Índice del artículo

Luis Auñón y Juan José Martínez de Autrading nos remiten su primera colaboración en lo que pensamos será el inicio de una fructífera serie de colaboraciones e intercambio de artículos. Desde X-Trader.net les damos la bienvenida y esperamos que los artículos que nos envíen sean tan educativos e interesantes como éste, en el que se trata la utilización de varios osciladores para construir sistemas de trading.

Los osciladores son una pieza clave en los sistemas automáticos de Trading, estos tienen la facultad de devolvernos una cualidad del mercado en forma numérica. Los osciladores podemos dividirlos en función de cómo nos devuelvan dicha cualidad: o bien nos dan un valor que esta dentro de una banda que suele estar entre 0 y 100 como el RSI, o nos devuelven un valor que no tiene porque tener limites, como es el caso del ATR.

Los primeros son útiles para determinar si nos encontramos en una situación de sobrecompra o sobreventa, con lo que nos advierten de una corrección inminente. Los segundos simplemente nos dan un valor que indica la cualidad que representan. En este grafico podemos ver como el RSI está por debajo de la línea inferior apuntando un estado de sobreventa con lo que esperaremos una posible subida.

En este ejemplo (Fig. 1) podemos ver como el oscilador RSI con un periodo de 14 aplicado sobre barras de 5 minutos, tiene unos valores cercanos al 0 con lo que indica una sobreventa y una posible subida.

Image
Fig. 1

En el otro tipo de osciladores, contamos con un ATR que nos da un valor de volatilidad en puntos del mercado. Analizando tanto el grafico Intradiario como el Diario, podemos observar los distintos valores que nos da, con un máximo de 7 en el Intradiario y 55 en el diario, estos valores no están en ningún rango como ocurría en el oscilador anterior (RSI) que siempre estaba dentro de un rango entre 0-100.

Un ADX o un ATR puede ser muy alto, pero no nos dice que la situación vaya a cambiar. Los niveles superiores e inferiores en esta clase de osciladores suelen estar delimitados por la propia configuración del oscilador. Uno calculado sobre las 5 barras anteriores tendrá extremos y valores distintos si esta calculado 20 barras atrás (vease Fig. 2).

Es recomendable el uso de al menos un oscilador de cada tipo aprovechando así las cualidades de ambos. Normalmente, los osciladores como el RSI nos pueden marcar muy bien los techos y suelos de mercados. Pero cualquiera que tenga experiencia con ellos habrá comprobado como fallan en situaciones de fuerte tendencia, pasando de ser indicadores de sobrecompra o sobreventa a indicadores de fuerza en la tendencia. Un RSI por encima de 70 nos indicaría pues que el movimiento ascendente del mercado es fuerte y sólido, lo mismo ocurriría en las bajadas si el RSI estuviera por debajo de 30 en los descensos (vease grafico RSI arriba). Asimismo ocurre como muchos osciladores de este tipo.

Image Image
Fig. 2