ingresos pasaba por conseguir gestionar capital de terceros. Y al hilo de esto, otro punto muy importante es que no tiene nada que ver el conseguir desarrollar una estrategia que genere un 10% anualizado sobre 100.000 €, que sobre 100 millones: ¡lo segundo es muchísimo más complicado!

Por tanto, estos últimos años he estado mucho más centrado en conseguir desarrollar estrategias robustas y con gran capacidad de gestión, que en operar en los mercados.

Pero respondiendo a tu pregunta, cuando en mis inicios me centraba en operar por mi cuenta lo hacía en acciones y futuros. Sobre todo acciones del Mercado Continuo y futuros sobre índices.


XT: Cuéntanos un poco acerca de tu equipo y el software que utilizas tanto para el desarrollo de sistemas como para ejecutarlos.

RB: Mi equipo no es nada del otro mundo: un portátil con un procesador i7 y 8 Gb de RAM. Aparte también tengo una pantalla externa por comodidad.

En cuanto al software que utilizo para el desarrollo de las estrategias ha ido cambiando a medida que he ido aprendiendo cosas nuevas. Actualmente la mayoría de herramientas que utilizo son librerías propias desarrolladas en Python. Pero anteriormente he utilizado sobre todo el Visual Chart y Market System Analyzer (en menor medida, ProrealTime y MetaTrader).

Y en cuanto a la ejecución siempre he usado Interactive Brokers, ya sea directamente a través de la TWS o conectándome a través de Visual Chat o NinjaTrader.


XT: ¿Cómo es tu día a día a la hora de enfrentarte a los mercados?

RB: Al tener todo bastante automatizado, y estar más centrado en estrategias de inversión de medio largo plazo (donde la operativa no es tan “exigente”), la mayor parte del día la puedo dedicar a tareas de I+D. Según en qué punto del estudio esté, dedico más tiempo a pensar nuevas ideas, a preparar las simulaciones que quiero backtestear, o a analizar los resultados y documentar el estudio.



XT: ¿Cómo controlas el riesgo en tu trading?

RB: Para mí, la medida más importante a la hora de controlar el riesgo es definir muy bien de antemano en qué punto vamos a considerar que un sistema ha dejado de funcionar. Sobre todo para estrategias automáticas es muy importante tener unas reglas escritas, y medibles, sobre cuándo vamos a dejar de operar un sistema.

Hay mucha gente que cree que esto del trading cuantitativo va de encontrar “el sistema”, el Santo Grial, y que una vez que lo tienes, es cuestión de ponerlo a trabajar y tumbarse en la playa a ver la cuenta crecer. Y nada más lejos de la realidad. Hay que tener muy claro que lo más probable es que cualquier sistema deje de funcionar, que las ineficiencias que estaba explotando desaparezcan y pierda su edge. Por tanto, hay que saber no enamorarse de los sistemas de uno y saber que tarde o temprano morirán. Y aunque para algunos esto pueda parecer muy obvio, y sencillo de llevar a la práctica, como no dejemos por escrito bajo qué casos dejaremos de operar un sistema, luego en la realidad es muy difícil llevarlo a cabo.

Aparte de este punto, que considero el principal, también es muy importante la diversificación. Pero la diversificación real. De poco sirve tener muchos activos en cartera si al final son todos de un mismo sector… Realmente lo que reduce el riesgo de una cartera es el tener activos descorrelacionados, y ni si quiera tienen que ser muchos. De hecho, a partir de unos 15-20 activos el añadir más apenas disminuye el riesgo global de la cartera. Esto lo explica muy bien Ray Dalio en el siguiente vídeo:



XT: ¿Qué reglas o algoritmos de gestión monetaria utilizas habitualmente y por qué?

RB: Depende de la estrategia en sí. No es lo mismo una estrategia que opera futuros, que una que opera acciones. Ni una que está siempre invertida, que una basada en señales.

Pero si tuviera que quedarme con uno elegiría el Fixed Ratio, usando una delta de aproximadamente la mitad del máximo drawdown resultante de lanzar una simulación de Monte Carlo al 95% de confianza.

Lo que me gusta del Fixed Ratio es que nos permite aumentar contratos/riesgo a medida que el sistema va funcionando bien, pero que también nos permite/obliga a bajar muy rápidamente en cuanto empieza a dejar de funcionar.

XT: ¿Qué pasos sigues a la hora de diseñar una estrategia de trading? ¿Algún consejo o truco especial para nuestros lectores?

