Seguimos con la undécima entrega de la serie escrita por Quinito basada en el libro The Way to Trade de John Piper.


CAPÍTULO XI: LOS PARÁMETROS DEL SISTEMA – LAS TRES SIMPLES REGLAS Y EL CEREBRO HUMANO

Todo sistema de trading tiene dos partes fundamentales: la teoría (conformada por las tres simples reglas del trading) y la práctica (donde a las tres reglas del trading se le añade el cerebro humano – nuestras emociones - ). La parte problemática es la segunda ya que las tres reglas del trading más la actuación del cerebro humano crean caos y confusión. Lo complicado, pues, no es diseñar un sistema ganador sino que lo complicado es desarrollar las aptitudes mentales necesarias para llevarlo a la práctica y ganar.

Cuando estamos operando, nuestro cerebro interfiere en nuestra operativa, saltan las emociones y, al final, perdemos. Cuando operamos utilizando la parte irracional de nuestra mente terminamos en el Overtrading actuando emocionalmente y sin disciplina alguna. El resultado nunca es bueno pues terminaremos haciendo la cosa menos indicada en el momento menos indicado.

Es cierto que en el trading necesitamos hacer uso del cerebro. Pero sólo en la parte de diseño del sistema. Sin embargo, cuando operamos es vital no pensar y actuar como un autómata con el fin de mantener nuestras emociones alejadas y, así, operar disciplinadamente. Pero esto es lo más difícil del trading.

Por tanto, el trader debe distinguir muy claramente el concepto de análisis del concepto de operación. El análisis es una actividad eminentemente cerebral que nos sirve para ubicar nuestra metodología para operar. Digamos que el análisis marca un entorno global en el que debemos operar. La operación, sin embargo, es un concepto totalmente irracional. Es nuestro sistema el que piensa por nosotros. Nosotros debemos ser el “brazo ejecutor” de lo que ordena nuestro sistema. Fin de la historia. Si no eres capaz de actuar de esta forma, aun teniendo entre tus manos el Santo Grial, perderás todo tu dinero seguro.

(Continuará...)
 
 

Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!