Tras la caída de MF Global y PFG Best parece que la National Futures Association ha reaccionado rápidamente para limpiar su imagen y poner coto a las prácticas deshonestas de los brokers. Así desde el 1 de Septiembre entran en vigor nuevas medidas que implican mayores controles para los Futures Commission Merchants (FCMs), en particular:

  • Los FCMs deberán enviar obligatoriamente una notificación al regulador en caso de que se produzcan cambios o movimientos en los balances de las cuentas segregadas. Dicha notificación debe ser enviada electrónicamente mediante el sistema Winjammer.
  • Asimismo, los FCMs deberán informar de los saldos mensuales y diarios en las cuentas segregadas.

Sin duda se trata de medidas bienvenidas pues permiten un mayor control de los FCMs y un incremento de la seguridad para los fondos de los clientes, aunque podría argumentarse que probablemente llegan tarde para muchos inversores (por qué ahora cuando ha pasado algo y no antes) y que quizás sería mejor que implementaran algoritmos en tiempo real que supervisaran todo lo que sucede en las cuentas para evitar cualquier tipo de intento de violación de las reglas.



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!