RB: El diseño de una estrategia lo dividiría en cuatro pasos:

  1. Idea: todo sistema de trading surge de una idea, una intuición. Hay muchas maneras en las que pueden surgir, puede ser viendo cierto patrón en un gráfico, analizando las causas del mal comportamiento de otra estrategia, leyendo una noticia, o como casi siempre: en la ducha je je.
  2. Recopilación de datos: en los últimos años, la democratización del acceso a los datos nos ha beneficiado muchísimo. Aun así, hay que tener mucho cuidado y el data munging es una labor esencial que hay que poner en valor. Para construir soluciones novedosas y diferenciales hacen falta datos nuevos, que no sean los típicos que está utilizando todo el mundo. Por tanto, el tener acceso a nuevos datos aumentados o datos alternativos es una parte muy importante del proceso.
  3. Implementación: el segundo paso sería la implementación de esa idea. Transformar esa intuición en unas reglas concretas que a su vez den lugar a unas órdenes de mercado. En este paso hay que tener especial cuidado de no adelantar información del futuro.
  4. Backtest y optimización: por último nos quedaría testear cómo habría funcionado nuestra estrategia en el pasado (partiendo de la premisa de que si en el pasado hubiera funcionado, es más probable que lo siga haciendo en el futuro). Este es el paso más peligroso de todos. Hay que tener mucho cuidado de seguir unas buenas prácticas para no caer en el overffiting: separar los datos en in-sample y out-of-sample, no buscar la mejor combinación de parámetros sino aquella más robusta, trackear todos los backtest realizados ya que cuántos más hagamos mayor es la probabilidad de encontrar una buena combinación por casualidad (aquí recomiendo usar el Deflated Sharpe Ratio), etc.

Mi mejor consejo a la hora de desarrollar estrategias de trading sería: limita el número de backtests, y si en ellos te salen unos resultados que te parecen demasiado buenos, desconfía. ¡Busca el bug! No te creas retornos de más del 20% anual, y estate contento si en determinados momentos pierde ;).


XT: ¿Cuáles serían las estadísticas de tu sistema ideal?

RB: La estadística que más me gusta a la hora analizar una estrategia concreta es el Probabilistic Sharpe Ratio (PSR) de Marcos López de Prado, que se basa en el Sharpe Ratio convencional (retorno/riesgo) pero “corrigiéndolo” para tener en cuenta la no-normalidad de los retornos (skewness y kurtosis), y la longitud del trackrecord.

Y si se trata de analizar un sistema que es el resultado de múltiples backtest, la estadística en la que me fijaría es el Deflated Sharpe Ratio, que básicamente es igual que el PSR pero “desinflándolo” para tener en cuenta el factor de que cuantas más simulaciones lancemos más probable es que, por puro azar, encontremos alguna buena. Como ambas medidas lo que indican es una probabilidad, busco que sean mayores al 95%.

Otra estadística que considero muy importante, sobre todo de cara a gestionar capital de terceros, es el porcentaje de tiempo que la estrategia está por encima de su benchmark. Ya que al final a la mayoría de clientes no les importa que un año hayas perdido un -5% si el benchmark ha bajado un -30%, pero no aguantarán que hayas ganado “solo” un 10% cuando el benchmark ese año ha subido un 15%. Por lo que de cara a no perder clientes en los drawdowns del sistema considero que es una métrica muy a tener en cuenta. Así como también el mayor spread negativo que ha sufrido la estrategia con respecto a su benchmark.


XT: ¿Qué es lo que más te gusta del trading? ¿Y lo que menos?

RB: Lo que más me gusta del trading es el reto que supone ser ganador consistentemente, tanto a nivel intelectual como psicológico. Y me apasiona que el abanico de posibilidades es prácticamente infinito, siempre hay nuevas ideas que probar y algoritmos que mejorar. Es imposible aburrirse.

Y lo que menos me gusta es la cantidad de vendehúmos y falsos gurús que hay en el mundo del trading. Me da mucha pena ver cómo se aprovechan de aquellos que está empezando y todavía no tienen una base financiera sólida. Aprovecharse de la ilusión e ignorancia de la gente me parece de lo más despreciable.

 

XT: ¿Qué opinas del impacto de la psicología en el trading?

RB: Me parece que es un aspecto fundamental. Incluso para los traders que somos cuantitativos. Erróneamente, se tiende a pensar que la psicología solo afecta a aquellos traders que son discrecionales, pero no puedo estar más en desacuerdo. Obviamente la presión psicológica que sufre un trader discrecional es mucho mayor, pero los traders automáticos también tienen que controlar su parte emocional.

Por mucho que tus sistemas estén totalmente automatizados siempre puedes desactivarlos por cualquier motivo externo fruto de tus emociones. O al contrario, puede que te hayan saltado todas las alarmas de que deberías dejar de operar un sistema porque no está teniendo los resultados esperados, pero tú sigas operándolo porque confías en que al final remonte y vuelva a funcionar. Y, por supuesto, tampoco están exentos de caer en la tentación de estar modificando constantemente el sistema a la luz de los resultados que vaya dando. Vamos, que el factor psicológico sigue estando muy presente, y es crucial tenerlo controlado.

Todo esto se hace mucho más evidente cuando se opera con dinero real, y cuanto mayor es la cuantía, ya que es “muy fácil” controlar la componente psicológica en una cuenta simulada, o en una cuenta real con 1000 € (o una cantidad que no te afecte perderla), pero la cosa cambia cuando estás operando con una cuenta real de 500 millones, de cuyos resultados depende tu sustento y de la cuál tienes a 10 clientes pidiéndote explicaciones a la mínima que la cosa no va del todo bien... Es totalmente otro cantar.



