El Mantra del Trader I

La verdad es que es un artículo para, tal y como señala el autor, releer todos los días antes de que empiece la sesión, sin duda se ahorrarán muchos errores en su trading.

 

La Rueda del Éxito
Podríamos decir que hay tres áreas que juntas forman lo que denomino la "Rueda del Éxito".

La primera es el contenido, el cual incluye toda la información externa e interna del mercado que los traders utilizan para tomar sus decisiones de trading. Todos los traders deben adquirir unos contenidos de valor añadido que les permiten obtener beneficios en su trading.

El tipo de contenido más importante es la información interna del mercado, es decir, el tiempo y las cotizaciones difundidas por los mercados, los cuales constituyen la base de nuestras decisiones. Por ello, es necesario que dispongamos de la información de la forma más rápida y actualizada al segundo mediante una plataforma de trading y/o un programa de gráficos. Sin dicha información estaríamos operando en la oscuridad.

La segunda área de importancia es la mecánica, es decir, la forma de acceder a los mercados y la metodología utilizada para abrir y cerrar nuestras posiciones. Es necesario dominar la mecánica del mercado antes de alcanzar el éxito como trader. Un simple error nos puede costar miles de dólares. Un trader puede arruinar un excelente día de trading con un error de bulto al ejecutar una orden.

Una vez domine la ejecución de órdenes, operar será como montar en bici. El proceso de introducir órdenes se vuelve simple y mecánico. Una ejecución rápida y eficiente, sobre todo si trabajamos como scalpers, nos permitirá atacar a la demanda y a la oferta antes que el resto del mercado. No lo olvides, el más rápido sobrevive!

Finalmente la tercera y más importante área en la rueda es la disciplina. Debes ser disciplinado si esperas tener el más mínimo éxito en el trading. La disciplina se práctica durante el 100% del tiempo que estemos en el mercado, en cada operación y todos los días.

Revisa las siguientes 25 Reglas de la Disciplina en el Trading. Debes acostumbrarte a comportarte con disciplina de forma habitual. Muchos traders leen estas reglas cada día (aunque no te lo creas) antes de que comience la sesión. No se necesitan más de tres minutos para ello; podemos tomárnoslo como una oración, que nos recordará cómo debemos actuar a lo largo de la sesión.


1. EL MERCADO TE PAGA POR SER DISCIPLINADO.
Operar con disciplina te permitirá que entre más dinero del que sale de tu bolsillo. La única verdad respecto a los mercados es que la disciplina incrementa los beneficios.


2. SÉ DISCIPLINADO CADA DÍA EN CADA OPERACIÓN Y EL MERCADO TE RECOMPENSARÁ. PERO NO DIGAS QUE ERES DISCIPLINADO SI NO LO ERES EL 100% DEL TIEMPO.
Ser disciplinado es de la máxima importancia pero no es una cosa que sólo se haga a veces. Si dijeramos que hemos dejado de fumar pero de vez en cuando nos fumamos un cigarrillo, en realidad no habremos dejado de fumar. Si operamos con disciplina en nueve de cada diez operaciones, entonces no podrás decir que eres un trader disciplinado. De hecho, la operación que realices sin disciplina será la que más daño te hará en tus resultados. La disciplina debe practicarse en cada operación.

Cuando digo que "el mercado te recompensará", normalmente me refiero a que tendremos menos pérdidas en las operaciones perdedoras que si nos ponemos testarudos con una operación y mantenemos la posición perdedora demasiado tiempo. Así, si pierdo 200$ en una operación pero hubiera podido llegar a perder 1000$ si hubiera mantenido la posición, puedo asegurar que me he salvado de esa pérdida gracias a la disciplina.


3. SIEMPRE REDUCE EL TAMAÑO DE TUS POSICIONES CUANDO ESTÉS OPERANDO MAL.
Todo buen trader sigue esta regla. Por qué continuar perdiendo negociando 5 contratos cuando podrías ahorrarte mucho dinero reduciendo tu posición a un sólo contrato en la próxima operación? Si realizo dos operaciones perdedoras seguidas, siempre reduzco el tamaño de mis posiciones a un sólo contrato. Si mis próximas dos operaciones son ganadoras, entonces vuelvo al número de contratos habitual. Es como un bateador que ha acumulado dos strikes: la próxima vez se concentrará en dar a la bola, reduciendo el giro e intentando tocarla.


4. NUNCA PERMITAS QUE UNA OPERACIÓN GANADORA SE VUELVA PERDEDORA
Todos hemos violado esta reglas. Sin embargo, debería ser nuestro objetivo no violarla más en el futuro. De lo que estamos hablando aquí en realidad es del factor avaricia. El mercado nos recompensa moviéndose en la dirección de nuestra posición pero, sin embargo, no estamos satisfechos con una ganancia tan pequeña. Así que decidimos mantener la posición esperando una gran ganancia, para que acto seguido el mercado se gire bruscamente en nuestra contra. Inevitablemente ahora tendremos dudas y finalmente terminaremos cerrando la operación con una gran pérdida.

