Muy atentos el próximo 30 de noviembre porque se celebra un referéndum en Suiza para limitar la venta de oro por parte del Swiss National Bank (SNB). Algo que a priori puede parecer poco importante pero que puede tener importantes consecuencias sobre los mercados.

En concreto, las propuestas planteadas por la Gold-Initiative sobre las que se pregunta al pueblo suizo si está de acuerdo o no en el referéndum son las siguientes:

  1. No se realizarán más ventas de oro.
  2. Las reservas de oro se almacenarán en Suiza
  3. El porcentaje de las reservas de oro sobre los activos del SNB debe ser de al menos del 20% (en la actualidad están en el 8%).

La cuestión es que parece ser que algunas encuestas apuntan a una posible victoria del Sí a la propuesta, lo que podría desencadenar un fuerte movimiento en el mercado que afectaría al oro y al franco suizo y, de rebote, al resto de mercados. En particular, si ganara el Sí el SNB debería actuar:

  • Doblando la cantidad de reservas en oro (recordemos que el SNB ha vendido una tonelada de oro diaria durante cinco años a precios entre 300 y 500 dólares/onza, por lo que para recuperar el oro vendido debería comprar la misma cantidad a más del doble del precio.
  • O vendiendo la mitad de sus reservas de divisas.
  • O una mezcla de ambos.

En el primer caso, veríamos una subida fuerte del oro y del franco suizo. En el segundo caso, la subida del franco sería incluso mayor, al tener que vender buena parte de sus reservas. En cualquier caso, la situación sería bastante catastrófica ya que pondría en grave peligro la marca de 1.2000 establecida en el par EURCHF. Por tanto, mucho cuidado con estar comprado en ese par el último fin de semana de este mes.

En cualquier caso, aunque ganara el No, es bastante probable que el EURCHF termine por romper la marca de 1.2000 si consideramos la hipótesis de la web SNBCHF.com. En particular, los autores de dicha web señalan que la inflación a largo plazo será superior en Suiza que en Europa, debido a la imposición de la marca de 1.2000, ya que la caída de los salarios en el sur de Europa presionará a la baja a la inflación en la zona Euro, cosa que no sucederá en Suiza. Además esta marca artificial devaluando el franco frente al euro está creando una burbuja inmobiliaria y bursátil, incrementando aún más el diferencial de inflación. Por ello, y aunque en Alemania mejoren las cosas y la inflación suba, los países de la periferia continuarán con precios y salarios bajos y no permitirá que el EURCHF suba demasiado, resolviendo la encrucijada del SNB como en 1978, cuando Suiza fijo un floor frente al marco alemán hasta que la mejora de las expectativas de crecimiento y la inflación alemana hicieron subir el cambio DEMCHF y permitió eliminar el floor establecido.

En definitiva, momento interesante en el mercado de divisas que posiblemente generará volatilidad y destrozará muchas cuentas, por lo que mejor mirar los toros desde la barrera.

 

Saludos,
X-Trader