Como decíamos al comienzo de esta serie de artículos, la piedra angular de las estrategias de Crabel se encuentra en su libro Day Trading With Short Term Price Patterns and Opening Range Breakout. En dicho libro, Crabel presenta cientos de tablas con tests estadísticos sobre diversos futuros (índices, bonos, divisas, commodities), mediante los que trata de representar la verdadera estructura del mercado mediante conceptos básicos.

Para ello, Crable combina el concepto de Opening Range Breakout (ORB) con todos los patrones que vimos en el artículo anterior. Si bien la lectura del libro resulta algo ardua por la ingente cantidad de tablas que incluye cada capítulo, les resumo aquí las principales conclusiones que se pueden extraer:

  • Las estrategias basadas en rotura de rangos resultan más efectivas cuando en la sesión precedente se produce alguno de los siguientes patrones: Inside Day, Narrow Range (incluyendo Dojis), Bear/Bull Hook e Inside Day - Narrow Range Days. Cuando se produce uno de estos patrones, generalmente la sesión del día siguiente se caracteriza por una fuerte direccionalidad, destacando por su elevada fiabilidad los Inside Day - Narrow Range y las Bear Hooks.
  • Por el contrario, Crabel recomienda no trabajar nunca con ORBs después de un Wide Spread ya que el éxito de este tipo de estrategias se reduce notablemente.
  • El tiempo también es una variable importante en las estrategias de Crabel: así, cuanto antes se ejecute alguna de las órdenes de entrada a lo largo de la sesión, mayores son las probabilidades de éxito. Lo ideal de hecho sería que la entrada se produjera en los 10 primeros minutos después de establecerse el rango de apertura.
  • Asimismo, Crabel presenta una segunda versión del ORB, el ORB II (Early Entry). El concepto de Early Entry se define como una barra de rango amplio de fuerte direccionalidad que se produce en los primeros 5 minutos. Crabel señala que podemos tratar de anticiparnos a un posible Early Entry situando stops en torno al precio de apertura. Si tras 5-10 minutos de sesión ninguno es ejecutado, debemos cancelar todas las ordenes.
  • En todo caso, aunque no trabajemos con estrategias de rotura de rango, el hecho de que se produzca una rotura puede ser un dato a tener en cuenta para nuestras propias estrategias.


La combinación de todos estos resultados permite establecer estrategias de rotura de rangos diarias con alta probabilidad de éxito.

Sin embargo, Crabel no sólo se limita a analizar los patrones relacionados con el ORB. En su libro, Toby muestra diversos estudios en los que analiza patrones de varios días en los que trata de averiguar si existe alguna relación entre los cierres precedentes a una sesión dada y la apertura o el cierre de dicha sesión. Sin embargo, los resultados que obtiene no resultan concluyentes, no pudiéndose establecer una relación causal entre el signo de las sesiones precedentes y la apertura o cierre de una determinada sesión.

Por otro lado, también analiza un curioso fenómeno: si bien generalmente el mercado presenta una cierta tendencia a girarse en contra de la dirección establecida en la apertura en las últimas horas de sesión, esto no sucede tan a menudo cuando el día anterior ha sido un Inside Day.

Finalmente Crabel presenta un interesante estudio sobre los gaps en el S&P500, obteniendo las siguientes conclusiones:

  • Cuanto mayor sea el gap, más probable es que el mercado siga la dirección del gap
  • Un ORB en la dirección contraria al gap tiene muy pocas probabilidades de éxito, siendo poco rentable o incluso perdedor.
  • Cuanto mayor es el gap, mayor suele ser el aumento de volatilidad que le sigue.
  • Si no se cierra el gap o el precio no es capaz de retroceder al rango de precios de la sesión anterior a mitad de la sesión, es muy probable que el mercado continue moviéndose en la dirección del gap.
  • En todo caso, si entramos en un ORB con gap, siempre debemos dejar un margen de 5-7 minutos después del gap, debiendo obtener beneficios como mucho media hora después de la entrada.
  • Estas conclusiones son sólo válidas para el S&P500 ya que cada mercado tiene su propia personalidad: por ejemplo, los bonos y el oro suelen actuar al contrario, girándose en contra del gap.


En la próxima entrega analizaremos el comportamiento del precio cuando se dan los patrones estudiados por Crabel en diversos activos.

Un saludo
X-Trader

ARTÍCULOS RELACIONADOS
Descubriendo a Toby Crabel I
Descubriendo a Toby Crabel II