XT: Todo trader se ha arruinado alguna vez o ha pasado por un momento realmente difícil, en el que ha estado a punto de perder hasta la camisa. Cuéntanos cómo fue ese momento en tu caso.

RB: No puedo estar más de acuerdo, aquel trader que diga que nunca ha perdido o no es trader o siempre ha operado en demo je je je.

En mi caso cuando estuve a punto de perder hasta la camisa fue cuando decidí empezar a operar con opciones. Hasta entonces yo no sabía ni lo que era una opción, siempre había operado con acciones y futuros. Pero descubrí por Internet a un tipo que aseguraba que las opciones eran el mejor instrumento de inversión, que la pérdida estaba muy limitada, que como mucho perdías la prima (siempre que solo compraras opciones, no vendieras), que te permitían apalancarte a muy bajo coste, etc., y además publicaba constantemente operaciones ganadoras con muy buena narrativa. Vamos que lo pintaba genial.

Y yo, pese a no ser nuevo en esto del trading, piqué por completo. Como cualquier novato. Así que me miré unos cuantos vídeos sobre opciones y contraté su servicio de señales. El resultado no hace falta que os lo cuente: en un solo mes de suscripción perdí la mitad de mi cuenta.

Lo bueno es que saqué varias lecciones de ello, algunas de ellas ya las sabía incluso, pero vivirlas en mis propias carnes me sirvió para terminar de interiorizarlas por completo:

  • Nunca operes en mercados que no controles.
  • Un apalancamiento por encima de 1.25/1.50 es la manera más rápida de quebrar una cuenta.
  • Nadie vende duros a cuatro pesetas. Nadie que haya desarrollado una estrategia realmente ganadora te la va a vender por 100€ al mes.


XT: Considerando tu trayectoria en el trading, ¿cómo te ves dentro de 10 años? ¿Qué proyectos tienes en mente?

RB: A nivel profesional tengo muy claro que me gustaría seguir trabajando en la generación de estrategias cuantitativas. Me consideraría muy afortunado si pudiera seguir trabajando de lo que me apasiona. Dentro de 10 años me gustaría poder afirmar que el performance de mis estrategias me permite vivir de manera holgada. Y como proyecto de futuro me encantaría poder montar mi propia idea/estrategia dentro de ETS Factory, construir un equipo, y estar en la vanguardia de las soluciones cuantitativas. Y, por supuesto, nunca dejar de estudiar y aprender.

XT: Nos han chivado que eres un master del póker, y que incluso has puesto a las máquinas a competir en torneos. ¿Qué similitudes encuentras entre este juego de naipes y el trading?

RB: La verdad es trading y póker comparten muchos aspectos. Diría que la principal similitud es que en ambos el objetivo es tomar decisiones con esperanza matemática positiva. En ninguna de las dos debería importarnos el resultado final de cada decisión individual, sino el resultado acumulado de tomar consistentemente la mejor decisión posible en cada momento. Esto hace que en ambos tengan un papel muy importante la componente psicológica, y que sea vital saber controlar las emociones para que no interfieran en la toma de decisiones.

Por otra parte, tanto en el póker como en el trading las posibilidades a estudiar son infinitas, lo que bajo mi punto de vista los hace apasionantes.

XT: ¿Cuáles son tus películas y libros de trading favoritos?

RB: De películas diría que Margin Call.

Y de libros, aunque no sea de trading como tal, diría que Principios de Ray Dalio. Me parece que es un libro del que se puede aprender muchísimo, tanto para aplicarlo al trading como a cualquier otra actividad.

XT: Danos una recomendación especial para los lectores de X-Trader.net.

RB: A cualquiera que esté leyendo esta entrevista, sobre todo a los que están empezando en esto del trading, les diría que no caigan en la trampa de pensar que es posible vivir del trading en tan solo un año, y con una cuenta de 10.000 €. Para poder vivir del trading se necesitan muchas horas de aprendizaje, y mucho dinero.

Pero la buena noticia es que si te apasiona esto del trading tienes toda una vida por delante para aprender y mejorar. Porque te puedo asegurar que una vez que “te pica el gusanillo”, ya no hay vuelta atrás :)


XT: Tus pensamientos finales sobre el trading y la despedida de rigor.

RB: En general soy una persona a la que le gustan mucho los cambios, siempre estoy probando cosas nuevas y cambiando de aficiones y hobbies. Pero el trading es la única actividad de la que todavía no me he cansado, ni creo que lo haga nunca, y eso que llevo en ella desde hace 15 años. El reto continuo que supone el trading me parece de lo más apasionante.

Un abrazo a todos los lectores de X-trader.net, y muchas gracias Alberto por darme la posibilidad de poder contribuir con esta magnífica comunidad.

 

XT: Muchas gracias a ti Rubén por esta excelente entrevista, sin lugar a duda muy esclarecedora para los que se inician en el trading.

 

Te Puede Interesar