Desde que Internet se ha metido en nuestras vidas, la forma de ver el mercado ha cambiado de forma radical. Hoy en día, a través de nuestro ordenador, somos capaces de conocer los precios en tiempo real en cualquier lugar del planeta. El ratón ha sustituido al teléfono y con un simple clic podemos introducir órdenes en los mercados que pueden ser ejecutadas al instante y a un coste mucho más bajo. Los mercados son cada vez más transparentes y más difíciles de manipular a medida que crezcan en número sus participantes. Disponemos de una cantidad de información casi infinita gracias a la red. Así mismo, los foros han terminado con la tradicional soledad del trader, permitiéndonos hablar unos con otros, intercambiar ideas, etc. Sin embargo, todo esto, que a priori parece claramente positivo, ha dificultado en exceso la labor del trader.


PARTE I: IR CONTRA EL GRAN HERMANO
Cualquiera puede darse cuenta de qué es lo que se vende en este mundillo. Por un lado tenemos a los vendedores de crecepelo. Cursos de trading con sistemas mágicos, que si Ondas de Elliot aplicado al intradía, que si scalping, que si combinamos unos cuantos indicadores, que si el análisis intradiario de hoy (sólo hay que ir a bolsacava.com y leer por encima la web). Y no podemos olvidar a nuestros queridos brokers. Tarifa plana para operar en el intradía, opere con los warrants de patatín, utilice la plataforma patatán para meter órdenes más rápidas, “utilice los consejos de nuestros expertos en el intradía”... Incluso nosotros mismos, en el foro, nos empujamos a operar en plazos cortos. Que si sistemas automáticos, que si recuentos, que si resultados, que si hay que evitar el riesgo de los gaps de apertura, que si hoy hice cinco operaciones...

Parece que en la Bolsa, el que no hace intradía no es nadie. Seguro que todos recordáis un documental que puso La 2 allá por el año 2000, en el que unos post adolescentes hacían intras con acciones tecnológicas y ganaban en pocos minutos el sueldo de un mes de mucha gente. ¡Aquellos chicos sí que sabían cómo ganarle al mercado! Al menos antes de que la burbuja reventase. Habría que verlos ahora...

El caso es que siempre se potencia el rabioso corto plazo. Para ello, utilizamos instrumentos muy apalancados. Fíjense en los valientes que operan en el Euro/Dólar. En dicho mercado las operaciones pueden ser de segundos de duración: entrar y salir. Fijaros en nuestro querido compañero del foro cttcs (mis respetos y mi máxima admiración) y sus señales. Hay días que realiza dos operaciones con cada futuro. En definitiva, el corto plazo reina sobre el largo plazo.

Pero ¿por qué? La verdad es que no logro comprenderlo. Cuando se opera a corto plazo, las comisiones que debemos pagar se multiplican. Además, fiscalmente es una práctica muy gravosa. Por otro lado, la carga psicológica y la presión a la que nos vemos sometidos (tanto si estamos ganando como si estamos perdiendo) es enorme. Por no mentar los estudios y estadísticas que reflejan que la operativa a corto plazo es poco menos que un suicidio. La dificultad del mercado aumenta cuanto menor sea el plazo temporal. Un operador en la City tose y te barren el stop. Sale una noticia y a barrer stops. Amenaza de bomba y a barrer stops. Es una locura.

Sin embargo, seguimos operando en el corto plazo. Yo creo que el motivo está en la propaganda, en lo que nos vende la industria del dinero. Nos han repetido tantas veces que la mejor forma de operar es en el corto plazo, que al final nos la hemos creído.

Fijaros en vuestro histórico de operaciones. Ahora comparadlo con el comportamiento de los índices. ¿No os da qué pensar? Calculad la rentabilidad de cualquier índice desde Marzo de 2003. ¿Cuántos la superan haciendo intradías? La mayoría de nosotros perdemos dinero, mientras que el índice sube. Un amplísimo porcentaje de los que hayan ganado dinero, seguro que lo hicieron en menor cantidad que el índice (cantidades que no les dan para vivir). Un pequeñísimo grupo de traders habrá ganado más que el mercado y vivirán del trading. Pero no nos engañemos, ese grupo no es ni un 1% de los traders. Entonces, ¿por qué seguimos empeñados en el corto plazo?

CORTO PLAZO LARGO PLAZO
Aumentan las comisiones al aumentar en turnover de la cartera. Como el turnover es bajísimo, las comisiones a pagar son despreciables.
Tiene una fiscalidad muy gravosa. Claras ventajas fiscales
Es totalmente aleatorio. Sus movimientos no responden a nada. A largo plazo son los fundamentales los que mueven los mercados.
La presión psicológica es casi insoportable tanto si se gana como si se pierde. Al comprar valor, la presión psicológica se reduce. Siempre hay tiempo para pensar.
Requiere dedicación completa y siempre se depende de la conexión. Puedes dedicarte a otra cosa y sólo dependes de ti.



La tabla superior muestra las diferencias entre el corto y el largo plazo. De ellas podemos deducir que, manteniendo que ganarle al mercado es siempre una labor dificilísima, es mucho más complicado lograrlo operando en el corto plazo. Debemos, pues, encaminarnos hacia el largo plazo. Hace pocos días, salía en yahoo.com un artículo que decía que los inversores (particulares e institucionales) tenían una media de mantener sus inversiones de 11 meses. Eso no es largo plazo. Yo me refiero a periodos de 2 a 5 años.

¿Por qué de 2 a 5 años? Sencillo. Lo que os voy a proponer es un método de especulación basado en fundamentales y en psicología de la masa. La base de este método es que el mercado, a corto plazo, es aleatorio. Se mueve según los miedos de los operadores, no se puede controlar, ni medir. El mercado a corto plazo es un caballo salvaje. Sin embargo, a largo plazo, los precios tienden a buscar sus valoraciones reales. Así, cuando un valor está muy infravalorado, hay que dar suficiente tiempo al mercado para que se dé cuenta de su error. Diversos estudios demuestran que en un plazo de 2 a 5 años, la eficiencia de los mercados es muy alta. Pongámonos las cosas fáciles. Utilicemos esos estudios.


Conclusiones
Aunque todos conocemos la dificultad que entraña el mercado a corto plazo, nos obcecamos en acortar nuestros plazos de inversión. La industria del dinero, nuestro Gran Hermano particular, nos vende la operativa a corto plazo como el gran secreto de los genios del mercado. Y nosotros, pobres traders de a pie, nos lo tragamos sin pararnos a pensar.

El corto plazo no tiene ventaja alguna. Luchamos contra nuestro broker (comisiones), contra el fisco (elevados impuestos), contra nosotros mismos (carga psicológica), contra los mejores operadores del mundo. Demasiados enemigos a batir.

Frente al corto plazo, tenemos el largo plazo. Una operativa a largo plazo reducirá el turnover de nuestra cartera y, por tanto, las comisiones a pagar. Los impuestos se reducen mucho, ponemos de nuestro lado el interés compuesto, nos facilitamos las cosas al operar en un mercado que tiende a la eficiencia, la carga psicológica es menor y siempre siempre tendremos tiempo para pensar. Al movernos en un plazo temporal de 2 a 5 años las cosas son, en definitiva, más sencillas. Pongámonos las cosas menos difíciles y apartémonos de la propaganda del sistema. Bienvenidos al largo plazo.

 

Un saludo y mucha suerte
Quinito

(Continuará...)


Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!