BME Clima

Bolsas y Mercados Españoles acaba de lanzar BME Clima, un nuevo segmento de mercado dedicado a cubrir el riesgo de posibles pérdidas económicas derivadas de movimientos adversos en determinadas variables climáticas.

El proyecto sin duda resulta prometedor en un país como el nuestro en el que existe una importante producción agrícola y un sector turístico fundamental para la economía del país. Sin embargo, por desgracia cuando exploramos un poco la web de BME Clima nos encontramos con que no tiene nada que ver con lo que se hace en otros mercados.

Pero vayamos por partes: el punto positivo de la web son los diferentes índices que se han diseñado en relación al clima. En particular, tenemos los siguientes:

  • Peso Económico (Insolación, Temperatura, Viento y Precipitación): estos índices reflejan el valor medio de cada una de las variables climáticas para un amplio grupo de estaciones distribuidas por toda España, una vez que el valor individual de cada una de las provincias ha sido ponderado por su participación porcentual en la economía nacional, de tal forma que la temperatura, precipitación, insolación o velocidad del viento de las provincias con mayor exposición económica al clima contarán más a la hora de obtener la media nacional.

    Si el valor del índice es superior (inferior) al de la media tradicional, eso indica que la variable climática ha experimentado un valor relativamente mayor (menor) en una o varias de las provincias económicamente más relevantes.

 

  • Turismo (Nacional y por Comunidades Autónomas): estos índices comparan las mediciones actuales de las cuatro variables meteorológicas significativas con su valor medio histórico, obteniéndose un parámetro que indica como dichas variables se han desviado, en conjunto, de su comportamiento pasado. Asumiendo que menos calor, más precipitación, menos insolación y más viento son generalmente negativos para el sector turístico, se asignará un valor de +1 cuando la medición actual de cada variable sea favorable al turismo (por ejemplo, si la temperatura actual es superior a su media histórica) y de -1 cuando la medición actual sea desfavorable al turismo (por ejemplo, si la precipitación actual es superior a su media histórica).

    El valor del índice se obtiene como el promedio de los valores individuales de cada variable. Así, un valor de +1 (-1) indicaría que las cuatro variables se están comportando favorablemente (desfavorablemente) para el turismo en términos históricos, mientras que un valor de +0,5 (-0,5) indicaría que todas menos una de las variables se están comportando favorablemente (desfavorablemente) para el turismo, históricamente hablando; finalmente, un valor de 0 indicaría que sólo la mitad de las variables se están comportando favorablemente al turismo.


A la vista de estos índices, uno esperaría ver en la web de BME Clima un proyecto serio de creación de contratos negociables,  ¿verdad? Pues no, en su lugar los servicios que ofrece BME Clima son básicamente dos:

  • Por un lado, un servicio de consultoría especializada, el cual se supone que diagnosticará los riesgos potenciales a los que se enfrenta el cliente para después ofrecerle la intermediación de BME Clima, dando acceso a los mejores productos y proveedores del mercado global de riesgo climático (entiendo por tanto que BME Clima es un reseller de contratos de derivados sobre el clima OTC). En su web advierten de que es posible contratar derivados sin haber pasado por el servicio de consultoría, pero que no recomiendan hacerlo así…  qué cosas, ¿verdad?
  • Acceso a una plataforma privada de información meteorológica, mediante la que es posible conocer y evaluar, mediante un conjunto de índices elaborados con información suministrada por AEMET, el comportamiento histórico de las variables meteorológicas que suponen un mayor riesgo, así como obtener actualizaciones diarias que permitan seguir la evolución de dichos parámetros. El acceso a esta plataforma cuesta nada menos que 10.000 € por semestre.


Visto lo visto no parece que BME Clima sea precisamente la panacea. Al menos no parece una propuesta seria de derivados climáticos, tan necesaria en este país, al contrario de lo que ofrece el CME, como pueden ver en http://www.cmegroup.com/trading/weather/. Si echan un vistazo a ese enlace, verán que podemos encontrar derivados sobre temperaturas en EEUU y en diferentes partes del mundo (incluyendo capitales europeas como Madrid), huracanes, heladas, nevadas lluvias que tienen vencimientos correspondientes a los meses en los que es más probable que se produzca el evento (por ejemplo, no hay futuros sobre nevadas con vencimiento en Agosto).

Más bien lo que parece es que BME ha copiado el modelo de MetNext, la división de NYSE Euronext que ofrece soluciones para la gestión el riesgo climático. Personalmente creo que lo ideal habría sido lanzar un producto similar al del Mercado de Futuros del Aceite de Oliva (MFAO), el cual poco a poco parece que va creciendo en volumen negociado. En todo caso, el tiempo y el mercado nos dirán si esta iniciativa tiene éxito.

Saludos,
X-Trader



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!