Índice del artículo


INTRODUCCIÓN

Tras la introducción del primer artículo al concepto de gestión monetaria, en este nuevo artículo, vamos a avanzar un poco mas en la formación de la base teórica que necesitamos para entender esta poderosa herramienta, empezando por enumerar las fases que intervienen en la aplicación de una estrategia de gestión monetaria y cómo afectará a nuestros resultados. Después analizaremos las principales categorías de estrategias: martingale y anti-martingale, repasaremos el mayor riesgo relacionado con cualquier estrategia de gestión monetaria anti-martingale: el apalancamiento asimétrico y por último enumeraremos lo diferentes modelos que existe para valorar nuestra Equity o cuenta destinada al trading.


LAS TRES FASES DE LA GESTIÓN MONETARIA

Una vez que tenemos nuestro sistema de trading y nuestra estrategia de gestión monetaria, el siguiente paso lógico es el de aplicarlo en los mercados para obtener un beneficio del trabajo realizado, Ryan Jones en su libro "The Trading Game", distingue tres fases bien diferenciadas por las que pasará nuestra cuenta, independientemente del tipo de estrategia utilizada (Fixed-Ratio, Fixed-Fraction. Optimal f, Secure f, etc):

  • Sowing Phase o fase de sembrado. En esta fase la cuenta está en su punto mínimo, partimos del capital inicial y empezamos con un solo contrato. El trader no recibirá ninguno de los efectos favorables de la estrategia de gestión monetaria y además sufrirá los efectos negativos del apalancamiento asimétrico, término que definiremos más adelante, al empezar a añadir contratos, por lo que los resultados serán inferiores a los que obtendríamos al aplicar nuestro sistema de trading sin gestión monetaria.

 

  • Growing Phase o fase de crecimiento. En esta segunda fase se empiezan a ver los efectos de la estrategia, el efecto del apalancamiento asimétrico disminuye y el trader llega a un punto en el que incluso si el sistema de trading no es eficiente, nuestra cuenta mostrará beneficios.

 

  • Harvest Phase o fase de recolección. En esta fase final es cuando nuestra cuenta muestra las" virtudes de nuestra estrategia de gestión monetaria. El apalancamiento asimétrico ya es historia y estamos en un punto sin retorno a las pérdidas, esto es, si nuestro sistema empieza a perder dinero nuestra cuenta no ser resentirá y se preservará el capital. Si ha tenido paciencia y disciplina con su sistema de trading y su estrategia de money management, este es el momento de los recoger los frutos del trabajo bien hecho.

 

"Ningún otro área de conocimiento del trading o la inversión puede multiplicar los dígitos de una cuenta de forma tan rápida como lo hace la gestión monetaria"
Ryan Jones


CATEGORÍAS DE MONEY MANAGEMENT Y SUS RIESGOS

Todas las estrategias de gestión monetaria se pueden clasificar dentro de las dos siguientes categorías. No son como mucha gente piensa estrategias en si, son sólo categorías. Por ejemplo, el Fixed-Ratio y el Secure f, son estrategias anti-martingale.

  • Estrategias Martingale. El incremento del tamaño de la apuesta después de cada pérdida se conoce con el nombre de Estrategia Martingale. Existen dos teorías sobre el origen del término Martingale, según la primera, proviene de un pueblo del sur de Francia llamado Martigues, cuyos habitantes han tenido siempre fama de extravagantes y por eso a la forma de jugar en el casino doblando la apuesta tras una pérdida se denominó "à la martingale", que se identificaba como "de forma absurda". Según otras fuentes proviene de un famoso jugador que en el siglo XIX frecuentaba los casinos de la Riviera Francesa. Es un método ineficiente ya que sólo funciona si tenemos capital ilimitado, uno de los ejemplos más claros de lo mala que puede ser esta estrategia lo tenemos en el juego que consiste en lanzar una moneda al aire y doblar la apuesta cada vez que nos equivoquemos. Este juego tiene esperanza cero. Funciona de la siguiente manera:

    Apostamos 1 € con cada lanzamiento de la moneda. Si sale cara ganamos 1 €, si sale cruz perdemos 1 €. Si sale cruz después de la primera jugada, doblamos la apuesta, por lo que en la segunda tirada apostamos 2 €. Si ganamos, ganamos 2 €, si perdemos, perdemos 2 €. Y así sucesivamente. El problema con esta estrategia viene cuando nos enfrentamos a una racha de pérdidas muy grande. La cantidad apostada se hace muy grande también. Por ejemplo, después de una racha de 10 fallos, la siguiente apuesta tendría que ser de 1.024 € y ya se han perdido de hecho 1.023 €, de tal manera que si acertamos en el undécimo lanzamiento nuestra ganancia final se quedará en 1€, mientras que nuestra pérdida potencial aumenta demasiado. Este tipo de juegos sólo tiene éxito si el jugador tiene capital ilimitado, así que dejemos estas estrategias para los casinos, no para el trading.

 

"El principal problema de los jugadores está en encontrar un juego con expectativa positiva. El jugador, además de esto, necesita aprender a gestionar el tamaño de sus apuestas, es decir, la gestión monetaria. En los mercados financieros el problema es similar aunque más complejo. El jugador, que se denomina Inversor," busca la maximización de la relación rentabilidad-riesgo."
Edward Thorp

 

  • Estrategias Anti-Martingale o Reverse-Martingale. En esta categoría vamos a hacer lo contrario con las Martingale, tras una operación ganadora subiremos la apuesta y ante una operación perdedora reduciremos nuestra apuesta, de esta forma protegeremos nuestros beneficios cuando venga la racha perdedoras y dejaremos que corran en las rachas ganadoras. Son las estrategias que debe utilizar el trader. Los métodos más conocidos y probados del mercado pertenecen a esta categoría y el mayor riesgo de las mismas está en el apalancamiento asimétrico, que veremos a continuación.