Podríamos decir que se trata de la crónica de una muerte anunciada, que se veía venir desde hace algún tiempo aunque muy pocos se esperaban que el desenlace de la historia fuera de esta manera. Pero así es: estamos en febrero de 2017 y el bróker FXCM ha sido sancionado y expulsado del mercado financiero estadounidense. ¿Cómo se ha llegado a este final? En este artículo, os contamos todos los detalles del asunto.


Los Orígenes

Para comprender bien la importancia del final de FXCM en EEUU, debemos remontarnos a Nueva York, 1999 (vaya, parezco Sophia Petrilo en Las Chicas de Oro :D): en ese año un joven llamado Drew (realmente Dror) Niv funda Forex Capital Markets (abreviado FXCM), un bróker de Forex que tuvo un gran éxito ya que por aquel entonces no había prácticamente nada. Al cabo de su primer año de negocio, FXCM ya movía un volumen de 250 millones de dólares al mes. En aquel momento no debemos olvidar que FXCM reconoce abiertamente que su modelo de ejecución es “Con Mesa de Dinero”, esto es, que actúan como Creadores de Mercado y que por tanto pueden actuar como contrapartida del cliente.

El crecimiento posterior de FXCM es imparable: en 2001 se registran como Futures Commission Merchant ante la NFA estadounidense y comienzan su expansión a nivel internacional abriendo oficinas en Londres, Paris, Sídney, Milán, Berlín, Tel-Aviv, Hong Kong, Tokio, Toronto, Atenas… Sin lugar a dudas Drew Niv & Co. están felices, el negocio no podía ir mejor.

Sin embargo, FXCM decide dar una vuelta de tuerca más a su negocio y en 2007 anuncian que cambian su modelo a No Dealing Desk, es decir, que pasan de ser creadores de mercado a actuar como un intermediario puro entre el cliente y los proveedores de liquidez a cambio de añadir un mark-up en el spread ofrecido. Por supuesto, el giro es todo un éxito y FXCM logra superar las 100.000 cuentas. Y en 2014 rematan la faena reduciendo los spreads a cambio de comisiones e introduciendo cuentas Mini (en las que sí reconocen que actúan como Dealers).

A tenor de todo lo que hemos contado hasta aquí, parecía que la historia de FXCM (que por aquella época se disputaba el 1º puesto como el mayor bróker de Forex retail con Saxo Bank a nivel mundial) no podía terminar mal ni mucho menos.

El Declive
Sin embargo, los dueños de FXCM no se esperaban la que se les venía encima. Como recordarán, el 16 de enero de 2015 el Banco Nacional de Suiza quitaba de forma inesperada el floor de 1.2000 en el par EURCHF provocando una caída de más de 2.500 pips en cuestión de segundos llevándose por delante a varios brokers, al no disponer de capital suficiente para hacer frente a las pérdidas de sus clientes antes los proveedores de liquidez. Y entre esos brokers con problemas estaba FXCM, el cual abría bajando un 90% en el Nasdaq el mismo día que se supo que no tenía fondos propios suficientes para afrontar las graves pérdidas (un agujero de 225 millones de dólares) provocadas por ese evento inesperado. Incluso en algún momento las acciones cayeron por debajo del mínimo de 1 dólar que exige Nasdaq para cotizar en lo que podía incluso suponer una violación de la legislación frente a sus accionistas y el mercado.


Pero tranquilos: en un tiempo record FXCM negoció un préstamo de 300 millones con Jefferies a través de su filial Leucadia, eso sí, con unas condiciones leoninas: 10% de interés anual, incrementado un 1.5% cada año con un tope del 17% anual.

Después de eso las cosas solo fueron a peor: tuvieron que vender multitud de áreas de negocio como FXCM Securities, la oficina de Japón o, más recientemente, el portal de contenidos DailyFX. Algo totalmente lógico ya que el tiempo corría en su contra y los de Leucadia apretaban: a pesar de tener solo 3 miembros en el consejo de administración del bróker tenían siempre la última palabra por el simple hecho de que les habían rescatado.

