Sin lugar a dudas, Mark Douglas es uno de los autores imprescindibles en el terreno de la psicología del trading. Fallecido repentinamente en 2015, Douglas es el autor del mítico Trading in the Zone (traducido como Trading en la Zona por Netbiblo), un libro de obligada lectura para cualquier trader que desee comprender cómo funciona nuestra mente al enfrentarnos al mercado.

En este artículo os ofrezco un resumen de los principales aspectos que Mark Douglas destacaba en sus libros y seminarios, los cuales estoy segura de que os servirán para mejorar vuestro trading revisando los fallos que cometemos cuando operamos en los mercados.  


1. Rellene la “brecha de beneficios" con las cosas correctas
Mark Douglas a menudo suele referirse al “profit gap” o “brecha de beneficios”, concepto que hace referencia a la diferencia entre la ganancia potencial que podríamos haber alcanzado siguiendo nuestro sistema o método de trading y el resultado real que finalmente habríamos obtenido.

Los traders generalmente comienzan a operar con un método con grandes esperanzas de éxito. Quieren obtener ingresos de forma fiable y recurrente, y ser consistentes en sus operaciones. Sin embargo, esto sólo es posible si operamos usando un método efectivo con disciplina y consistencia, algo que la mayoría de la gente simplemente no hace lo que provoca esta brecha a la que hace referencia Mark.

El punto clave que señala Douglas hace acerca de la brecha de ganancias es que los traders generalmente tratan de rellenar la brecha aprendiendo más sobre el mercado, cambiando los métodos que usan, pasando más tiempo frente a sus pantallas, etc. Sin embargo, lo que realmente necesitan aprender es más sobre sí mismos y la forma en que interactúan con el mercado. Esencialmente, necesitan adquirir las "habilidades mentales adecuadas" para operar su método como deberían y sacar el máximo provecho de él, con el fin de cerrar esa brecha de beneficios.


2. Ganar y ser un trader ganador son dos cosas diferentes
Cualquiera, incluso hasta un niño de 5 años, puede realizar una operación ganadora. No requiere ninguna habilidad especial tener suerte en un trade en particular y cerrarlo en beneficios. Todo lo que hay que hacer es abrir nuestra plataforma de trading y hacer click en algunos botones; si se tiene suerte, podemos ganar mucho dinero en poco tiempo.

Como resultado de lo anterior, es natural para un trader que aún no ha desarrollado sus habilidades, dar el salto y pasar del "es fácil ganar" al "no puede ser mucho más difícil ganarse la vida con esto".

Así es como se inicia la carrera de muchos traders. No hace falta decir que también es la forma en que se colocan en la senda para perder una gran suma de dinero, tan o incluso más rápido de lo que lo ganaron.

Un trader ganador tiene las habilidades mentales para darse cuenta, entender y utilizar el hecho de que cualquier operación aislada que realice, tiene básicamente un resultado aleatorio. Es decir, no pueden saber el resultado de ese trade hasta que no haya terminado. El trader ganador sabe esto y también sabe que debe operar en línea con esta creencia sobre una gran serie de operaciones e ignorar todas las tentaciones y sentimientos que surgen en cada operación que realiza. Es capaz de hacer esto porque lo que le interesa es el panorama general, esto es, ejecutar su método de manera impecable, una y otra vez, durante un período de tiempo suficientemente largo y a lo largo de una serie de operaciones, que al final en conjunto serán rentables.

Por lo tanto, no confundamos una operación ganadora con el hecho de ser un trader ganador. Una trampa en la que es muy fácil caer.


3. Las habilidades mentales son la clave para operar
Un aspecto clave que señala Mark Douglas es que, incluso si nuestro método es de alta probabilidad, necesitamos las habilidades mentales apropiadas para realizar la ejecución correcta de dicho método. Si no tenemos esas habilidades mentales, incluso aunque tengamos una estrategia ganadora, terminaremos perdiendo dinero.

¿Cuáles son esas habilidades mentales? Básicamente mantenerse concentrado en el proceso, en nuestro método, y no preocuparnos por las consecuencias si esta operación sale mal. Si no tenemos las habilidades mentales adecuadas para mantenernos enfocados positivamente en la operativa, en hacer exactamente lo que debemos hacer cuando sea necesario sin reservas, dudas o miedo, no ganaremos dinero en el mercado.

Es fundamental recordar que, independientemente de lo bueno que sea su método para generar operaciones ganadoras, convertir esas operaciones en un flujo de ingresos consistente requiere la capacidad de hacer o no hacer algunas cosas con las que el método no nos puede ayudar. El método no puede forzarnos a cometer el error de mover nuestro stop y salir antes de tiempo, no puede evitar que dudemos y lleguemos demasiado tarde o que hagamos demasiadas operaciones o que salgamos demasiado pronto y dejemos el dinero en la mesa. No importa lo bueno que sea el método, si cometes errores mentales, perderás.