No es necesario ser avaricioso. Sólo es una operación. Ya harás más operaciones a lo largo de la sesión y muchas más en las próximas sesiones. Siempre hay oportunidades en el mercado. Recuerda: ninguna operación debería ser la única responsable de tus beneficios o tus pérdidas. No seas avaricioso.


5. TU MAYOR PÉRDIDA NO PUEDE SER SUPERIOR A TU MAYOR GANANCIA
Registra todas las operaciones que realices a lo largo de la sesión. Si, por ejemplo, sabes que tu mejor ganancia en el día ha sido de 5 puntos, no permitas que ninguna operación perdedora sea superior a esa cantidad. Si lo permitieras tendrías un saldo negativo sumando ambas operaciones. Y eso no es bueno...


6. DESARROLLA UNA METODOLOGÍA Y CIÑETE A ELLA. NO CAMBIES DE MÉTODO CADA DÍA
Generalmente le pido a mis alumnos que escriban las condiciones que deben darse para abrir una posición. Me da igual que método utilicen pero quiero que tengan claro que tienen que ceñirse a un conjunto de reglas. Debes tener una estrategia para participar en el juego. Si tienes una metodología que funciona pero no lo hace en una sesión determinada, no te vayas a casa a inventar una nueva. Si tu metodología funciona en más de la mitad de las sesiones, entonces ciñete a ella.


7. SÉ TÚ MISMO, NO INTENTES SER OTRA PERSONA
En toda mi experiencia como trader nunca he operado con más de 50 contratos en una operación, aunque me habría encantado operar como otros que manejan 100 ó 200 contratos. Sin embargo no poseía la preparación emocional o psicológica necesaria para negociar tal cantidad de contratos. Sé que donde me siento cómodo es en torno a 10-20 contratos por operación. Si negocio más de 20 contratos seguro que me cargo la operación. Emocionalmente no puedo manejar tal cantidad de contratos.

Aprende a aceptar un nivel de contratos en el que sientas cómodo operando. Tú eres quién eres.


8. SIEMPRE DEBES PODER VOLVER A OPERAR AL DÍA SIGUIENTE
Nunca acabes en una situación en la que pierdes más dinero del que puedes permitirte. El peor sentimiento en el trading es desear operar y no poder hacerlo por falta de capital en la cuenta.

Fijate siempre unos límites de pérdidas diarios; por ejemplo, nunca perder más de 500 euros diarios. Si eso sucede, simplemente apagarás el ordenador y cerrarás el día. Siempre podrás volver mañana.


9. GANATE EL DERECHO A OPERAR CON MAYORES POSICIONES
Muchos traders novatos piensan que porque tienen 25.000 euros en su cuenta, pueden operar con 5 ó 10 contratos. Sin embargo, nada más lejos de la verdad: si no puedes operar con éxito utilizando un contrato, qué es lo que te hace pensar que tienes derecho a operar con 10 contratos?

Generalmente le pido a mis alumnos que me enseñen que obtienen beneficios durante 10 sesiones seguidas con un sólo contrato. Una vez lo han logrado, se han ganado el derecho a operar con un contrato adicional durante las próximas 10 sesiones.

Eso sí, recuerda que si estás operando mal con dos lotes, debes reducir tus posiciones a un sólo contrato (ver regla nº 3).


10. CIERRA TUS POSICIONES PERDEDORAS
No eres un perdedor porque tengas una operación perdedora. Eres un perdedor cuando no cierras una operación perdedora una vez que te das cuenta de que la operación es mala. Es increible lo preciso que puede ser tu estomago como indicador de mercado. Si presientes que la operación no es buena, entonces probablemente es que no lo es. Hora de salirse.

Todo trader tiene operaciones perdedoras durante la sesión. Un día típico de trading tiene un tercio de operaciones perdedoras, un tercio de operaciones sin beneficio y un tercio de ganadoras. Siempre cierro mis operaciones perdedoras rápidamente. No tienen que costarme más dinero del que ya pierdo. Así, aunque no haya ganado o incluso haya perdido en dos tercios de las operaciones, seguro que vuelvo a casa con beneficios.


11. LA PRIMERA PÉRDIDA ES LA MEJOR
Una vez te des cuenta de que tu operación no es buena, es mejor cerrarla inmediatamente. "Nunca es una operación perdedora hasta que la cierras" y "No te preocupes, volverá" se dice con la boca pequeña por algunos traders. Una vez que se dice la frase, es una señal clara de que el trader se acaba de dar cuenta de que la operación no va a terminar bien y es hora de cerrarla.


12. NO TENGAS ESPERANZAS NI RECES. SI LO HACES, PERDERÁS.
Cuando era un trader novato e indisciplinado, no sabeís cuantas veces he rezado al "Dios de los Bonos". Mis oraciones eran una súplica para poder cerrar una posición perdedora. Sin embargo, pronto me dí cuenta de que rezar al Dios de los Bonos o al de los Futuros era perder el tiempo. Simplemente cierra la posición!

(Continuará...)

 

Un saludo,
X-Trader
 
ARTÍCULOS RELACIONADOS
El Mantra del Trader II



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!