 
La Caída
Prácticamente dos años después de lo del EURCHF, en lo que parece una macabra broma del destino, FXCM es sancionado con una multa de 7 millones de dólares y la retirada de los permisos para operar en EEUU. ¿El motivo? Simple, entre 2009 y 2014 habían engañado a todo el mundo diciendo que no actuaban como creadores de mercado cuando en realidad… ¡sí que lo eran!

El truco para engañar al regulador era bastante burdo: la mayoría de las órdenes de sus clientes (en ocasiones hasta un 80% de ellas) eran enrutadas a un proveedor de liquidez denominado Effex Capital, el cual a priori se consideraba como una entidad independiente. Sin embargo la NFA detectó que FXCM controlaba y daba soporte a Effex Capital (pusieron 2 millones de dólares y les promocionaron); a cambio Effex pagaba el 70% de sus beneficios a FXCM. Por si esto fuera poco, la NFA descubrió que Effex tenía libertad para realizar todo tipo de prácticas abusivas a la hora de ejecutar las órdenes de los clientes de FXCM, a cuyo libro de órdenes por supuesto tenía total acceso.

Y por si quedaban dudas, Effex Capital operaba ¡desde las oficinas de FXCM y estaba conectado a sus servidores mediante una VPN!

Todo esto explica bastante bien porque los clientes de FXCM (entre los que por cierto, me incluyo ya que tuve cuenta con ellos desde 2008 hasta hace unos meses) nunca recibían slippages positivos, algo por lo que ya fueron multados con 2 millones de dólares por la NFA en 2011. Esto es algo que lógicamente no podía pasar si realmente FXCM actuaba como No Dealing Desk.

Pero aparentemente la multa no les disuadió de seguir haciendo lo mismo, sino que además refinaron el engaño. En particular, Effex establecía un lapso de tiempo durante el cual, si el precio se movía a favor del cliente y en contra de Effex se rechazaba su orden, pero si sucedía lo contrario Effex se quedaba la diferencia y le daba al cliente un slippage negativo.

¿No tienen suficiente? Pues aún hay más: FXCM falló en la implementación de un programa adecuado en la lucha contra el blanqueo de capitales. De hecho la NFA ha detectado que los empleados de FXCM han hecho la vista gorda con ciertos movimientos sospechosos.

En definitiva: un engaño total y absoluto, similar en buena medida al que ya anticipé hace muchos años en una de mis Historias de Trading. Veamos ahora qué implicaciones puede tener todo esto.

Las Consecuencias
Lógicamente nada positivo: de entrada caída de las acciones de FXCM más del 60% en dos días, venta de todo el negocio de EEUU a Gain Capital (que por cierto también fue sancionada por el tema de los slippages negativos en 2011).
Y por supuesto mucha, mucha incertidumbre: de entrada despiden a 150 empleados. Lógicamente Niv & Co. tiemblan solo con pensar que cualquiera de ellos pueda hablar más de la cuenta y se destapen nuevas irregularidades.

A esto súmenle a varios bufetes de abogados representando a los accionistas de FXCM que se han puesto a investigar si las prácticas realizadas por el bróker han supuesto una violación de las leyes estadounidenses en cuyo caso Drew Niv y otros directivos podrían incluso sentarse en el banquillo.

Por su parte, Leucadia tampoco se ha pronunciado al respecto pero se comenta que, o bien podría reflotar la compañía y tratar de recomponer la marca FXCM o (más probable), se espere a que pase un poco el temporal para vender los restos a un precio algo mejor del que ahora mismo podría conseguir en plena debacle.

Y cuando aún no ha acabado esta historia, ya comienzan a verse nuevos nubarrones negros en el horizonte: dado que seguramente FXCM trate de salir a flote moviendo todo su negocio a Londres, es probable que la FCA les esté esperando ya con el cuchillo entre los dientes.

Después de haber escrito todo este artículo, me queda un sabor bastante agridulce (he sido cliente de ellos durante muchos años) y sobre todo una pregunta rondando por mi cabeza: ¿cuál será el siguiente bróker del que se destapen irregularidades en este turbio mundo del Forex?

Saludos,
X-Trader