Se trata en definitiva de mantener una disciplina férrea y metódica. Las habilidades mentales como la disciplina consisten básicamente en la habilidad de controlarte a ti mismo, sobre todo tu comportamiento/acciones en el mercado en contra de las tentaciones constantes que nos envía el mercado. Esencialmente, como trader, usted está luchando contra sí mismo para ver qué parte de su cerebro tiene más control; la parte más antigua, emocional y primitiva o las partes más avanzadas de la lógica y la planificación.


4. Los patrones técnicos no han sido creados para decirnos lo que sucederá después
Los métodos técnicos de cualquier tipo, incluida la acción del precio, no están diseñados para decirnos lo que el mercado hará a continuación. Tal y como señala Douglas, están diseñados para ayudarnos a poner las probabilidades de éxito a nuestro favor sobre una serie de operaciones. Y ojo porque hay algunas implicaciones psicológicas profundas que van de la mano de este hecho.

El resultado de cualquier operación en particular es único y aleatorio. No hay manera de saber de antemano ni el resultado de un trade ni las rachas de ganancias y pérdidas dentro de una serie de operaciones. En otras palabras, la naturaleza de los resultados de la negociación es aleatoria.

Al hilo de esto, Douglas describe algo que puede ser un poco difícil de entender al principio, pero que es fundamental para que comprendamos si deseamos ganar dinero de forma consistente:


5. Aceptando la naturaleza aleatoria del trading puedo producir resultados consistentes
Esta afirmación, a primera vista, puede parecer contradictoria pues estamos afirmando que se pueden obtener resultados consistentes a partir de algo que es aleatorio por naturaleza. Sin embargo, profundicemos un poco más sobre este hecho.

Los métodos y patrones técnicos le dan a un trader la misma ventaja que un casino tiene sobre cualquier jugador individual. Un casino tiene una "ventaja" por cada juego que ofrece. Lo que un casino sabe es que mientras que cualquier jugada particular de un cliente del casino puede hacerle ganar dinero, debido a la ventaja que tiene, con el paso del tiempo y una serie suficiente de jugadas el casino obtendrá una gran ganancia. Recordar este punto nos ayudará a hacer la transición de pensar en certezas a pensar en probabilidades.

Si no integramos el principio de aleatoriedad, nos encontraremos con que el trading es el proyecto más frustrante que uno puede emprender. Sólo se pueden generar rendimientos consistentes si se entiende que cada operación es aleatoria y única, y luego tomamos esa información y la usamos para controlarnos después de cada operación. No hay que quedarse atascado en nuestro último trade. En su lugar, debemos concentrarnos en operar con nuestro método una y otra vez.

La frustración viene de esperar algo que nuestro método no puede hacer. Los métodos técnicos encuentran e identifican patrones en el comportamiento humano colectivo; el problema es que los resultados no siempre se corresponden con el patrón a lo largo de una secuencia de operaciones. No tiene por qué haber una relación entre el resultado y el patrón. No hay garantía de que un determinado trade obtenga exactamente el mismo resultado que el último, incluso aunque parezcan iguales. Más bien, el método sólo nos dice que si lo usamos de manera consistente, entonces, tras una serie de operaciones, deberíamos ser rentables.


6. Piensa en probabilidades, no en certezas
Sin lugar a dudas, una de las frases más repetidas por Mark Douglas es que debemos aprender a pensar en términos de probabilidades.

Resulta fundamental entender que hay una distribución aleatoria de ganancias y pérdidas sobre cualquier secuencia de operaciones. Los traders que aprenden a pensar en probabilidades no experimentan el trauma mental que sí padece el resto de los traders, los cuales aún no han aprendido a pensar en probabilidades, ya que no esperan obtener ganancias en ninguna operación en particular, como sí le sucede a los que no piensan en términos de probabilidades. Aprender a pensar en probabilidades libera nuestras expectativas de las operaciones porque nos estamos enfocado en los resultados de la serie general de operaciones, no en el resultado de una operación determinada.

Si jugáramos con una moneda trucada de tal forma que, al lanzarla, saliera cara el 70% de las veces, realmente no sabríamos cuál será la secuencia de caras y cruces que saldrá, pero si sabemos que a largo plazo en el 70% de las tiradas habrá salido cara.


7. Cuidado con la "desconexión electrónica"
Los mercados comenzaron funcionando como lugares de intercambio donde la gente se reunía físicamente para comerciar con acciones, commodities, etc. Hoy en día, los mercados son totalmente electrónicos y la mayoría de los traders operan desde sus ordenadores. Esto elimina la mayor parte de la conexión personal y humana de lo que en realidad es una profesión muy dominada por las emociones y los sentimientos.

Todos los precios son eventos generados por los operadores, todo sucede en base a lo que la gente cree, lo cual genera de forma agregada los patrones que observamos en el precio.

El problema es que esos patrones se repiten al azar. Aunque los criterios sean correctos (un patrón que parece bueno), realmente no podemos predecir el comportamiento humano, un punto importante a recordar. Cuando realizamos una operación, ¿sabemos quién tomó el otro lado? No hay forma de saberlo. Por tanto, cuando un determinado patrón se presenta, no tenemos ninguna idea acerca de quién va a entrar en el mercado para influir en él. Así que no tiene sentido tratar de "averiguar" si funcionará o no para esa operación en particular.

