Hoy les propongo lo siguiente: imaginen que los pensamientos y acciones que realizan de manera consciente son como correos electrónicos enviados a su mente, si bien algunos de estos mensajes contienen "attachments" ocultos que activan mecanismos psicológicos inconscientes de consecuencias impredecibles.

Cuando la activación de uno de estos mecanismos tiene consecuencias destructivas sobre nuestros "discos duros" mentales, nos encontraremos realizando acciones que parecen fuera de nuestro control, como por ejemplo introducir órdenes en el mercado de manera irracional (otro ejemplo, decir aquella palabra que no debias decir a un amigo porque sabias que le haria daño y sin saber como, sale de tus labios)

Así, parece ser que aquellos traders que utilizan menos tiempo para tomar sus decisiones, son más propensos a sufrir los resultados de dichos mecanismos psicológicos inconscientes que acabamos de comentar que aquellos traders que dedican un buen rato a planificar sus operaciones. Claro que en la práctica no es fácil determinar cuando nuestras acciones son causadas por mecanismos inconscientes.

Para ello, resulta útil tratar de escuchar atentamente las cosas que nos decimos a nosotros mismos (ya sea en voz alta o mentalmente), examinando cuidadosamente aquellas con un talante negativo. En particular, tomen nota de frases parecidas a las siguientes:


- No soy lo suficientemente inteligente como para procesar toda esta información rápidamente y entrar en el mercado.

- Tengo miedo de arriesgar este dinero para comprar tantas acciones.

- Mis decisiones de venta son siempre precipitadas, mi timing es terrible.

- Los cuidadores están ahí fuera para cazarme, nunca ganaré


Tanto si este pensamientos proceden de su inconsciente como si no, cuando Vd. se oiga decir o pensar cosas negativas intente neutralizarlos con pensamientos positivos o de lo contrario, dichos pensamientos negativos harán que Vd. opere de manera incorrecta e impulsiva, reforzando dichos pensamientos y acciones negativos.

Por ejemplo, si Vd. piensa que los cuidadores están acechandole, decide cerrar su posición por si acaso por miedo obteniendo pérdidas o escasas ganancias y después el mercado se gira en la dirección que pensaba que iria, pensará dos cosas malas en vez de una: que los cuidadores estaban esperando a que cerrara la posición para mover el mercado y que Vd. no sabe salirse correctamente. Tenga cuidado en la siguiente operación si sigue pensando esas cosas...

Como reflexión final, tengan presente lo siguiente: una parte de su mente está controlada por el inconsciente. No le pierda el respeto ni lo subestime, no conseguirá nada. Ignorarlo tampoco es la mejor solución. Trate de neutralizarlo desde su propia consciencia.

Un saludo
Psyke


Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!