Básicamente, una vez que abrimos una posición, necesitamos que otros traders estén dispuestos a comprar o vender a un precio peor que el nuestro de entrada para poder ganar dinero. Si compramos a 10, por ejemplo, alguien más tiene que querer comprar a 11 o 12, con el fin de convertir a nuestro trade en ganador. Puesto que no tenemos ni idea de si eso sucederá o no, no podemos predecir el resultado de una operación determinada. Recuerde: todas las operaciones son realizadas por alguien y por algún motivo, no tenemos el control en ningún momento. Nuestra estrategia debe consistir en tratar de poner las probabilidades a nuestro favor sobre una serie de operaciones, no asegurarnos de ganar en todas las operaciones.


8. Mi mente tiene que ser libre
Para ejecutar operaciones sin cometer errores mentales hay que evitar pensar en que "esta operación será ganadora". El trader típico espera que "esta operación" sea ganadora, si no, ¿por qué la he abierto? Pero no debemos pensar de esta manera si queremos ganar dinero de forma consistente. En el momento en que empezamos a esperar que cada operación gane, nos estaremos apegando emocionalmente a ella, cuando en realidad deberíamos saber que no es una operación cualquiera lo que importa, sino que lo que importa es la serie de operaciones y nuestra habilidad para permanecer disciplinado a lo largo de la misma.

9. Tengo que cambiar mi forma de pensar sobre el mercado: pensar como un profesional
Un trader profesional no piensa “¿Funcionará esta operación?” cuando tiene abierta una posición, porque entiende que el componente humano hace que su resultado sea básicamente aleatorio. En lo que sí piensa es en el riesgo: "¿Hasta dónde estoy dispuesto a dejar que este trade vaya en mi contra antes de ver si otros traders entran en la misma dirección y me permiten ganar?”

Sin una mentalidad ganadora, los traders retail habitualmente se centran en los retrocesos que se producen en su contra y terminan saliendo en un punto de baja rentabilidad para a continuación ver cómo el precio vuelve a moverse a su favor.

Deje de pensar en el resultado de la operación, en su lugar piense en el riesgo y en dónde saldrá, no en si la operación será rentable.


10. No se trata de tener razón o no
No se trata de tener razón o no, se trata de las probabilidades. Una señal de entrada no le dirá si usted tendrá razón o no, es simplemente un patrón que significa que las probabilidades estarán a su favor. Pero no se puede empezar una operación pensando en si se va a tener razón o en si vamos a tener problemas.

Al no pensar en tener la razón, estaremos eliminando la posibilidad de que el mercado nos decepcione. Cuando tenemos una operación perdedora, lo único que significa es que la mayoría de los traders no compartían nuestra creencia acerca de ese mercado en ese momento. Simplemente nos vamos y ya está. No debemos permitir que el hecho de tener razón o estar equivocado nos afecte o dañe nuestra confianza en nosotros mismos.

Si creemos que vamos a tener razón sobre una operación, a medida que el mercado se mueva en nuestra contra, seguiremos empeñados en que debe ser ganadora e ignoraremos la información que nos indica que seguramente estemos equivocados en este trade. Cuando necesitamos tener razón, vemos lo que queremos en el mercado, no lo que realmente está sucediendo. No hay que dejarse cegar por la necesidad de tener la razón todo el tiempo. No hay que aferrarse a las operaciones perdedoras.

Si somos susceptibles de decepcionarnos, esto afectará a nuestra percepción de la información de mercado que, de otra manera, nos permitiría reducir las pérdidas.


11. El trading en demo puede enseñarme cómo debo pensar
¿Ha sido usted rentable en una cuenta demo y luego ha empezado a perder dinero inmediatamente cuando pasó a operar en una cuenta con dinero real? Bueno, realmente no está solo, esto le pasa a muchos traders, es muy habitual.

A los traders no les importa si tienen razón o no en una cuenta demo porque saben que no pueden perder o ganar dinero en una operación determinada. Por lo tanto, naturalmente se centran en las cosas que importan: operar su método de manera adecuada y tranquila, pero haciendo crecer su cuenta de forma segura a lo largo del tiempo.

Así que, si alguna vez te desvías de tu camino y pierdes la cuenta, simplemente vuelve a operar en demo durante un tiempo. Anota cómo te sientes, cómo estás operando… Y después recuerda que ¡así es como debe ser también en una cuenta real!


12. Necesito una buena ventaja
Mark Douglas señala que una de las primeras cosas que necesita aprender como trader es a poner las probabilidades de éxito a su favor. En otras palabras, necesitamos tener una ventaja en el trading. Pero conviene recordar que una ventaja supone simplemente tener una mayor probabilidad de que una cosa suceda sobre otra, a lo largo de una serie de operaciones. Desde luego no tenemos ninguna garantía de que ganaremos dinero en los mercados. Es necesario combinar la ventaja con las habilidades mentales adecuadas para triunfar en el mercado.

 

Un saludo,
Psyke